Lunes, 28 de junio de 2010

Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 27-06-2010

?




Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos, Ciegos que ven,
Ciegos que, viendo, no ven

Ensayo sobre la ceguera

En 1992 cuando Saramago vino a Cuba por primera vez a?n no hab?a recibido el Premio Nobel, pero s? hab?a escrito ya muchos de los libros por los cuales es hoy recordado en el mundo.

Fue la Casa de las Am?ricas quien lo invit? a participar como jurado de su Premio literario en la categor?a de Literatura brasile?a. Todav?a no era muy conocido por el p?blico cubano, pero cuando regres? en 1999, un a?o despu?s del suceso de Estocolmo, ya muchos en la Isla andaban adentrados en las p?ginas de Memorial del convento, El a?o de la muerte de Ricardo Reis, El Evangelio seg?n Jesucristo, Ensayo sobre la ceguera y algunos otros t?tulos que corr?an de mano en mano porque a?n no se editaban sus obras ac?.

El taller Cultura y Revoluci?n: a cuarenta a?os de 1959, nuevamente bajo la advocaci?n de Casa, le serv?a entonces como pretexto para el regreso. Sus palabras iniciaron el evento y all? tambi?n se encontr? con Fidel.

Probablemente por haber sido hijo y nieto de campesinos y desempe?ado muchos de los oficios del mundo ―cerrajero, mec?nico, editor y periodista, director adjunto del Diario de Noticias de Lisboa?― tuvo siempre una sensibilidad y un compromiso a favor de las causas de los humildes y las minor?as. Urgido por la defensa de estas causas afirmar?a en Casa de las Am?ricas en su ?ltima visita en el 2005 que ?la historia se escribe desde el punto de vista de los vencedores, los vencidos nunca han escrito la historia. Se escribe, fatalmente, desde un punto de vista masculino. La humanidad contada por una mujer o un equipo de mujeres ser?a totalmente distinta porque el punto de vista es totalmente otro?.

Afiliado al Partido Comunista Portugu?s en 1969, cuando a?n era clandestino, milit? siempre desde la izquierda, tan propia y convencida que no dud? nunca en se?alar aquello que a su juicio fuesen injusticias, aun a sus propios amigos. Los cubanos lo sabemos bien. Algunas declaraciones suyas a prop?sito de una feroz campa?a desatada contra la Isla en 2003 fueron amplificadas y reproducidas por los grandes medios que casi nunca le daban voz para sus otras cr?ticas. Saramago regres? a Cuba en 2005, lo invitaba el Ministerio de Cultura y fue recibido, nuevamente, por Fidel. En el Palacio del Segundo Cabo, entonces sede del Instituto Cubano del Libro, presentar?a la edici?n cubana de El Evangelio seg?n Jesucristo. Una larga fila de sus lectores lo esperaba para que les autografiara sus vol?menes.


Tambi?n en aquella ocasi?n el escritor portugu?s comparti? con varios intelectuales, m?sicos y artistas de la pl?stica cubana, visit? el Centro de Estudios Literarios Onelio Jorge Cardoso, la Universidad de Ciencias Inform?ticas (UCI) y la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM). Al Premio Nobel le llegaron muy de cerca los recorridos por los dos planteles: la ELAM porque hab?a all?, ?no solo estudiantes de esta regi?n del mundo, sino tambi?n de ?frica y aun de EE.UU.?; y la UCI porque dec?a que en una universidad de este tipo normalmente se privilegiaba la tecnolog?a, no aparec?an los seres humanos, y all? los estudiantes le contaban c?mo cuidaban a los pacientes que llegaban con catarata o retinosis. Y reflexionaba: ?Estas cosas tocan directamente al coraz?n de uno. Que eso ocurra es maravilloso?.

Saramago se hab?a negado hace muchos a?os a recibir premios y distinciones en los EE.UU., pero esa postura de principios siempre fue silenciada por los grandes medios. ?La fisonom?a fascista de EE.UU. hoy es bastante completa. Lo que antes ser?a objetivo m?s o menos disfrazado hoy est? ah? con toda claridad y toda rotundidad?, afirmaba hace seis a?os en entrevista con la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde.

Aunque el tiempo no le alcanz? para regresar una vez m?s a Cuba, su relaci?n con la Isla continu? siendo cercana. En diciembre de 2008 enviaba para el evento ?La Declaraci?n Universal de los Derechos Humanos, 60 a?os despu?s? un mensaje en el cual afirmaba: ?Los derechos humanos est?n muertos en el mundo entero, todo est? muerto en el mundo entero. Por lo menos en Cuba nunca nada est? muerto?.

?

Fotos: Pet??



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Saramago, Fidel Castro, Ensayo sobre la ceguera, fascista, Cuba

Publicado por blasapisguncuevas @ 0:04  | CUBA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada