Domingo, 12 de julio de 2009

Y como todo es el contexto, no es lo mismo la democracia en la esclavitud, en el capitalismo, en el socialismo centralizado o descentralizado, ni la libertad ni el libre mercado. el riesgo inversor, el dinero, etc.

Democracia y libertad, bla, bla, bla siempre que ellos, adictos al dinero, se lleven lo más sabroso del pastel. Mientras un obrero gana 100 de x moneda, los explotadores, especialmente, intermediarios y mayoristas, ganan 6000, eso sólo en agricultura y en un día. Con tanta desigualdad a favor de una minoría, lo de un hombre un voto es un timo y especialmente cuando el electo no tiene realmente poder y renuncia a intervenir en la economía para que quede en manos de codiciosos y ellos sean los únicos que intervengan en ella. La crisis económica actual es la prueba de que ha sido así. Si el electo no tiene poder, qué decir del elector sin más recursos que su inteligencia y fuerza de trabajo. qué decir de analfabetos y enfermos por culpa de la inexistencia de sanidad al alcance de todos. ¿Qué libres pueden ser las clases bajas en el capitalismo estadounidense si son esclavas de la necesidad? La sanidad para todos evita que las enfermedades contagiosas perjudiquen incluso a las clases más privilegiadas. Ni como egoístas valen una mierda. Y de demócratas, mucha propaganda y poco contenido. Para torear al pueblo sí son unos artistas estos humanos de apariencia, alimañas de contenido. Chávez es un humano, Correa, Zelaya también; sus enemigos lo parecen. Y si hablamos de ser cristianos, los tres lo son mucho más que la iglesia y los protestantes anglosajones. La misión cristo es una idea de Chávez.
Para crear su cielo partícular en la tierra y mantenerlo, los adictos al dinero. riqueza, no dudan en mantener en el infierno a la inmensa mayoría de la población, ya sea ayudados por el ejército, la policía privada y pública, etc. Y sin olvidar el colaboracionismo de sacerdotes y periodistas capitalistas o asalariados de ellos. Éstos divulgan más prejuicios que información para alienar psicológicamente al pueblo y que vote hipnotizado en vigilia. Así logran que los explotados padezcan una especie de Síndrome de Estocolmo hacia sus explotadores y se sientan en deuda con ellos. En realidad debería ser al revés.


Tags: democracia, voto, timo, enfermedades, enfermos, agricultura, sanidad

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada