Jueves, 17 de junio de 2010
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2010

?

Ante la nueva reuni?n del G- 20



Los d?as 26 y 27 de Junio volver? a reunirse el G-20, esta vez en Toronto (Canad?). Por el momento no est? levantando las expectativas y r?os de tinta de anteriores ediciones, especialmente de la primera celebrada en Londres. Pero tampoco est? provocando la respuesta que merece. Es por ello que hay que reactivar su denuncia y movilizarse con acciones reivindicativas en el conjunto del Estado en torno a esas fechas, tal como se acord? en el encuentro de organizaciones sociales, c?vicas y pol?ticas celebrado el pasado 6 de junio en Barcelona.

Pero veamos antes algunos antecedentes: El G-20, heredero del G-8 que formaban tan solo las potencias centrales m?s Rusia, hubo de ampliarse ante el surgimiento como actores politicos y econ?micos de la potencias emergentes, los BRIC m?s Sud?frica. Si bien sigue careciendo de representatividad y legitimidad y hurta cuanto menos a la ONU, parte sustancial del papel que esta debiera jugar, si no se encontrara maniatada por los intereses de los EE. UU y la Uni?n Europea.

El G-20 trata de sustituir por la v?a de los hechos a un gobierno mundial democr?tico y consensuado. Se ha constituido en un proceso de cooptaci?n de sus miembros por el grupo de los 8, ante la evidencia de la pujanza de los BRIC, Brasil, Rusia, China e India y la necesidad de contar con ellos para cualquier acuerdo econ?mico en la partida mundial de ajedrez en que se ha convertido el dominio y reparto del mundo.

El G20 se auto impuso en su primera reuni?n de Londres en Febrero de 2009 el objetivo de someter a estudio la reforma del sistema financiero mundial. Esto no se ha cumplido. Su conformaci?n caprichosa y la divergencia de intereses entre estados emergentes y las potencias centrales, son y ser?n un obst?culo para la adopci?n de acuerdos econ?micos globales.

Pero tampoco, los?mercados? es decir los capitalistas, los ricos del mundo con sus bancos y sociedades gestoras de intereses, permitir?n regulaciones efectivas que cierren el ?casino econ?mico? o impidan seguir colocando sus productos financieros especulativos y los beneficios que les depara.

En primer lugar, el club de los 20 est? constituido por grandes competidores entre s?, en el reparto del comercio mundial. Tienen visiones diferentes tanto sobre la econom?a como en el terreno pol?tico. Adem?s, la correlaci?n real de fuerzas ha cambiado mucho desde que estall? la crisis financiera mundial, sobre todo desde 2007 hasta la fecha.

El G-20 se mueve dentro de los par?metros del capitalismo neoliberal y su objetivo de refundarlo o reformarlo ha sido su primer fracaso. La presencia de China, entre otros pa?ses, no modifica nada, tales objetivos.

La creaci?n de fondos solidarios con pa?ses en desarrollo y/o empobrecidos ha sido encomendada a su principal arruinador, al FMI. Esto es como poner la zorra a guardar el gallinero. Dichos fondos no han pasado de la fase de estudio para su posterior implementaci?n.

Proclamas imprescindibles por otra parte como la eliminaci?n de los para?sos fiscales, cuentan con la reticencia de los EE.UU, diga lo que diga Obama y por supuesto tambi?n de Gran Breta?a. No s?lo porque una parte importante de ellos est?n en dominios brit?nicos sino porque las principales plazas off shore son los centros financieros de Londres y Nueva York. Incluso China ha heredado dos -Macau y Hong Kong- y se sirve de ellas para muchas de sus exportaciones.

El G20 est?, pues, desautorizado. Ha demostrado su incapacidad de ponerse de acuerdo, y ni siquiera cuestiona la l?gica del capitalismo. Es una reuni?n entre pa?ses competidores deseosos de repartirse el pastel con lo cual no tiene futuro. Adem?s forman parte del selecto club algunos otros estados que tienen asignado de hecho el papel de comparsas con el fin de preservar ciertos equilibrios pol?ticos continentales, y sin que su opini?n tenga un peso rese?able. ?

Pero lo m?s condenable del G20 es la burla a la democracia y al derecho internacional. Hurta los cauces reconocidos legalmente en tratados internacionales, cauces que, como la ONU, incluso reconociendo sus m?ltiples carencias y falta de transparencia, est?n m?s legitimados para buscar soluciones a la crisis econ?mica global.

El G192, podr?a ser un Foro mucho m?s representativo y adecuado. De hecho ya se reuni? en Julio de 2009 en la ONU bajo el auspicio de la Asamblea General de Naciones Unidas, presidida por el Padre Miguel D. Escoto, un nicarag?ense sandinista, que consigui? reunir un importante grupo de pa?ses a pesar de las pr?cticas obstruccionistas del G20 y de Europa, y partiendo de una serie de trabajos previos en los que participaron sindicatos, ONGs de Desarrollo, ATTAC y otros movimientos sociales as? como economistas de diversas escuelas y orientaciones.

La llamada comisi?n Stiglitz, por el nombre de su coordinador, cont? con personas como Fracoise Houtardt y Pedro P?ez este ?ltimo ex ministro del Ecuador. Elabor? un estudio con propuestas de control y regulaci?n de los mercados de capital destinadas a poner fin a la opacidad, y apoyar el desarrollo y combatir la pobreza en el mundo. Por supuesto el G192 fue censurado por la prensa corporativa occidental y sus resultados fueron papel mojado a pesar de haber sido rebajados por Brasil, por los EE.UU y por la Uni?n Europea que alegaron la b?squeda de un ?consenso? para dar su aprobaci?n.

M?s recientemente Evo Morales ha conseguido reunir al G77 m?s China, en la sede de la ONU con el fin de poponerles a los estados empobrecidos, en desarrollo o emergentes, una gobernanza democr?tica mundial como alternativa al G20.

Es pues necesario que ante el G20 y lo que significa, las clases populares y obreras del mundo, los sectores oprimidos y todos y todas los excluidos del mundo, la ciudadan?a mundial activa, haga valer sus reivindicaciones y exija formas m?s democr?ticas del gobierno mundial, una econom?a m?s participativa y m?s social frente intento de unos poderosos incapaces de ponerse de acuerdo, de repartirse el mundo entre ellos.

Estamos ante una suerte de gobierno mundial no elegido, carente de legitimidad democr?tica y que tiene como principal brazo ejecutor al FMI, verdardero experto en extender la pobreza, la explotaci?n de las clases trabajadoras y el recorte de sus salarios y derechos sociales. Autentico caballo de Atila en el proceso de privatizaciones y la punta de lanza en el desmontaje del estado social y/o del bienestar.

Mientras las gentes del mundo sufren las consecuencias del neoliberalismo, este trata de rehacerse a trav?s del G20. Los capitalistas que se estrellaron, est?n recuperando el control de la econom?a mundial para seguir sumiendo en la pobreza y la explotaci?n a los pueblos arruinados pero tambi?n a las clases trabajadoras de Europa y de Norteam?rica. Un ejemplo de esto son las medidas antisociales impuestas al pueblo griego por la UE y el FMI, el tijeretazo del Gobierno de Espa?a, o las medidas de recorte del gasto p?blico que se generaliz?n en la UE con la excusa de reducir el d?ficit y que van a dificultar la recuperaci?n econ?mica y profundizar la recesi?n especialmente en los estados con m?s dificultades econ?micas.

Por todo eso, es necesario movilizarse y expresar en calles y plazas del Estado Espa?ol, y del Mundo entero nuestra oposici?n a este club antidemocr?tico. Exigir:

  • La supresi?n del G20 por ilegitimo y la b?squeda de formas de gobernanza democr?ticas, al menos en la l?nea del G192.

  • La aplicaci?n e implementaci?n de los acuerdos del G192 y del G77 que son mucho m?s participativos y democr?ticos, y como primer paso hac?a una sociedad m?s justa.

  • La eliminaci?n inmediata de los Para?sos Fiscales y de la opacidad bancaria.

  • El reconocimiento pleno de los derechos democr?ticos y sociales de las clases trabajadoras y de las mujeres del mundo.

  • El derecho a una vida digna para todos los pueblos del planeta. El reparto de la riqueza concentrada en unos pocos y fin de la especulaci?n.

  • El fin de las guerras de ocupaci?n imperialista y la dedicaci?n de los exorbitantes gastos militares en favor de los pobres y los m?s necesitados.

  • Alto a las privatizaciones de empresas y servicios p?blicos que propone el FMI.

  • Una nueva moneda de cambio mundial que acabe con la primac?a del d?lar y de sus secuelas.

  • El reconocimiento de los leg?timos derechos de los pueblos que luchan por su autodeterminaci?n.

  • La democracia Econ?mica frente a capitalismo especulativo y por una econom?a al servicio de las personas.

Firman (*):

David Arrabal?, Rosa Ca?adell, Manolo Colomer, Armando Fern?ndez Steinko, Anna Gabarr?, Eduardo Luque, Carlos Mart?nez, Manolo Monereo, Carmen Murias, Mar?a Dolores Nieto, Diosdado Toledano

(*) Participantes en el proceso constituyente de la Asociaci?n pol?tico-cultural Socialismo21

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Tags: gobierno, mundial, BRIC, intereses, regulaciones, paraisos fiscales

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada