Domingo, 02 de agosto de 2009
Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 02-08-2009




Cuando hay alguien enfermo en la familia ¿qué se hace generalmente? Se va a un consultorio o clínica y se busca a un doctor. Por supuesto, se necesita a alguien que observe al paciente y le suministre los remedios adecuados si es necesario. Lo último que haría alguien sería pedirle al doctor que no utilice sus recursos e instrumentos al máximo para mejorar al paciente.

La CEPAL , Comisión Económica para América Latina y El Caribe, acaba de sacar un documento sobre la situación actual de la economía latinoamericana en general y detallada de cada país integrante, llamémosle un diagnóstico en el sentido médico. Se refiere específicamente a cómo se ve afectado el presupuesto fiscal, principal herramienta para trabajar en la crisis económica. Se espera que a nivel continental la recaudación fiscal baje un 1,8% del PIB. También se espera un desempleo alrededor del 9% (CEPAL, 2009a).

Destaca la vulnerabilidad de Chile dentro de este proceso, a lo cual me he referido antes en los análisis de trabajo del profesor de economía de la Universidad de Chile, Orlando Caputo. De hecho, en América Latina se ha vivido “un aumento de más de un millón de desempleados urbanos, destacándose los casos de Chile, Colombia, el Ecuador y México, donde la tasa de desempleo urbano aumentó más de un punto porcentual entre el primer trimestre de 2008 y el primer trimestre de 2009” (CEPAL, 2009a). Además se menciona que:

“El grado de exposición a la crisis será mayor en los países que cuentan con un alto porcentaje de recursos no tributarios o provenientes de los recursos naturales, en aquellos que tienen una baja carga tributaria o en los que tienen una gran apertura comercial, sobre todo si sus exportaciones están orientadas principalmente a países desarrollados. En cambio, se espera que sea menor en países con carga tributaria elevada y mayor participación del impuesto a la renta y productividad del IVA” (CEPAL, 2009ª, p. 35).

Chile encaja perfectamente en este perfil y, por lo tanto, muestra el peligro que vivimos de sufrir un golpe bajo en esta crisis. De hecho, para este año 2009 la CEPAL espera un crecimiento negativo, un -1%. El mayor peso recae sobre los grandes sectores de la población, teniendo en cuenta que se espera que el empleo no mejore por lo menos hasta mediados o fines del próximo año.

La derecha ha pronunciado que prefiere bajar los impuestos (Cheyre, 2009), sin embargo esto es “pan para hoy, hambre para mañana” debido a que significaría sacrificar el presupuesto fiscal a futuro. Además, las características de la crisis son bastante especiales:

“En un principio, los bancos centrales desplegaron una intensa actividad para inyectar liquidez a los sistemas financieros con el objeto de permitir el normal funcionamiento de los mercados de crédito locales u otorgar recursos para el financiamiento donde estos no llegan. Sin embargo, las características de esta crisis, y, en particular, la brusca disminución de la confianza, requirieron otro tipo de medidas. Si bien las políticas monetaria y cambiaria deben formar parte de un conjunto ordenado y coherente de medidas, la política fiscal es la que ofrece más posibilidades en estos casos” (CEPAL, 2009ª, p. 39).

Además,

“Si bien las reducciones de impuestos son decisiones cuya implementación es relativamente sencilla, la magnitud de su efecto puede ser limitado en países donde el nivel de imposición de partida es bajo y, en condiciones de incertidumbre, los aumentos de los ingresos disponibles no necesariamente se transforman en mayores volúmenes de demanda, en particular si los grupos favorecidos por las rebajas impositivas pertenecen a los estratos más altos de la distribución” (CEPAL, 2009ª, p. 29).

Es decir,

“Las medidas orientadas a aumentar el gasto tienen mayor potencial que las basadas en una disminución de impuestos. Las primeras suponen un aumento directo de la demanda, en cambio las segundas generan un aumento del ingreso disponible del sector privado que, en una coyuntura tan incierta como la imperante, es probable que se ahorre en una proporción elevada. Si el mayor gasto se concreta por la vía de un aumento de las transferencias directas, el impacto será mayor en la medida que sea posible focalizarlas en sectores con una mayor propensión a consumir” (CEPAL, 2009ª, p. 39).

Por otra parte, el aumento del gasto fiscal mejora el mercado interno, el principal afectado en la crisis:

“Desde el punto de vista del origen sectorial, las ramas que experimentaron mayores contracciones en el producto fueron la industria manufacturera, el comercio, la minería, el transporte y la construcción. En todos los casos, excepto en el de la minería, esta contracción se vinculó principalmente a la demanda interna” (CEPAL, 2009b, p. 5).

En otras palabras, se debe trabajar en 1) aumentar los impuestos, porque han demostrado proporcionar un soporte adecuado a la economía en crisis y en Chile tenemos una baja recaudación tributaria producto de un bajo sistema de impuestos, entre otras explicaciones; 2) aumentar la variedad de fuentes de ingresos a las arcas fiscales para asegurar la solvencia y mantener la seguridad en nuestra economía debido que concentrarse en un solo sector para recaudar en peligroso, especialmente cuando se trata de recursos naturales, que son más volátiles. Esto explica principalmente la baja en la recaudación por recursos naturales en los últimos meses a nivel de país y de continente (CEPAL, 2009a). No es menor mencionar esto, ya que da cuenta de nuestra estructura económica dependiente; 3) focalizar los esfuerzos en los sectores más pobres y capas medias, reconocidos por ser grandes consumidores y destinar los aumentos en ingresos directamente en el aumento en el consumo interno, principal afectado y principal objetivo al momento de evitar desgracias sociales.

Si queremos un Chile sano, necesitamos un buen doctor que le suministre los remedios adecuados. Ese doctor es el Estado y, como tal, necesita de los recursos adecuados para cumplir su trabajo con su paciente enfermo.

Cristián Iturriaga, militante del Movimiento Amplio Social (MAS)

Referencias Bibliográficas

CEPAL (2009a). El espacio macroeconómico y las medidas para enfrentar la crisis. En Estudio Económico de América Latina y El Caribe 2008-2009. (pp. 25-41) Recuperado de http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/4/36464/2009-252-EEE-2009-Lanzamiento-WEB.pdf

CEPAL (2009b). Chile. Evolución de las principales variables. En Estudio Económico de América Latina y El Caribe 2008-2009. (pp. 5-8) Recuperado de http://www.eclac.cl/publicaciones/xml/4/36464/2009-252-EEE-2009-Chile-F.pdf

Cheyre, H. (2009). ¿Subir los impuestos? Recuperado de http://pinera2010.cl/2009/07/22/%c2%bfsubir-los-impuestos/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious digg meneame


Tags: Chile, doctor, Estado, Rebelión, CEPAL, desempleo, exposición

Publicado por blasapisguncuevas @ 16:24  | CHILE
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada