Lunes, 21 de junio de 2010

?




Emmanuel Detrinidad, un miembro del foro de los economistas marxistas Dmarx,?nos obsequi? con la siguiente cita de Jos? Saramago:

?Responsabilidad: Las miserias del mundo est?n ah?, y s?lo hay dos modos de reaccionar ante ellas: o entender que uno no tiene la culpa y por tanto encogerse de hombros y decir que no est? en sus manos remediarlo ?y esto es cierto -, o bien asumir que, a?n cuando no est? en nuestras manos resolverlo, hay que comportarnos como si as? lo fuera?. La Jornada, M?xico, 3 de diciembre de 1998.

En la pol?tica de alianza de los partidos comunistas siempre se les ha prestado especial atenci?n a los intelectuales, constituyen una fuerza social sin cuya participaci?n es imposible lograr una transformaci?n revolucionaria del mundo. Esta importancia es a?n mayor en el caso de Jos? Saramago, puesto que se reconoc?a como comunista y era un firme defensor de los intereses de los m?s desfavorecidos.

?Por qu? es importante que los partidos de la izquierda radical se ganen la confianza de los intelectuales? Por dos razones fundamentales: por sus conocimientos y por su gran influencia de masas. Ya quisi?ramos los marxistas tener aunque s?lo sea el cinco por ciento de la influencia de masas de Saramago y estar dotados de su sensibilidad art?stica en nuestra comunicaci?n con el mundo. Son muchas cosas las que los marxistas debemos aprender de los dem?s y son muchas cosas las que necesitamos de los dem?s. Hay que abandonar la autosuficiencia con la que muchos arrogantes marxistas se siguen comportando.

Dividamos la cita de Saramago en partes y definamos nuestra posici?n respecto de cada una de ellas. Primera: ?Las miserias del mundo est?n ah?. Aqu? hay que valorar sobre todo el punto de partida. Mucha gente s?lo presta atenci?n a la riqueza, viven embelesados y admirados de las grandes fortunas, y suele ser preferentemente su punto de partida en su percepci?n y concepci?n del mundo. Saramago no, Saramago tom? como punto de partida de su percepci?n del mundo lo contrario de la riqueza: la miseria. Ojal? la mayor?a de los intelectuales del mundo seleccionaran la miseria como punto de partida en su representaci?n del mundo en vez de la riqueza. Si fuera as?, los discursos sobre la urgente y necesaria transformaci?n revolucionaria del mundo ser?an dominantes, y la gente no vivir?a tan enajenada ni ser?a tan complaciente con el capitalismo.

Segunda: ?y solo hay dos modos de reaccionar ante ellas: o entender que uno no tiene la culpa y por tanto encogerse de hombros y decir que no est? en sus manos remediarlo ?y esto es cierto?. Aqu? creo que se equivoc? Saramago: en primer lugar, todos, especialmente quienes vivimos en los pa?ses m?s desarrollados, somos culpables de lo que hacen nuestros Estados en el extranjero, y somos culpables de la generaci?n de miserias practicada por nuestras clases dominantes a lo largo de todo el ancho mundo. Y en segundo lugar: s? podemos hacer algo por remediar las miserias del mundo: conquistando el poder del Estado, pues solo con la conquista del poder del Estado puede ser transformado el mundo. El hecho de que se piense en remediar las miserias del mundo sin atender a la necesidad de hacerse con el poder del Estado, engendra inevitablemente las soluciones ut?picas.

Y tercera: ?o bien asumir que, a?n cuando no est? en nuestras manos resolverlos, hay que comportarnos como si as? lo fuera?. El pensamiento de que no est? en nuestras manos resolver la miseria, corresponde a aquellas personas que piensan s?lo como miembros de la sociedad civil y no como pol?ticos, esto es, como personas que luchan por la conquista del poder del Estado. Y el pensamiento de que hay que comportarse como si dependiera de nosotros remediar la miseria aunque en realidad no est? en nuestras manos poder hacerlo, corresponde a una persona que de forma ineluctable s?lo le queda contentarse con las utop?as y los actos simb?licos, puesto que con respecto a la realidad se siente impotente. Y no comprende que esa impotencia s?lo se deriva de que carece de poder pol?tico.

Al margen de mi posici?n cr?tica con respecto a una parte del fragmento de la cita de Saramago, la izquierda transformadora debe lamentarse de la p?rdida de uno de sus m?s insignes referentes. Su ?tica humanista, su compromiso con los m?s desfavorecidos y su manifiesto antiimperialismo nos obliga a mentarlo y recordarlo como un revolucionario ejemplar.


Tags: reflexiones, Saramago, frases, La Jornada, Rebelión

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada