Lunes, 21 de junio de 2010

Fascismo del siglo XXI
Por: Ram?n E. Az?car A.*
Fecha de publicaci?n: 19/06/10??
?
?? impr?melo????
?
El fascismo, sin tanto preciosismo te?rico, viene a ser un movimiento pol?tico de derecha, que vali?ndose de v?as represivas, impone su voluntad sobre el colectivo. El historiador espa?ol I?igo Bolinaga (2008), expresa que ?ste tipo de apreciaciones, la de identificar al fascismo con la derecha y con un r?gimen de dictadura, no es correcta. Seg?n ?ste autor, el ?fascismo es una corriente revolucionaria totalitaria que tiende a subvertir el orden establecido en aras a una organizaci?n jer?rquica de la sociedad?? Este punto de vista presenta al fascismo en su m?s macabra confecci?n: como un anti-humanismo que est? en contra de la igualdad y cree s?lo para s?, el derecho al confort, a sentirse ?til, a la convivencia, entre otros, en el espacio p?blico social.

Ese fascismo que se teoriza, que se estudia en los tratados de politolog?a, no es m?s que el resultante de una experiencia pol?tica que fusion? los ideales revoluci?n y nacionalismo, para incentivar la movilizaci?n de las masas hacia el liderazgo de un solo hombre. Parte de su origen comienza en la Italia de Benito Mussolini (1883-1945), con la creaci?n de los fascios italianos de combate, que supon?a las uniones de obreros y campesinos; Mussolini quer?a un partido pol?tico nuevo que no s?lo se entendiera con las palabras, sino tambi?n, si era necesario, con los pu?os. Hay evidencias igualmente en Francia, con el caso Dreyfus ( en el que se vio implicado el oficial del ej?rcito franc?s Alfred Dreyfus, por el que se le declar? culpable del cargo de traici?n en 1894, siendo condenado y que provoc? un conflicto nacional que llev? al sector republicano progresista a una posici?n dominante en la vida pol?tica francesa y que culmin? con la separaci?n de la Iglesia y el Estado), donde se cre? el primer movimiento fascista verdadero, al unir a los conservadores con los mon?rquicos y otros opositores al Gobierno republicano contra los herederos de los valores franceses revolucionarios de izquierdas. En Europa se hizo hincapi? al nacionalismo, pero su llamamiento no era local, sino internacional. Desde 1919 a 1945, tuvo su etapa de mayor auge, aparte de Italia y Francia, apareci? en Alemania, no como clich? pol?tico, sino como una etapa de autodeterminaci?n de una casta para imponerse contra las otras.

De esta experiencia se van a dar dos caracter?sticas que simbolizan el esp?ritu fascista en lo que rest? del siglo XX, y en lo que se ha materializado en el siglo XXI, en los pa?ses desarrollados. La primera caracter?stica, que justifica el fascismo hoy d?a, es que es una doctrina sin acabar; y segundo, que lo que la sociedad moderna reclama es la preeminencia de los derechos de la naci?n sobre los del individuo. Es decir, que todo no est? dicho y que el nacionalismo sigue siendo una opci?n de equilibrio y de legitimidad hist?rica que tiene una clase sobre las otras.

Ahora bien, hay que saber distinguir entre fascismo y socialismo, no son lo mismo ni est?n entrecruzados; han existido movimientos fascistas con un claro componente social, e incluso comunista, pero no por ello se puede afirmar que entre ambos hay una unidad ejecutora. El fascismo persigue fines y objetivos individualistas manipulando las masas, el socialismo persigue fines y objetivos colectivistas, de justicia social e igualdad plena.

En el caso latinoamericano, hay un reimpulso, por parte de la derecha, de llevar el discurso fascista al quehacer pol?tico local. Ya en los medios de comunicaci?n venezolanos se aprecia una clara intencionalidad de vender al colectivo una conducta program?tica clasista, interventora, y dominadora del orden instituido, bajo premisas de crear condiciones de desarrollo que s?lo importa y repercute en los que m?s tienen.

Apreciando esta posici?n, es v?lido hablar de un ?fascismo del siglo XXI?, el cual no es s?lo ansias de poder, sino una conducta pol?tica programada para destruir las instituciones sociales y erigir nuevas instituciones que sirvan a los intereses de los grupos de derecha y erradique, de la forma que sea, los movimientos progresistas latinoamericanos. Cuando un paisano de Am?rica del Sur habla de igualdad en el trabajo y en la distribuci?n de riquezas, esta siendo un objetivo de guerra de los grupos fascistas, porque atentan contra lo m?s sagrado de los grupos de inter?s: el trabajo. Y para estos grupos significa una v?a de acrecentar capital, que no debe tener m?s derechos que el de darles una oportunidad laboral, el resto es necesario que lo entreguen para el beneficio del patrono y para asegurar que la empresa siga all?, es decir, que exista empresa para trabajar.

En una palabra, la manipulaci?n fascista del siglo XXI act?a con descaro, con prepotencia y con una clara l?gica de continuar una doctrina no acabada y de mantener el perfil individualista como conducta ?tica para valorar las especializaciones y los roles t?cnico-profesional, de quienes hacen vida en los pa?ses en v?a de desarrollo?El tiempo dir? si ese fascismo renacido podr? tumbar la ?gida de un ideario socialista que viene como legado de Miranda, Bol?var y Rodr?guez.


*[email protected]
?
?


Tags: fascismo, socialismo, individualista, siglo

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada