Viernes, 31 de julio de 2009

 
Por: Cruz Esteban Febres Despujols
Fecha de publicación: 31/07/09
imprímelo mándaselo a
tus panas
Amigos lectores, es impresionante observar como esta caminando el mundo; en Estados Unidos un Presidente que no puede ir más allá del Pentágono; porque correría la suerte de Kennedy, por eso Venezuela seguirá siendo victima de señalamientos de no luchar contra el narcotráfico, por parte del país que tiene un informe contaminado por la pluma de los mayores consumidores del mundo, en Colombia un Presidente acusando al Gobierno Bolivariano de facilitar armamento a la guerrilla colombiana, siendo que el mandatario Uribe esta seriamente comprometido con el paramilitarismo, ese que le quitó la esperanza al pueblo hermano con la muerte de Gaitán, ese paramilitarismo con representación en el Congreso Nacional del vecino país, que penetra nuestras fronteras y pretende convertir a Venezuela en un país donde reine la violencia, en Honduras un Presidente de Facto señalando que nuestro Comandante quiere provocar una masacre en Tegucigalpa, y el colmo: venezolanos, como el Pitiyanqui de Alejandro Peña Esclusa, desde Honduras cometiendo delitos y conspirando e incitando a que en Venezuela derroquen al Presidente Hugo Chávez con el método de Goriletti.

Los Venezolanos que le hagan el juego a Micheletti deben saber que dichas acciones, pueden ser objeto de sanciones penales de conformidad con lo tipificado en el articulo 132 del Código Penal, que establece: ¨Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años. En la misma pena incurrirá el venezolano que solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela, o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República o difamare a su Presidente o ultrajare al representante diplomático o a los funcionarios consulares de Venezuela, por razón de sus funciones, en el país donde se cometiere el hecho”.

Andan algunos personajes encubriéndose como opinadores de oficio con la pluma alegre, haciendo apología al delito, obviando que nuestro Código Orgánico de Justicia Militar consagra en sus artículos 476.1 y 481, lo siguiente: “La rebelión militar consiste: 1. En promover, ayudar o sostener cualquier movimiento armado para alterar la paz interior de la República o para impedir o dificultar el ejercicio del Gobierno en cualquiera de sus poderes. La instigación a la rebelión se castigará: con prisión de cinco a diez años y expulsión de las Fuerzas Armadas, a los oficiales y clases; y prisión de cuatro a ocho años a los individuos de tropa o de marinería¨. Resulta que la instigación a la rebelión es también un delito civil.

La mesa está servida para que la Fiscalía General de la República actúe contra esos personajes que no comprendieron que adversar en política no es tirarle piedra a nuestro sistema democrático, las instituciones del Estado en Venezuela no están al servicio de intereses bastardos como si lo están en Honduras, ¡la patria no se traiciona!

Lo que falta es que la Iglesia Hondureña se pronuncie anunciando que; ¡Cristo viene primero que Zelaya! suena risible, pero realmente el ALBA tiene al Imperio cual bestia herida, vienen momentos difíciles, pero ¡venceremos!

[email protected]

Tags: Conspiración, democracia, Pentágono, Venezuela, Colombia, Peña

Publicado por blasapisguncuevas @ 21:07  | VENEZUELA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada