Viernes, 02 de julio de 2010

Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 01-07-2010

?


Foreign Policy in Focus

Traducido del ingl?s para Rebeli?n por Germ?n Leyens

La debacle de McChrystal escenefica de qu? forma el pensamiento militar domina la pol?tica de EE.UU. ?v?ase la parte del presupuesto en manos del Pent?gono? as? como la extrema desesperanza de lograr otra cosa que una agotadora derrota de la ocupaci?n estadounidense en Afganist?n. Esta lecci?n deber?a haberse aprendido despu?s de Vietnam. Como dijo Yogi Berra [jugador de b?isbol estadounidense del siglo pasado, N. del T.]: ?Cada vez que pasa igual, sucede lo mismo?.

Washington escogi? cuidadosamente a Hamid Karzai para que fuera presidente de Afganist?n. Despu?s de servir un per?odo, apreciado por pocos de sus conciudadanos, Karzai ha proclamado p?blicamente su falta de confianza en la capacidad de sus benefactores estadounidenses de prevalecer sobre los enigm?ticos talibanes. Dijo a los medios que ya no conf?a en el compromiso de EE.UU. ?su capacidad de ganar la guerra y su poder de aguante. Por cierto, ha comenzado a hablar, ?tal vez incluso a negociar? con la misma entidad a la que los militares de EE.UU. se han enfrentado durante un decenio, sufriendo m?s de 1.000 muertos y muchos m?s heridos, f?sica y mentalmente.

Simult?neamente, para cubrirse, Karzai pretende que agradece la generosa ayuda de Washington. ?Chocante? ?No nos ha pasado nunca antes? Abre Google y encontrar?s al Karzai vietnamita.

El parecido con Vietnam

En los a?os cincuenta, los Acuerdos de Ginebra especificaron una votaci?n para presidente en Vietnam. Incluso Dwight Eisenhower, en sus memorias, reconoci? que el l?der comunista Ho Chi Minh habr?a ganado esa elecci?n con m?s del 80% de los votos. Para evitar ese resultado, EE.UU., y algunos de sus aliados de la OTAN, crearon la Rep?blica de Vietnam del Sur y eligieron a Ngo Dinh Diem como presidente. Entre los promotores de Diem hubo intelectuales de la defensa, los neoconservadores en aquellos tiempos, as? como el cardenal Spellman y la familia Kennedy.

Diem, cat?lico, presidente de un pa?s budista reci?n creado, sab?a que tendr?a que tener mucho cuidado con sus generales ?en su mayor?a no cat?licos?. Mientras los asesores militares estadounidenses presionaban a los militares vietnamitas para que combatieran agresivamente contra el Viet Cong, las guerrillas comunistas del sur, Diem instaba a los generales a limitar la cantidad de v?ctimas ?con lo que quer?a decir que las campa?as no deb?an ser agresivas-

A principios de noviembre de 1963, justo antes del asesinato de Kennedy, algunos generales vietnamitas realizaron un golpe contra Diem ?con la aprobaci?n t?cita, si no con el aliento directo de EE.UU.? y lo asesinaron. Los asesinos de Diem se convirtieron en jefes de Estado, respaldados inmediatamente por Washington. Su viuda, madame Nhu, culp? al gobierno de EE.UU. de su asesinato: ?Cualquiera que tenga a los estadounidenses como aliados no necesita enemigos?.

La hora Diem de Karzai

?Ley? Karzai la declaraci?n de madame Nhu? Despu?s de servir un primer per?odo que dio mal nombre a la corrupci?n, Karzai logr? un segundo per?odo en 2009. Como Diem, cuya familia recibi? puestos clave en el poder, Karzai protegi? a los suyos. Su hermano, Ahmed Wali Karzai, dirige una de las mayores operaciones de narcotr?fico del pa?s y tiene una pandilla de secuaces que trabaja para ?l. Adem?s, seg?n The New York Times, Ahmed Karzai recibe ?regularmente pagos de la Agencia Central de Inteligencia, y lo ha hecho durante gran parte de los ?ltimos ocho a?os, seg?n funcionarios estadounidenses actuales y antiguos?. The Times tambi?n inform? de que ?La agencia paga al se?or Karzai por una variedad de servicios, incluyendo la ayuda para reclutar una fuerza paramilitar afgana que opera bajo la direcci?n de la CIA dentro y alrededor de la ciudad sure?a de Kandahar, base del se?or Karzai?.

Karzai critica y elogia alternativamente al gobierno de EE.UU. (que gasta 6.300 millones de d?lares al mes para continuar la guerra). Tambi?n provoca a Washington al abrazar al supremo objeto de la actual campa?a de odio de Washington, el presidente iran? Mahmud Ahmadineyad.

Durante la Guerra de Vietnam, algunas corporaciones de EE.UU. se enriquecieron como, t?picos bandidos, aprovisionando a las fuerzas armadas. En Afganist?n, los tristemente c?lebres imperios BP y Halliburton han ganado miles de millones suministrando las necesidades de las fuerzas de la OTAN. Algunos grupos talibanes tambi?n comprenden los rentables productos derivados de la guerra y cobran sobornos por no asaltar convoyes que llevan material para los militares desde Pakist?n.

Mientras tanto, los mejores planes de los generales de Obama no han logrado sus objetivos. La ?oleada? tan pregonada por el general McChrystal no gan? las batallas por Marja. Tampoco se ve venir una conquista de Kandahar. Los aliados de la OTAN se desaniman. Los holandeses han desertado, e incluso el adulador Gobierno derechista de Canad? se ir? dentro de 14 meses. Por cierto, las fuerzas de EE.UU. tambi?n deben retirarse en el a?o 2011.

En 1975, el Congreso cort? los fondos de apoyo de EE.UU. para la Guerra de Vietnam. Los que votaron por el corte formularon la pregunta obvia: ?Qu? hab?a logrado EE.UU. despu?s de diez a?os de combates y muertes que llev? a 58.000 estadounidenses muertos, cientos de miles de heridos, cuatro millones de v?ctimas vietnamitas, y un pa?s destruido? Muchos hacen ahora la misma pregunta sobre Afganist?n y reciben la misma respuesta: No gran cosa.

Desafecci?n del p?blico

El p?blico de EE.UU. da se?ales de estar cansado de la guerra, incluso a pesar de que la mayor?a no ha sido afectada directamente por el conflicto. Se ha cansado de escuchar y leer al respecto. Millones de estadounidenses cantan ?Dios bendiga a EE.UU.? en eventos deportivos, honrando a los que sirven en las fuerzas armadas. En su mayor?a no se presentan como voluntarios, ni siquiera escriben cartas a los soldados.

Y a pesar de ello la guerra se sigue alargando. Los elusivos talibanes ?involucrados con la inteligencia paquistan? y al parecer tambi?n con Karzai? han aprendido, como los antiguos Viet Cong, a desaparecer cuando se acercan los soldados estadounidenses. Evitan la anunciada ?batalla decisiva?. El antiguo dicho afgano se impone: ?Puede que los invasores extranjeros tengan el reloj, pero nosotros tenemos tiempo?. Los vietnamitas ten?an dichos parecidos.

EE.UU. naci? en una guerra anti-imperial. Hemos tenido poco ?xito en la exportaci?n de nuestro orden a naciones en desarrollo (Vietnam, Iraq, Afganist?n). Pero sufrimos efectos negativos a largo plazo de esas sangrientas aventuras. Algunos estadounidenses se quedan permanentemente mutilados y lisiados; otros nunca perdonan u olvidan. Los vietnamitas triunfaron y ahora les encanta hacer negocios con nosotros. Pero ah? termina la analog?a con Vietnam. Los iraqu?es y los afganos (y muchos tambi?n en Pakist?n) no gritar?n victoria. M?s bien, ellos ?las familias de los asesinados por soldados, bombas, y drones estadounidenses? probablemente cultivar?n el odio hacia EE.UU. durante d?cadas.

?

El cineasta galardonado y activista Saul Landau es miembro asociado del Institute for Policy Studies.

Fuente: http://www.fpif.org/articles/remember_vietistan

rCR



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Vietnam, Afganistán, budista, aliados, gobierno

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada