Viernes, 16 de julio de 2010

Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 16-07-2010

?




La excarcelaci?n decidida por Cuba de los 52 prisioneros del llamado grupo de los 75 que todav?a permanec?an en prisi?n es una excelente noticia como quiera que se le mire pero no debiera sorprender a nadie. De los 20 que hasta el momento han decidido viajar a Espa?a, 10 han llegado ya a Madrid en lo que va de esta semana.

La revoluci?n cubana ha sido generosa con sus adversarios siempre que las circunstancias del duro enfrentamiento a la agresividad de Estados Unidos se lo han permitido, una tradici?n que arranca con el trato humanista y caballeroso recibido por los cientos, y, a la postre, miles, de soldados de la dictadura de Fulgencio Batista hechos prisioneros por el ej?rcito revolucionario encabezado por Fidel Castro. El rencuentro de Che Guevara con su profesi?n de m?dico, cuando despu?s del combate de El Uvero brind? atenci?n por igual a los heridos propios y a los enemigos, sintetiza un principio ?tico al que la revoluci?n se ha mantenido fiel. Por esa misma concepci?n la inmensa mayor?a de los integrantes de la invasi?n de la CIA por Bah?a de Cochinos, excepto los que hab?an cometido cr?menes de guerra, fue devuelta poco despu?s sana y salva a territorio estadunidense. Estos pocos casos bastar?an para exponer la mendacidad de quienes hablan de torturas en las prisiones cubanas.

La puesta en libertad de los 52 presos contrarrevolucionarios confirma que La Habana no se mueve un mil?metro bajo presi?n, amenazas, chantajes o campa?as medi?ticas y sin embargo est? siempre dispuesta al di?logo respetuoso y flexible si existe buena voluntad y esp?ritu constructivo en sus interlocutores, de modo que no lesione la soberan?a y la autodeterminaci?n de Cuba. Este es el caso de las gestiones en pro de la excarcelaci?n de los presos realizadas ante el presidente Ra?l Castro por el cardenal Jaime Ortega y el gobierno espa?ol, sobre todo en la persona del canciller Miguel ?ngel Moratinos. En oposici?n a su antecesor, la administraci?n de Jos? Luis Rodr?guez Zapatero ha abogado en el seno de la Uni?n Europea por el di?logo con Cuba en lugar de la confrontaci?n y por la derogaci?n de la denominada Posici?n Com?n de aquella hacia la isla, un instrumento impuesto con apoyo yanqui por el abominable Jos? Mar?a Aznar, que implica enjaezar a Europa a la pol?tica anticubana de Estados Unidos. Al ser informado de la liberaci?n de los 52 en un plazo de entre tres y cuatro meses, Moratinos declar? que Ya no hay raz?n para mantener la Posici?n Com?n. Esto era lo que mis colegas me hab?an pedido, espero que ahora respondan al compromiso. El canciller espa?ol hab?a solicitado el 14 de junio a sus hom?logos europeos una pr?rroga de tres meses para reconsiderar la citada postura.

Washington ha tratado de restar importancia al gesto de Cuba, pero en el Congreso avanza una iniciativa de ley para autorizar a los estadunidenses a viajar a la isla y hacer menos onerosas las condiciones que debe cumplir para comprar alimentos en Estados Unidos, que cuenta con el apoyo de un amplio arco de fuerzas econ?micas y pol?ticas muy influyentes y podr?a ser impulsada por las excarcelaciones; aunque tambi?n corre el riesgo de diluirse ante la proximidad de las elecciones y la batalla por el voto de Florida.

Estados Unidos no puede hacerse el desentendido ante la liberaci?n de los presos puesto que el gobierno de ese pa?s tiene toda la responsabilidad pol?tica y moral por su encarcelamiento. Los llamados disidentes actuaban a su servicio, recib?an instrucciones y dinero de su oficina diplom?tica en La Habana y fueron condenados por los tribunales cubanos con apego a la ley en un momento en que exist?an fuertes indicios de que estaba en preparaci?n una intervenci?n militar estadunidense. Lo menos que podr?a hacer Obama como un gesto de reciprocidad inmediata es excarcelar a los cinco antiterroristas cubanos injustamente condenados, para lo que bastar?a su firma.

En medios internacionales se levanta de nuevo la alharaca sobre cambios en Cuba. Pues bien, ha habido reformas importantes durante el gobierno de Ra?l Castro y existe una voluntad nacional de cambiar todo lo que haya de ser cambiado. Pero los cambios que quiere una mayor?a de cubanos son para renovar y fortalecer el rumbo socialista. Por eso levanta el fervor nacional ver a Fidel encabezando otra gran batalla internacionalista, ahora en solidaridad con los pueblos de Medio Oriente, en particular con Ir?n, y para preservar la paz mundial.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/07/15/index.php?section=opinion&article=022a1mun



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Presos en Cuba, posición común, revolución cubana, elecciones, liberación, La Jornada, autodeterminación

Publicado por blasapisguncuevas @ 8:33  | CUBA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada