Viernes, 17 de julio de 2009

Entrevista a Victora Aldunate, integrante del colectivo feminista chileno "Memoria Feminista"
"Ser feminista es rebelarse a lo establecido para ser feliz"

Coreo del Sur


Victoria Aldunate (1), confiesa que se vino a vivir a nuestro país "por amor", por otro lado afirma que le interesa y admira el "proceso de cambio boliviano". Ella es integrante de una colectiva feminista autónoma de Chile llamada "Memoria Feminista", y actualmente forma parte de una propuesta teórica y activista definida como "feminismo comunitario", concebido y compuesto por Julieta Paredes y otras mujeres de Bolivia.
Victoria estuvo en Sucre del 25 al 28 de junio, es terapeuta y tiene trayectoria de trabajo "con mujeres que viven violencia" -como las define, ya que no acepta llamarles "víctimas"-, por ello, en su estadía en nuestra ciudad dio una muestra de su enfoque de lo que denomina Violencia Estructural contra las Mujeres en la Brigada de Protección a la Familia, y el fin de semana, en Fundación Pachamama, facilitó un taller con diversas mujeres sobre Cuerpo, Emoción y Autoimagen.

C.J.: Victoria se habla mucho sobre "violencia doméstica o violencia intra familiar" hacia las mujeres, pero poco sobre esa violencia estructural hacia nosotras. ¿Puedes hablarnos un poco de esto?

La Violencia estructural contra las Mujeres es una forma de control y dominio patriarcal, no es la excepción, si no la regla de un sistema que desvaloriza a las mujeres y a todo lo femenino. La Violencia estructural tiene que ver con que No Existe Ninguna Mujer Que No Viva Violencia. La que cree que no la ha vivido es que no ha aprendido a ver, es que está tan desconectada de su cuerpo que no logra identificar lo que siente y ha normalizado las burlas, la venta de lo que sea a costa del cuerpo de las mujeres, la subvaloración, el despojo de la tierra, el territorio, el dinero, de su propio trabajo doméstico que en el patriarcado no se cuenta como trabajo. El trabajo doméstico impago de las mujeres subvenciona gran parte de la riqueza del mundo, pero en las cifras mundiales somos las más pobres de los pobres. De los 1.300 millones de pobres absolutos que reconoce la FAO, el 70 por ciento son mujeres, el resto sus wawas. Los hijos e hijas, se dice, heredarán la pobreza de sus madres. No es sólo la Violencia llamada doméstica, no es la "intrafamiliar" que sólo toma en cuenta a las mujeres en cuanto "esposas", "madres" o "hijas" y deja fuera a las mujeres en prostitución, a las lesbianas, a las luchadoras perseguidas y castigadas en su cuerpo de mujer con el abuso sexual, a las trabajadoras de las maquilas acosadas y burladas por los patrones y capataces, a las mujeres jóvenes que no son esposas ni madres de los hijos del agresor, si no una novia, por ejemplo, sin lazos familiares.... La Violencia estructural es simbólica cuando usa a las mujeres para vender una cerveza, es económica, es física, es sexual, en machista, de pareja o no. Se trata de una manera de ver y tratar a las mujeres por ser mujeres. La mitad de las mujeres que mueren por homicidio mueren por femicidio, es decir a manos de hombres que han sido sus parejas, sus proxenetas, sus amantes, sus novios, etc. Los hombres matan a las mujeres porque ellas no hacen lo que ellos creen que debe hacer una mujer. Y los hombres matan a los hombres también, muchos hombres mueren en riñas... El patriarcado es violento por definición, la Violencia es estructural, ejercida desde el Estado y muchas de las iglesias.

C.J.: ¿Cuál es la importancia de trabajar cuerpo, imagen, emoción y violencia?

La importancia, como yo lo veo, radica en que en la medida que las mujeres hacemos autoconciencia corporal comenzamos a conectarnos con nosotras mismas, y así mismos a reconocer nuestros límites, lo que no queremos, lo que no aceptamos, los que nos gusta y lo que no. De esa manera aprendemos a resistir el patriarcado y las más osadas a rebelarnos a él. Aprendemos a ver, a descubrir la violencia y crear y re-crear un mundo como queremos, como nos parece digno, respetuoso y amable. Eso se hace, desde donde yo trabajo, la gestalt y el feminismo, de muchas maneras, pero una de las que más me gustan son los talleres de autoconciencia que revisa los recursos emocionales y afectivos de cada una para fortalecernos y comenzar a decidir en vez de asumir un orden patriarcal de control y dominios sobre nuestros cuerpos y nuestra dignidad. Estos talleres a menudo facilitan ver aquello que antes no veíamos porque era parte de lo que nos enseñaron que era normal y nos agredía, sobre eso trabajo desde el feminismo.

C.J. A pocas/os nos resulta extraño el término feminismo y feministas, pero partamos de una definición

El feminismo es antes que nada una propuesta ética y política de mujeres para toda la humanidad, es también una propuesta revolucionaria porque plantea un cambio radical social. Es un movimiento social, activismos, también son elaboraciones teóricas y creaciones prácticas. El feminismo ha desarrollado otro paradigma sobre cuerpo, sexualidad, deseos, comunidades e individuas. Mantiene otro paradigma sobre el mundo entero porque no hay temas de mujeres o temas feministas, todos los temas del mundo son nuestros porque las mujeres somos la mitad de la Humanidad -la mitad de cada pueblo como dice Julieta Paredes(2)- y todo, desde la economía hasta el amor nos importa porque todo es parte de nuestra vida igual que de la vida de los hombres. En lo teórico tiene elaboraciones específicas como el concepto de Patriarcado, Femicidio o el enfoque de Género. Justamente conceptos como el Género han sido cooptados, o sea robados por el sistema patriarcal y neoliberal y en ese punto por ejemplo ha surgido la discusión sobre autonomía e institucionalidad en el feminismo...

C.J.: Desde hace años se habla de un quiebre interno entre feministas autónomas y las institucionales. ¿Puedes explicar las razones de esa bifurcación y las líneas ideológicas que las diferencian?

Sucede que conceptos como el Género han sido vaciados de su contenido político y esto ha sido posible gracias a "expertas" y "expertos" que han tomado estos conceptos y los han reciclado entregándolos a instituciones patriarcales. Ahora resulta que el Banco Mundial, responsable de la pobreza selectiva de las mujeres(3) tiene enfoque de género, las empresas trasnacionales más explotadoras y depredadoras dicen que tienen enfoque de Género, y estados persecutores de los pueblos indígenas como el Estado Chileno tiene políticas de Género, etc. Se maquillan a costa de un concepto arrancado al feminismo, con la complicidad, muchas veces, de instituciones como algunas ONG y algunos movimientos que no discriminan entre activismo y proyectos. A partir de estas críticas -y otras- es que en Latinoamérica, el 96 en Cartagena de Chile, en el VII Encuentro feminista se explicita la corriente autónoma diciendo que institución no es feminismo. Hemos cuestionado las políticas llamadas de género y hemos revelado el contenido patriarcal de estas políticas que no hacen más que actuar como una especie de calmante sin cambiar la situación real de las mujeres. El feminismo autónomo es autónomo de toda institución, no somos "expertas", ni académicas, ni patronas de ONG, independiente de que podamos trabajar remuneradamente en esos trabajos, pero nuestro activismo no es remunerado ni defiende intereses institucionales. Claramente el feminismo no puede aliarse con las derechas que son quienes defienden los intereses de los grupos de poder, los que ejercen el poder y el dominio sobre los y las explotadas, sobre los y las oprimidas.... El feminismo radical históricamente surge de las izquierdas, de mujeres que reconocen el patriarcado dentro de sus compañeros, pero no por ello reniegan de la revolución. Y en nuestro continente surge de mujeres perseguidas y denunciantes y ex presas políticas de dictaduras fascistas y neoliberales.

C.J.: Otra de las reflexiones que el feminismo realiza, es no dicotomizar la vida privada y la pública, aparte de explicarnos un poco esto, puedes decirnos ¿que ha aportado el feminismo en tu vida?

Respecto a no dividir lo público y privado, las feministas explicamos que lo personal es político, la violencia de pareja no es un "problema personal", es un problema político, cultural, público de una sociedad que permite la violencia contra las mujeres.

Creo que lo más importante que me ha aportado el feminismo en mi vida, es la libertad real de actuar y ser como siento y quiero. Cuando eliges ser feminista tienes que elegir entre los costos que significa no serlo y los costos que tiene ser feminista, porque todo tiene sus desafíos -además de placer y alegría-. Los costos de No ser feminista tienen que ver con actuar bajo las reglas patriarcales y neoliberales de consumo, clasismo y arribismo, bajo esa tonta idea de "familia bien constituida" que no se sabe muy bien qué es porque en esas familias "bien constituidas" muchas veces se oculta maltrato, diversas situaciones que producen dolor a sus integrantes y hasta aburrimiento. Y ser feminista significa rebelarse a todo eso para ser feliz respondiendo a las propias necesidades y deseos. Eso, claro, a muchos no les gusta y te hacen zancadillas, pero quienes de verdad te quieren están contentos y contentas de verte feliz, cercana, dispuesta también a seguir ideales y a jugarse por ellos. Ser feminista es una postura de vida que involucra todo lo que una hace, construye y siente, lo que una ama, lo que a una le gusta. No creo en un feminismo académico que teoriza por un lado y, en cambio, en la vida cotidiana asume el imaginario y la estética patriarcal, que por lo demás me parecen feos. Digo que no le regalo muñecas barbies a mi hija, ni llevo a mis niños a comer a los burger inn gringos. El feminismo es práctica de vida, y yo soy feminista en mis relaciones afectivas, como madre, hija, pareja, amiga, como compañera de trabajo, como observadora del mundo también. Creo que ser feminista, es revelarse contra lo establecido, para ser feliz, lo establecido, son esas cosas que se supone debes hacer o tolerar aunque no quieras y las creas tontas, hipócritas o humillantes, aunque te hagan daño... Por ejemplo, tolerar chistes machistas que te denigran, servir a todo el mundo todo el tiempo, aunque estés cansada porque si no la familia de tu marido va hablar mal de ti, asumir un matrimonio que ya no te da alegría por callarle la boca al qué dirán.

C.J.: Desafortunadamente y por diversos motivos, dentro del imaginario colectivo el feminismo es concebido como una especie de revancha de mujeres contra hombres. ¿Puedes aclarar esta confusión?

Si, en muchas partes del mundo circula esta idea del feminismo como revancha de las mujeres contra los hombres, y esto indica falta de información. Así como el marxismo no es revancha de los empobrecidos contra los ricos si no otra propuesta, ni el indigenismo es revancha de los indígenas, el feminismo no es revancha de las mujeres. Lo que pasa es que a quienes están acostumbrados por siglos a tener el poder y no ser cuestionados seriamente cualquier denuncia o pronunciamiento les parece una "herejía", una amenaza grave. No soportan no seguir teniendo el toro por las astas y construyen esos mitos para desprestigiar cualquier pensamiento y acción que desafíe su poder y sus privilegios.

C.J.: Hablando de poder, y la denuncia que las feministas realizan de este y la despolitización del término "enfoque de género". ¿Puedes recobrar la dimensión e implicancia política de este término?

Es un concepto crítico que coloca al descubierto la correlación del poder entre los hombres y mujeres en la sociedad patriarcal. Es decir, revela que a unas se les adjudica un valor menor que a los otros, y que se les arranca el poder a las mujeres dándoles un lugar subalterno. También revela que eso no es natural si no una regla social patriarcal que tiene el objeto de tomar privilegios para los hombres.

C.J.: ¿Crees en el "empoderamiento" de las mujeres en la política o en la "igualdad de oportunidades"?

No, ninguna de las anteriores. Creo en el Poder de Poder Hacer, no en el Poder que a una supuestamente le entregaría un sistema, menos un sistema capitalista de estados patriarcales, con reglas machistas. No, no creo en la Condoleza Rice, en la Michele Bachelet, en la Cristina Krishner, menos en la Margareth Thatcher. Tener genitales femeninos no asegura una mirada ética y política que destruya el sistema patriarcal. Creo en el poder de hacer movimiento feminista, de hacer autoconciencia de mujeres, de de-construir el género, y eso se hace fuera de las instituciones patriarcales. Y la Igualdad de Oportunidades es una falacia muy neoliberal que quiere hacernos creer que una niña indígena y pobre por ejemplo, podría tener "igualdad de oportunidades" con un varón que nació en la ciudad en una familia rica. No, lo que se requiere es destruir las clases sociales y los géneros, destruir el racismo, el imperialismo de los países que se autodenominan "desarrollados", sólo entonces va a haber igualdad real, lo otro es colocar un parche a una herida que ya está gangrenada: el patriarcado neoliberal.

ACTIVISMO FEMINISTA

Pueblo Mapuche y Proceso Boliviano

Esta activista es también parte de organizaciones mapuche en Chile como la Coordinadora de Organizaciones Mapuche Autónoma (COOAMS), y en varias ocasiones ha pedido que no comparemos el proceso boliviano con el gobierno de Michele Bachelet. Según contó Victoria esta respuesta desconcierta a mucha gente, ya que se piensa que una feminista aplaudiría el gobierno de una mujer socialista.

C.J.:¿Cuáles son las críticas que haces al gobierno de Bachelet, que es tan admirado en el terreno internacional por ser el gobierno de una mujer?

Muchas, no me gusta nada su gobierno, ni de ninguno de los gobiernos de la llamada Concertación de Partidos Por la Democracia que es su coalición y ya lleva gobernando casi 19 años. Todos han sido neoliberales, han vendido medio país a las trasnacionales y criminalizan y persiguen a los movimientos sociales que se le oponen. Hoy especialmente a las organizaciones autónomas mapuche, que defienden su territorio. En Chile hay cerca de 50 presos y presas políticas mapuche, las comunidades son allanadas por personal policial de civil, las mujeres son golpeadas, las wawas aterrorizadas, se ha asesinado jóvenes mapuche como Matías Catrileo, casi se dejó morir en huelga de hambre a la Chepa, presa política y líder mapuche, si no hubiese sido por la presión internacional, habría muerto. Nada de eso me gusta, y todo lo denuncio en mis reportajes, en mis escritos y en mi activismo.

C.J.: ¿Cómo ves el proceso boliviano?

Simpatizo mucho con el proceso de cambios boliviano, me parece, lejos, el proceso más revolucionario de América Latina, y una oportunidad verdadera de parir una nueva realidad no solo para los hombres del pueblo si no para las mujeres del pueblo. "Pueblo" no tiene porque ser masculino, el Pueblo también es sexuado, como dice Julieta, y las mujeres del pueblo tienen que tener reparación. El Patriarcado es un proceso y un sistema que viola los derechos de todas las mujeres de distintas formas, de acuerdo a los lugares sociales, raciales, sexuales que ellas ocupan. Si las mujeres son del pueblo, son pobres, son indígenas, son más violentadas aún. En un proceso de cambios entonces, no sólo los empobrecidos, los indígenas, deben ser reparados, también las mujeres empobrecidas y las mujeres indígenas. Por ello me produce grandes esperanzas el marco conceptual del Plan de las Mujeres que conocí por el libro "Hilando Fino"(4) de Julieta Paredes. Y prefería este Plan cuando se llamaba "De las Mujeres" porque eso es lo justo, no que se llame "De Igualdad de Oportunidades". Espero que el cambio semántico no cambiará los contendidos, y sobre todo imagino que la fuerza para que ese Plan se lleve a cabo como lo necesitan las mujeres en Bolivia, depende en primer lugar de las mujeres organizadas, de ninguna institución, si no de la fuerza de la razón y la organización de las mujeres.

Victora Aldunate. Comunicadora, terapeuta y activista feminista autónoma de nacionalidad Chilena, actualmente reside en La Paz. Fue invitada a nuestra ciudad por la Asamblea Feminista de Sucre. Aquí participó del Encuentro de Estudios Bolivianos y dio varios talleres.

Notas

(1) Los escritos, artículos, reportajes, entrevistas de Victria Aldunate pueden encontrarse en Kaosenlared (www.kaosenlared.net/colaboradores/victoriaaldunatemorales) sección Chile, en La Haine (www.lahaine.org/index.php?blog=3&cat=114) sección autores, en De Igual a Igual
(www.deigualaigual.net/es/opinion/86-puntadas) Columnas, entre otras páginas web de contrainformación.

(2) Julieta Paredes de Mujeres Creando Comunidad, reconocida feminista boliviana.

(3) de los 1.300 millones de pobres absolutos como les llama la ONU, el 70% son mujeres y el resto sus hijos y sus hijas.

(4) "Hilando Fino", la propuesta del Feminismo Comunitario de Julieta Paredes.

http://correodelsur.com/2009/punoletra_0709/feminista.html


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious digg meneame


Tags: feminista, memoria feminista, del sur, mujeres

Publicado por blasapisguncuevas @ 15:08  | FEMINISMO
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por sonia
S?bado, 05 de febrero de 2011 | 13:36

buena entrevista, muy pedagogica

Publicado por Invitado
Domingo, 15 de julio de 2012 | 12:16

Me aclaro muchas dudas sobre feminismo.

sara

Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada