Domingo, 20 de junio de 2010
?Qu? es la democracia?
El ejemplo de Bolivia

www.michelcollon.info

Traducci?n Susana Merino

En su nuevo proceso hist?rico, Bolivia propone una nueva historia que permitir? a los bolivianos y a las bolivianas vivir bien, una raz?n por la que conviene proceder bien y que exige volver a lo esencial al interior de cada uno y que vuelve a plantear el tema de la vida.

En nuestros d?as hemos llegado a comprender que la vida es solo un estado intermedio entre el nacimiento y la muerte. Ignoramos que lo esencial con lo que nacemos es gratuito, absolutamente gratuito para la vida: el aire y el sol, sin los que no podr?amos existir y sin embargo no tienen precio. Pero deteng?monos un momento sobre este aspecto: si aceptamos que el aire y el sol indispensables a la vida son gratuitos, entonces ?qu? es lo que puede costar m?s?. En realidad, nada. Sin embargo mucha gente paga sumas gigantescas por cosas cuya importancia y valor son insignificantes, aunque traten de demostrarnos lo contrario.

Est?n los que acumulan bienes que les permitir?an vivir tres vidas aunque solo tienen una. Les dejan herencias a sus hijos, pero si se hubieran tomado el tiempo necesario para educarlos no tendr?an necesidad de esas herencias. Esos ni?os son los adolescentes y luego los adultos que aprenden a vivir de los esfuerzos de los dem?s y se vuelven exigentes para con los dem?s aunque el esfuerzo es incumbencia de cada uno de nosotros.

Hoy en d?a derrochamos parte de nuestra vida en cosas que no son fundamentales. Vivimos como si no fu?ramos a morir jam?s, no nos damos tiempo para detenernos sobre lo esencial. Cuando nace un ni?o buscamos inmediatamente parecidos en lugar de descubrir sus originalidades. En el colegio educamos estableciendo comparaciones mientras que en realidad un curso es la suma de numerosas y diferentes individualidades. Queremos que descubran el mundo adentro del colegio cuando el mundo est? afuera.

Les ense?amos historia pero no les hemos explicado como vivir el presente. Las escuelas est?n llenas de materias complicadas y dif?ciles pero ninguna explica qu? se debe hacer para vivir bien. Se nos ense?an m?ltiples conocimientos, se hace todo lo posible por convertirnos en personas inteligentes pero nada prev? como convertirnos en buenas personas.

De este modo muchos seres humanos eligen sus desaf?os en el mundo exterior, aceptando dar m?s importancia a lo que se ve, el aspecto material domina sobre lo fundamental. El hombre se ha vuelto esclavo de sus propios sentidos; quiere obtener todo lo que ve, quiere poseer todo lo que toca. Se les ense?a a los chicos a ser aut?nomos, a ser capaces de obtener todo por s? mismos, a ser independientes en la adolescencia cuando en realidad desde el nacimiento necesitamos de los otros, de la complementariedad y el saber que la originalidad reside en la complementariedad. No hay padres sin hijos, frutos sin semillas, sin agua, sin sol, sin alguien que las siembre.

Rendimos actualmente culto a ciertos c?nones de belleza, lo que lleva a anular toda originalidad. Basta con observar a la naturaleza con todas sus flores: son todas bellas pero solo nuestra mirada y nuestros sentidos hacen que nos parezcan unas m?s bellas que otras.

Todo lo que acabamos de mencionar nos est? mostrando que el hombre est? en el camino equivocado en su b?squeda de la paz y la felicidad. Creemos que la paz y la felicidad nos llegan desde el exterior cuando en realidad proceden de nuestro propio interior.

Por lo tanto las mayores amenazas que acechan a la Humanidad son la mentira, el ego?smo y el poder. Hemos dejado de llamar a las cosas por su nombre y eso nos est? pesando. Ense?amos a nuestros hijos a ser los mejores o los primeros en lugar de mostrarles que a partir de la originalidad y de la identidad individual no hay buenas o malas personas sino individualidades con misiones diferentes para diferentes competencias.

Les hablamos de pa?ses desarrollados y subdesarrollados sin explicarles el sentido de esas palabras. Porque se ha comprobado que los pa?ses m?s desarrollados son aquellos en que sus habitantes se sienten m?s solos. Las personas de la tercera edad son abandonadas y a los ni?os les falta ternura. No son los pa?ses m?s ricos donde la gente vive ni mejor ni m?s feliz. El famoso ?desarrollo? ha vuelto a la gente demasiado dependiente del dinero, se le ha subordinado. El desarrollo no debe implicar ?tener m?s? sino vivir ?bien con Dios, consigo mismo, con los otros y con la Naturaleza?

En Bolivia el llamado subdesarrollo significa que las familias desde los ni?os hasta los abuelos, permanecen juntos hasta que la muerte los separa. Para nosotros los abuelos constituyen bibliotecas ambulantes porque pensamos que uno aprende a ser ni?o cuando se transforma en padre y a ser padre cuando se llega a abuelo. Estamos convencidos de que las personas inteligentes aprenden de sus propios errores mientras que los sabios aprenden de los errores de los dem?s.

Nuestro propio ego?smo nos crea falsas necesidades para el beneficio personal. Es ins?lito ver la enorme cantidad de empresas y de personas dedicadas a inventar y a crear necesidades con ese ?marketing? en lugar de descubrir las verdaderas necesidades y tratar de satisfacerlas.

Observen la diferencia existente entre una llave y la Coca-Cola. En el primer caso no hemos necesitado de la propaganda pero todos tenemos alguna mientras que para la Coca ?Cola sabemos la enorme publicidad que dicho producto requiere. Los productos que necesitamos hablan por s? mismos y no tienen necesidad de publicidad.

El ego?smo o el excesivo inter?s por uno mismo han conducido al hecho de que hoy en d?a no exista una verdadera democracia. Creemos que un pa?s es democr?tico porque sus ciudadanos concurren a las urnas. No nos hemos dado cuenta de que la democracia pol?tica vista como el derecho al voto es una min?scula expresi?n de la verdadera democracia. Tenemos que otorgarle el verdadero sentido a esa palabra. La democracia debe ser econ?mica, social, cultural, ambiental y espiritual. Un pa?s es democr?tico cuando las necesidades fundamentales de todos sus habitantes se hallan satisfechas.

El poder incluida la capacidad de dominar o a subordinar a partir de la riqueza material ha engendrado la violencia. Hemos perdido la perspectiva entre las personas, los grupos, los pa?ses. A pesar de ser uno de los pa?ses m?s ricos en recursos naturales puesto que dispone del yacimiento de litio m?s importante del mundo, Bolivia tiene la mina de plata a cielo abierto m?s grande del mundo, ocupa el lugar n?mero quince en cuanto a recursos h?dricos y posee 66 de los 113 ecosistemas existentes en el planeta. Ocupa el 7? lugar en cuanto a hierro y manganeso y ofrece diez alimentos originarios, los m?s nutritivos del mundo; la quinua, la ca?agua y el tarwi. Bolivia est? persuadida de que cada pa?s no es m?s que un color en el universo y que solamente juntos formamos el arco iris.

El poder mal interpretado y la p?rdida del sentido de la vida han dado lugar a que Bolivia sea estigmatizada como productora de drogas. Sin embargo la droga consumida en los EEUU procede solo en un 1% de Bolivia. Y la que entra en Europa a trav?s de Espa?a solo en un 11,83% se origina en Bolivia y sin embargo se ha estigmatizado a todo un pa?s y a sus milenarias costumbres relacionadas con la hoja de coca. Los pa?ses consumidores de drogas son precisamente los que sostienen la libertad de mercados, es decir que no habr?a oferta si no hubiera demanda y todos saben que erradicar el consumo de coca?na en esos pa?ses tiene f?cil soluci?n: dejar de consumir y proteger las fronteras.

El poder no es fecundo y no encuentra su sentido sino comprendemos dos cosas: la temporalidad del poder y la obligaci?n de servir a que nos obliga el poder.

Todo lo que hemos se?alado anteriormente muestra que mientras no digamos la verdad, que no globalicemos la complementariedad y la solidaridad y que no comprendamos que el poder no es dominaci?n sino servicio, el planeta no ser? armonioso y sus habitantes no podr?n vivir bien.

Para concluir se?alemos que los mayores desaf?os del hombre y aquellos que los cient?ficos, a pesar de todos sus recursos no pueden responder son: ?c?mo darle sentido a la vida?, ?c?mo hacer para que la complementariedad, la solidaridad y el respeto sean globalizados?, ?c?mo desarrollar la estrategia de un marketing afin a la paz, a la verdad y al servicio, para que tenga las mismas campa?as promocionales y aquellos sean adquiridos como principios de vida para todos? y finalmente ?c?mo hacer para que todos actuemos bien para que todos vivamos bien?.

Mientras tanto Bolivia espera el despertar de una aurora nueva para todos, es decir el Pachakuti

Discurso pronunciado por el Viceministro de cultura en una mesa redonda ?Actuar bien para vivir bien? a iniciativa de la Delegaci?n permanente del Estado plurinacional de Bolivia ante la UNESCO.

http://www.michelcollon.info/index.php?view=article&catid=6&id=2803&option=com_content&Itemid=11

?


Tags: democracia, Bolivia, UNESCO, drogas, vida

Publicado por blasapisguncuevas @ 20:00  | BOLIVIA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada