Lunes, 07 de septiembre de 2009
ART. I: La naturaleza ha dado a cada hombre el mismo derecho al goce de todos los bienes. Pruebas tomadas de la discusión que ha dado ocasión para este escrito: 1. Antes de sus primeras aproximaciones, todos los hombres
eran de la misma manera señores de los productos que la naturaleza repartía pródigamente entre ellos.
2. Tan pronto como los hombres se acercaron entre sí sobre una tierra sin cultivar, ¿qué pudo provocar entre ellos la
desigualdad de este derecho? ¿Acaso su natural desigualdad/ Todos tienen los mismos órganos. ¿Quizá la dependencia de
los unos con respecto a los otros? Pero ninguno era lo suficientemente fuerte como para someter a su prójimo.
3. Si las familias fueron los primeros modelos de la comunidad también constituyen las pruebas más claras del derecho de que estamos hablando. La igualdad era en ellas la garantía de la ternura de los padres, de la armonía y la dicha de los hijos...
4. En los primeros contratos tuvo que ser sancionada la más rigurosa igualdad; pues ¿qué pudo hacer que aceptasen privaciones y sometimientos las gentes que hasta entonces habían sido enemigas de toda diferencia? 5. El olvido de la igualdad ha producido entre los hombres:
—las falsas ideas de la felicidad.
—la decadencia de la especie.
—las violencias, trastornos, guerras.
—la tiranía de los unos y la opresión de otros.
—las instituciones civiles, políticas y religiosas que aprueban la injusticia y que, al final, disuelven las comunidades. después de haberlas desgarrado largo tiempo...
Si la igualdad de los bienes es una consecuencia de la igualdad de nuestros órganos y de nuestras necesidades; si la desgracia general y personal, si la corrupción de las comunidades son efectos necesarios de los ataques contra esa igualdad, ésta es, pues, el derecho natural.
ART. 2: El objetivo de la comunidad es defender esta igualdad atacada frecuentemente, en su estado natural, por los
fuertes y los malos, y aumentar, por medio de la colaboración de todos, los goces de la vida comunitaria...
ART. 3: La naturaleza ha impuesto a todos el deber de trabajar; nadie ha podido, sin crimen, librarse del trabajo.
Pruebas: I. El trabajo es una ley natural para todos.
a) Porque el hombre que vive aislado en el desierto no podría procurarse su manutención sin algún tipo de trabajo.
b) Porque la actividad provocada por el trabajo comedido es una fuente de salud y de distracción para el hombre.
2. Esta obligación no pudo ser debilitada por la comunidad, ni para todos ni para uno solo de sus miembros.
a) Porque su conservación depende de ello.
b) Porque el esfuerzo de cada uno es el menor posible cuando todos toman parte de ello.
ART. 4. Los trabajos y los goces deben ser comunitarios. Explicación: Es decir, que todos deben responsabilizarse de una parte igual del trabajo y recibir por ello una misma cantidad de disfrutes.
ART. 5: Existe opresión cuando el uno perece debido al trabajo y a la carencia de lo más necesario mientras el otro nada en
la abundancia sin hacer nada.
Pruebas: 1: Desigualdad y opresión significan lo mismo. Si el oprimir a alguien significa infringir una ley, entonces los
sobrecargados por la desigualdad son oprimidos, porque la desigualdad infringe la ley natural a la que no deben enfrentarse
las leyes humanas.
2. Oprimir quiere decir, o bien limitar las capacidades de alguien o bien multiplicar sus cargas. Eso es precisamente lo
que hace la desigualdad al disminuir los goces de aquél cuyas obligaciones multiplica.
ART. 6: Nadie puede, sin cometer un delito, apropiarse con exclusividad de los bienes de la tierra o de la industria...
ART. 7: En una auténtica comunidad no puede haber ni ricos ni pobres.
ART. 8: Los ricos que no quieren renunciar a su abundancia en favor de los indigentes, son los enemigos del pueblo.
Art. 9: Nadie puede, por medio de la acumulación de todos los medios, privar a otro de la enseñanza necesaria para su
dicha. La enseñanza debe ser comunitaria.
Pruebas: I. Esta acumulación priva a los hombres que trabajan incluso de la posibilidad de conseguir los conocimientos
necesarios a todo buen ciudadano.
2. Aunque el pueblo no necesita una formación desorbitada. sí la necesita en cierta medida, para no convertirse en ta
presa de los sabihondos y de los falsos sabios. Es importante que conozca exactamente sus derechos y sus obligaciones.
ART. 10: El objetivo de la revolución consiste en eliminar la desigualdad y restaurar la dicha general...
ART. 11: La Revolución (desde 1789 ss. I.F.) todavía no está terminada, porque los ricos se apoderan de todos los bienes y
ordenan con exclusividad, mientras que los pobres trabajan como verdaderos esclavos, se consumen en la miseria y no
tienen ninguna intervención en el estado." (Cit. por: Ph. Buonarotti, Babeuf y la conspiración por la igualdad (alemán
de A. y W. Blos). Stuttgart, 1909; Piezas probatorias: 1. Explicación de la doctrina de Babeuf. Pp. 307-314).


Tags: Babeuff, doctrina, tribuno, trabajo, salud, tiranía, corrrupción

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada