Lunes, 27 de julio de 2009
Por: José Laya
Fecha de publicación: 27/07/09
imprímelo mándaselo a
tus panas
Entre tantas declaraciones escuchadas mediante Telesur en relación a la situación de Honduras, me llamó la atención especialmente la de Patricia Rodas al referirse a la opinión de Hillary Clinton: “si ella no ve las diferencias, entonces no estamos hablando de la misma democracia… no estamos hablando del mismo conflicto”.

En efecto, los documentos que fundamentan los compromisos internacionales que suscriben los diversos países en organizaciones como Naciones Unidas, Organización de Estados Americanos, etc., suelen mencionar la democracia como único sistema aceptable universalmente e incluso establecen severas sanciones a los gobernantes que no se acojan a tan sagrado principio. Sin embargo, vemos como pueblos y gobernantes, naciones que luchan por su independencia o naciones que se entregan al designio de poderes imperiales e incluso naciones que imponen su grosero poderío militar para someter territorios que por ley le son ajenos, esgrimen la democracia como fundamento para su acción, sea en uno u otro bando.

¿Qué es entonces la democracia?...

Según Wikipedia “Se denomina democracia formal a aquel sistema político donde las normas constitucionales han previsto una separación de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, reservando a la soberanía popular la elección del primero mediante sufragio libre, igual, universal, directo y secreto”.

Para complementarlo podríamos citar un trabajo firmado por Felipe Giménez Pérez, publicado en Madrid en abril de 1995 y denominado La Democracia Formal, que expresa: “La democracia se rige por tres principios: el representativo, el electivo y el de la división de poderes. El principio representativo rige para el poder legislativo. Los diputados han de representar a sus electores y no han de estar sometidos a mandato imperativo. Por ello se impone un sistema electoral mayoritario a dos vueltas y uninominal. El principio electivo significa que los gobernantes han de ser nombrados directamente por el pueblo. El poder ejecutivo ha de ser nombrado en elección directa mayoritaria a dos vueltas por el pueblo. Me atrevería incluso a sugerir que el poder judicial también ha de ser nombrado por el pueblo para que la democracia sea completa. El principio de la división de poderes es el principio constitutivo del Estado Democrático. Sólo la división de poderes garantiza la libertad política que consiste simplemente en que el pueblo nombra y depone a sus gobernantes”.

Atendiendo a los que dudan de los resultados de una experiencia cuando se consulta la opinión de todo el pueblo, citamos un párrafo de El Hermeneuta Ecléctico, en su blog, que dice: “Las colectividades, como los individuos, se equivocan. La grandeza de la democracia es que cuando un colectivo se equivoca en democracia, está ejerciendo su derecho a equivocarse en libertad, está declarando su "mayoría de edad" para el ejercicio de su soberanía. No es que los pueblos, en democracia, no se equivoquen, es que tienen derecho a equivocarse... y el deber de aprender de sus errores pues, como decía Cicerón "errar es humano, pero sólo los estúpidos perseveran en el error".”

Si vemos con cuidado la DEMOCRACIA que alienta el regreso de Mel Zelaya a sus funciones gubernamentales, sin condiciones, estamos entendiendo la soberanía popular como principio básico en cualquier definición de democracia y concediendo a los pueblos la mayoría de edad, para su ejercicio. No obstante vemos el termino “DEMOCRACY” que pareciera corresponderse con el primero, pero en el idioma natal de Híllary; idioma también muy común en las pancartas costosamente impresas de los manifestantes de la derecha, en sus escuálidas pero muy bien alimentadas concentraciones de calle en nuestros países de habla hispana, y no tenemos más remedio que concluir que “democracy” es otra cosa: Democracy, deducido de los intereses y acciones de quienes esgrimen el término es algo que muy lejos de las soberanías populares, la dignidad de los pueblos, los tratados internacionales y las fronteras entre naciones, responde a una especie de respeto a un gobierno mundial, radicado en los Estados Unidos, que sirve a los intereses de las grandes empresas capitalistas internacionales y que se sirve del Ejército Estadounidense y algunos aliados para su imposición.

En todo el mundo, pequeñas individualidades que aspiran o han logrado en cierta medida su alianza libre e incondicional con el capital internacional, sin la pesada carga de los aportes para el bienestar de sus conciudadanos, luchan por la “democracy”. Aquellos que aspiran o se han servido de privilegios de poder para inyectar en sus arcas dineros de sus conciudadanos para aparentar una falsa eficiencia y una gran habilidad para “los negocios”, luchan por la “democracy”. Aquellos que aspiran o han especulado groseramente, escondiendo cuantiosos fraudes derivados del monopolio y la trampa en la ingenua figura del “libre mercado” y “las leyes de la oferta y la demanda”, luchan por la “democracy”.

Democracia es algo que muy pocos han logrado definir con precisión y mucho más difícil ha sido lograr su aplicación a cabalidad; pero conduce a una idea de justicia y bienestar de los pueblos, sin discriminación y con tendencia a la eliminación de la pobreza y la carencia de oportunidades que sufren grandes cantidades de seres humanos, en mayor o menor grado, en todos los países del mundo.

Democracy es una forma no muy sofisticada de lo que siempre ha habido como relación entre los seres humanos. El que inventó el garrote, dominó a su adversario y lo puso a su servicio. Ahora la alternativa humana parece ser: Apoyo y me sumo a los que tienen el garrote bajo la figura de la Democracy, o sigo luchando por la distribución equitativa del bienestar de los pueblos, que en perspectiva significa la preservación del planeta y por ende la preservación de la especie. Para esto empezaríamos por la Democracia y quien sabe cuantas figuras más avanzadas crearían los pueblos libres del futuros en su larguísima sobrevivencia.

[email protected]

Tags: democracia, Clinton, soberanía popular, wikipedia, sistema electoral, división de poderes, derecho

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada