Jueves, 30 de julio de 2009
Portada :: Economía
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 30-07-2009


DEUTSCHE WELLE


En el ámbito financiero europeo se teme que el número de portadores de tarjetas de crédito incapacitados para pagar sus deudas a los bancos llegue a niveles tan altos como los alcanzados en EE.UU. en junio de 2009.

El miedo es más contagioso que la gripe porcina. Eso lo saben muy bien los trabajadores del sector sanitario, pero también los profesionales del ámbito financiero europeo, entre quienes cundió el pánico cuando se supo que el número de portadores de tarjetas de crédito incapacitados para pagar sus deudas a los bancos estadounidenses había alcanzado una cifra récord en junio de este año. De inmediato se difundió la noticia de que “la crisis de las tarjetas de crédito” se dejaría sentir pronto en el Viejo Continente.

El diario económico The Financial Times y la revista alemana Der Spiegel comentan que los consumidores europeos –la mayoría de ellos británicos– tienen una deuda con las instituciones bancarias que actualmente asciende a 2, 5 billones de dólares. Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), los institutos que ofrecen créditos corren el peligro de perder el 7 por ciento de esa suma debido a la inminente insolvencia de sus clientes.

EE.UU. exporta su miedo a la crisis

“En Europa no se espera una crisis con las proporciones de la que actualmente afecta a los Estados Unidos, en donde las tarjetas de crédito se usan como forma de pago con muchísima más frecuencia que acá”, explica el Dr. Christian Dreger, especialista en coyunturas financieras del Instituto Alemán para la Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán) de Berlín.

Dreger relativiza hasta cierto punto los argumentos con que otros expertos han hecho sonar la alarma en el sector financiero europeo: “Las deudas de quienes poseen tarjetas de crédito no pueden considerarse de antemano como deudas incobrables o que deban darse por perdidas. La gran mayoría de esas deudas van a ser pagadas, de eso no cabe duda”, asegura, usando un tono que contrasta con el de los dramáticos reportes aludidos anteriormente.

A la medida de cada país

The Financial Times cita a la agencia nacional que asesora a ciudadanos con deudas en Gran Bretaña, según la cual el número de personas que temen no poder seguir pagando sus hipotecas y créditos se ha duplicado desde mayo de 2008, de 20.000 a 40.000. El hecho de que esta tendencia vaya en aumento en la isla y de que las economías de los países europeos sean relativamente interdependientes atiza el miedo de los bancos más allá de las fronteras británicas.

Sin embargo, Dreger insiste en que, de presentarse una crisis a escala europea, cada país la padecería con intensidades diferentes. “Es una cuestión de mentalidad: muchos establecimientos comerciales alemanes todavía tienen problemas para aceptar pagos con tarjetas de crédito, mientras que en Gran Bretaña son aceptadas por doquier. Si llegara a tener lugar una crisis en este ámbito, Gran Bretaña se vería más afectada que Alemania”, dice Dreger.

Los bancos auguran lo peor

“Los alemanes tienden a prestar atención a sus hábitos de consumo y procuran no endeudarse; aunque, desde luego, esa cualidad varía de un lugar a otro”, agrega el investigador del DIW. “El contraste puede ser muy grande aún dentro de un mismo país. Cuando se compara el uso que se hace de las tarjetas de crédito en distintas regiones, queda claro que hay más oportunidades de endeudarse en una gran ciudad como Berlín que en pueblos pequeños o en zonas rurales”, sostiene Dreger.

El creciente desempleo, otro de los síntomas de la actual crisis financiera global, también oscurece las perspectivas de las instituciones que otorgan créditos y las de sus clientes, pero el experto en coyunturas económicas se niega a sumarse al coro de pesimistas: “Con el incremento del desempleo aumenta también el riesgo de que se suspenda el otorgamiento de créditos a muchos consumidores; pero no por eso podemos dar por sentado desde ya que los bancos sufrirán graves pérdidas. Ciertamente, en Alemania se espera que crezca el desempleo, pero, dentro de todo, no estamos entrando en un marco inusual o desconocido”, argumenta Dreger para alivio momentáneo de muchos.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious digg meneame


Tags: crisis, tarjetas de crédito, gripe, deudas, hipotecas, agencia, consumidores

Publicado por blasapisguncuevas @ 17:38  | SEXUALIDAD
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada