Viernes, 31 de julio de 2009

Congregación de jóvenes chilenos.

En Chile, el Estado no hace clasificaciones étnicas de la población, pero existen investigaciones que consideran que el grueso de los chilenos pertenece a dos grandes grupos étnicos, blancos y mestizos, que juntos constituyen alrededor del 95,4% de la población.[1] [2]

Existen variaciones respecto a las estimaciones de los porcentajes de blancos y mestizos en Chile, ya que no existen datos oficiales ni criterios uniformes para realizar estos estudios. De acuerdo a las estimaciones de Lizcano (2005), la población blanca correspondería a un 52,7% de los chilenos, mientras que la población mestiza a un 44%.[3] Por su parte, Esteva-Fábregat señala que los blancos serían más de un 60% de la población chilena, mientras Waldmann habla de la existencia de una mayoría mestiza.

Contenido

 Orígenes de la composición étnica chilena

Población rural del país en el siglo XIX según Claudio Gay

Se estima que a comienzos del período colonial, a fines del siglo XVI, la población del reino de Chile, es decir, del territorio comprendido entre Copiapó y Chiloé, estaba compuesta por aproximadamente 240 mil indígenas "pacíficos", unos 10 mil blancos, alrededor de 20 mil mestizos y unos 19 mil negros, mulatos y zambos.[4] El proceso de mestizaje habría comenzado porque los españoles se emparejaban con mujeres picunches y de los otros pueblos indígenas de la zona, ante la ausencia de mujeres penínsulares.

Dicha situación habría comenzado a cambiar con la llegada de mayor volumen de mujeres españolas, y por la disminución del mestizaje luego de la rebelión general indígena de 1598, que fijó la frontera de la colonia en el río Bío-Bío, significó la perdida del control español de los territorios ubicados del Bío-Bío al sur y la disminución de la población indígena encomendada.[5] Hacía 1620, la población estaba compuesta por alrededor de 300 mil habitantes de los cuales el 5% era blanco (penínsulares y criollos), el 13% mestizo, el 7,5% negro, mulato o zambo, y el 76% indígena. En estas estimaciones de población se excluyen los denominados indígenas rebeldes, pues ellos habitaban territorios no controlados por los españoles, y sobre los cuales las estimaciones de población son más imprecisas. No obstante se calcula su número en torno a las 500.000 personas, lo cual representaría alrededor del 63% de la población total del territorio entre Copiapó y Chiloé.[6] Sea como fuere, las estimaciones generales del período que va desde 1600 a 1680, arrojan una disminución de la población total de alrededor de los 290 mil habitantes.

Otras estimaciones de fines del siglo XVII señalan que la población alcanzaba solamente los 152.000 habitantes, y estaba compuesta por un 72% de blancos y mestizos, un 18% de indígenas y un 10% de negros, mulatos y zambos.[7] Estas estimaciones excluyen a los habitantes de la zona controlada por el pueblo Mapuche, al sur del Bío-Bío, y al norte de Valdivia.

El mestizaje provendría fundamentalmente de la mezcla entre españoles y criollos de origen castellano, extremeño y vasco e indígenas pertenecientes principalmente a los pueblos picunche, diaguita y mapuche (habiendo desaparecido los 2 primeros durante la colonia); y luego de estos con las diversas migraciones sucesivas. Al anexarse Antofagasta y Tarapacá tras la Guerra del Pacífico (1880) se incorporaron aymarás y quechuas.[8] En el censo del 2002 señalan que un 4,6% de la población seria indígena, la cual en su mayoría también presenta grados variables de mestizaje.[9]

A su vez, los criollos o blancos nacidos en Chile descienden mayoritariamente de la antigua inmigración española ocurrida durante la conquista, la colonia y en siglos recientes y de las diversas inmigraciones ocurridas en Chile principalmente de alemanes, británicos, italianos, franceses, croatas, palestinos, israelíes y de otros países de Europa y el Medio Oriente.

 Inmigración europea y árabe

Artículo principal: Inmigración en Chile
Inmigrantes franceses en Chile

Chile recibió una gran oleada de inmigrantes europeos, principalmente en la zona norte ,sur del país y los puertos principalmente. Durante los siglos XVIII, XIX y a principios del siglo XX. Los inmigrantes europeos que arribaron a Chile son en su mayoría españoles, alemanes, británicos (incluyendo escoceses e irlandeses), italianos, franceses, austríacos, holandeses, suizos, griegos y croatas.

En 1848 ocurrió una considerable inmigración de alemanes y franceses, la inmigración alemana fue patrocinada por el gobierno chileno con propósitos de colonización para las regiones meridionales del país. Estos alemanes (también suizos y austriacos), notablemente atraídos por la composición natural de las provincias de Valdivia, Osorno y Llanquihue, se instalaron en las tierras regaladas por el gobierno chileno para poblar la región. Debido a que muchas zonas del sur chileno estaban escasamente pobladas, las huellas de esa inmigración alemana son bastante notorias. También se registra un gran número de alemanes llegados a Chile tras la primera y segunda guerra mundial, especialmente en el sur (Valdivia, Temuco, etc.) Actualmente los descendientes de esos primeros inmigrantes viven en su mayoría en las grandes ciudades, siguiendo la lógica de concentración de la población, fenómeno que se observa progresivamente en Chile desde el siglo XX.

Los chilenos de origen vasco son entre 1.600.000 (10%) y 3.200.000 (20%)[10] [11] [12] [13] .[14] Otros grupos de inmigrantes históricamente significativos son los los croatas con 380.000 mil descendientes siendo el segundo país del mundo con mayor número de descendientes de croatas,[15] [16] además de italianos, suizos, franceses, británicos según ciertas estimaciones, serían entre 350.000-420.000 mil a 700.000 los descendientes de britanicos en Chile.[17] [1]Además de griegos los cuales, según la embajada de Grecia, cuenta entre 90.000 y 120.000 mil descendientes, siendo Chile uno de los 5 países con más descendientes de griegos en el mundo.[18] Otros orígenes europeos también se encuentran, pero en menor cantidad.

En la secuelas de la Guerra civil española, 2.200 republicanos españoles principalmente catalanes y vascos desembarcaron del Winnipeg en Valparaíso, un buque francés que había sido facilitado por Pablo Neruda, entonces cónsul en París.

Chile también recibió una gran cantidad de inmigrantes provenientes del Oriente Medio, especialmente palestinos, siendo esta colonia la más grande fuera del medio oriente con 450.000 a 500.000 integrantes[19] [20] [21] junto con libaneses, sirios, y la comunidad de Armenia.

 Etnias indígenas originarias

Mujer de la etnia mapuche a principios del siglo XX.
Artículo principal: Pueblos originarios chilenos
Pertenencia a pueblos indígenas (2002)
Alacalufes 2.622 0,02% Mapuches 604.349 4,00%
Atacameños 21.015 0,14% Quechua 6.175 0,04%
Aimara 48.501 0,32% Rapa Nui 4.647 0,03%
Colla 3.198 0,02% Yámana 1.685 0,01%

Si bien desde la colonia se tienen estimaciones del volumen de población indígena en el país, recien en el censo de 1907 se contabilizó a la población indígena de modo sistemático y confiable. Según los resultados del censo el número de indígenas alcanzaba las 101.118 personas (un 3,1% del total de población), concentrados preferentemente en las provincias de Cautín y Valdivia, no obstante debe considerarse que este número excluye a los pueblos originarios del norte, de Rapa Nui y del extremo sur, pues solo contabilizaba a la población indígena de Arauco a Llanquihue.[22]

Según el Censo 2002, un 4,6% de la población chilena (692.192 personas) se declaró indígena y perteneciente a uno de los ocho grupos étnicos reconocidos en la legislación vigente. De éstos, 604.349 (87,3%) se declaró mapuche, 48.501 se declaró aimara, 21.015 se declaró atacameño, 6.175 quechua, 4.647 Rapa Nui, 3.198 colla, 2.622 alacalufe y 1.685 yámana. La mayor parte de la población indígena chilena exhibe grados variables de mestizaje.[23]

Algunos pueblos originarios de Chile desaparecieron por la aculturación y el mestizaje, tal es el caso de los picunches, diaguitas, chonos y changos; mientras que un elevado número de Selknam desaparecieron por el exterminio que llevaron a cabo los colonizadores de Tierra del Fuego a comienzos del siglo XX. Otros factores que contribuyeron a su extinción fueron las enfermedades contraídas del hombre blanco ( principalmente viruela ), el alcoholismo y la absorción misma resultante del mestizaje.

 Referencias

http://convergencia.uaemex.mx/rev38/38pdf/LIZCANO.pdf

 Véase también


Tags: Chile, población, Universidad, mestizaje, inmigraciones, investigaciones

Publicado por blasapisguncuevas @ 19:26  | CHILE
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada