Lunes, 17 de agosto de 2009
Por: José Candelario Sánchez
Fecha de publicación: 17/08/09
imprímelo mándaselo a
tus panas
Cuando se conoció los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos en la última elección un aire de esperanza recorrió el mundo y, particularmente, a nuestra América Latina. Por primera vez un negro participaba como candidato, un negro desafiaba al país más racista del mundo, se rompían los esquemas, las minorías abrigaron la esperanza de ser incluidos, de ser visibles y de tener la posibilidad de aspirar a gobernar su país y se dio el milagro, el negro triunfó, ganó la presidencia y todos aplaudimos. Aspirábamos un cambio no radical en la política fascista que se aplicó en la administración pasada, solamente una política más comprensiva y objetiva, que entendieran el derecho que tenemos de ser soberanos e independientes, a darnos el gobierno que decidan nuestros pueblos, sólo eso, tener el derecho a decidir nuestro destino a que nadie nos imponga cómo vestirnos, cómo alimentarnos, en fin, bajo qué sistema económico queremos vivir, sólo eso aspirábamos. Por eso vimos el restablecimiento de la cuarta flota como una decisión más de la administración militarista de George W. Bush, ahora que Barack Obama despliega las Fuerzas del Comando Sur en siete Bases Militares Colombianas sólo ratifica la realidad de la política hegemónica imperial impuesta a través de dos partidos que con ligeros matices han gobernado al pueblo norteamericano, de allí la manipulación de Obama al responder cuando fue interrogado.

El avanzado alumno de la Configuración del Poder Sionista (ZPC) sobre las afirmaciones de que Estados Unidos no ha hecho todo lo que puede en el caso de Honduras, Obama afirmó “ esas declaraciones provienen de los mismos críticos que dicen que siempre estamos interviniendo y que debemos salir de América Latina, si estos críticos piensan que deberíamos repentinamente actuar de una manera que en cualquier otro contexto les pareció mal, eso indica que quizás hay hipocresía en su enfoque de las relaciones entre EEUU y América Latina y que ciertamente no va a guiar mi política.

Trabajaremos con la OEA (Organización de Estados Americanos) para encontrar una solución pacífica en Honduras”.

Es asombrosa la hipocresía, el cinismo, la manipulación del señor Obama, lo que te pide Latinoamérica, el Mundo y particularmente Honduras es que no sigas interviniendo en Honduras, que no sigas financiando a los golpistas, que no sigas apoyando a tus halcones, a tus gorilas que están masacrando, asesinando al pueblo, que saques la base de operaciones de Honduras, que no sigas invadiendo a Latinoamérica de bases yanquis para que pueda restablecerse la tranquilidad, el orden en la Región y pueda regresar el Legítimo Presidente Manuel Zelaya a su pueblo que tiene casi dos mese en las calles reclamando su presencia en la casa presidencial, que le cierres la jaula a tus gorilas.

Este intento de volver a los golpes de estado para imponer su política hegemónica en Latinoamérica sólo pone al descubierto la feroz lucha existente por los bienes comunes: agua, biodiversidad, minerales, combustibles fósiles, monocultivos para biocombustibles. La Región andina proporciona 25% del petróleo que consume Estados Unidos y la Amazonia contiene buena parte de las riquezas que, si se las apropia, podrían alargar la vida del debilitado imperio norteamericano.

[email protected]
[email protected]

Tags: flota, Honduras, destino, Obama, administración, elección, bases militares

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada