Martes, 20 de julio de 2010

Portada :: V?deos rebeldes
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 20-07-2010

?

Lecciones de manipulaci?n. An?lisis sobre v?deos e informaciones de Cuatro y CNN Plus

cubainformacion.tv


Acusaci?n n? 1: ?conexi?n Ch?vez-ETA-FARC?

cubainformacion.tv

Los canales televisivos Cuatro y CNN Plus, pertenecientes al Grupo Prisa, emitieron a comienzos de junio el reportaje titulado ?Los guardianes de Ch?vez? (1). Un producto televisivo en l?nea con los ataques internacionales a la revoluci?n bolivariana que lidera el presidente venezolano Hugo Ch?vez.

El objetivo del programa es evidente: culpabilizar al gobierno de Venezuela de la existencia de factores de violencia, tanto pol?tica como social, en el pa?s. Con la versi?n ?nica de la oposici?n venezolana, el programa es un ejemplo de periodismo sensacionalista cuyo trabajo de producci?n y selecci?n de entrevistas fue realizado por un equipo del conocido canal antichavista Televen.

El programa, dirigido por Jon Sistiaga y con gui?n y conducci?n de David Beriain, viaja a Venezuela con un objetivo premeditado: mostrar la vinculaci?n del gobierno venezolano con la organizaci?n vasca ETA y con la guerrilla colombiana de las FARC, siguiendo la l?nea acusatoria de un auto del Juez de la Audiencia Nacional espa?ola Eloy Velasco (2).

El auto de este juez, cercano al Partido Popular, ha sido la base de una gran campa?a de la derecha espa?ola contra el gobierno de Venezuela y, por extensi?n, contra la pol?tica de normalidad diplom?tica entre Espa?a y Venezuela.

El juez Eloy Velasco basa su acusaci?n de una supuesta relaci?n entre ETA, las FARC y el gobierno de Ch?vez en documentos aportados por el gobierno de Colombia, encontrados supuestamente en el ordenador de Ra?l Reyes, dirigente de las FARC que fue abatido por el ej?rcito colombiano en 2008. Numerosas organizaciones internacionales han denunciado la ?fabricaci?n? de estos documentos por parte del ejecutivo de Colombia. ?ste ha utilizado el ordenador de Reyes en sus acusaciones no solo contra el gobierno de Venezuela, sino tambi?n contra el de Ecuador, contra mediadores humanitarios internacionales, y contra diversos periodistas y pol?ticos colombianos (3).

Algo que este programa y el conjunto de medios espa?oles han censurado es el hecho de que en 2000, cuando el juez Eloy Velasco era Director General de Justicia en el gobierno aut?nomo valenciano, su entonces presidente Eduardo Zaplana recibi? oficialmente a una delegaci?n de las FARC, la guerrilla colombiana (4).

Como era evidente, el video no consigue prueba ni testimonio alguno de la supuesta relaci?n entre el gobierno venezolano y las FARC, algo que debe reconocer el periodista David Beriain en la tertulia posterior al video: ?Yo no les visto (a la guerrilla de las FARC en territorio de Venezuela), (pero) la gente habla...?

La segunda base de la acusaci?n del juez espa?ol es la presencia de antiguos militantes de ETA ?desde hace cerca de 30 a?os! en Venezuela. A uno de ellos, Arturo Cubillas, el video le atribuye la supuesta jefatura de la organizaci?n en el pa?s.

Hay que recordar que Arturo Cubillas vive en Venezuela desde hace 21 a?os, es decir, 10 a?os antes del primer gobierno de Ch?vez, gracias a los acuerdos entre el gobierno de Felipe Gonz?lez y del entonces presidente de Venezuela Carlos Andr?s P?rez para la acogida de ex miembros de ETA (5). Este detalle, esencial para la comprensi?n de la informaci?n, es ?olvidado? deliberadamente por el periodista. Y es que los canales Cuatro y CNN Plus lanzar?an piedras sobre su propio tejado si apuntaran a Felipe Gonz?lez, padre pol?tico del Grupo Prisa, como responsable de la presencia en Venezuela del que califican como ?jefe de ETA? en este pa?s.

Para tratar de probar la conexiones entre ETA, las FARC y el chavismo, el programa viaja al 23 de Enero, una barriada popular muy ligada al proceso bolivariano y cuya Coordinadora Sim?n Bolivar ha establecido relaciones pol?ticas con grupos de la izquierda independentista vasca. Prueba de su claro objetivo premeditado es la insistencia ansiosa del periodista por conseguir alguna declaraci?n en favor de ETA por parte del representante de este colectivo. Primero le pregunta: ??Vosotros apoy?is la causa de ETA?? Y m?s tarde: ?Te voy a hacer una pregunta directa: ?vosotros apoyais la lucha armada de ETA??

A pesar de su insistencia, el reportero no consigue del entrevistado ninguna declaraci?n de apoyo a ETA que, en cualquier caso, no ser?a la de un representante gubernamental, sino la opini?n de un militante social: ?Nosotros no estamos hablando de ETA, estamos hablando de la lucha independentista (vasca)?, le responde.

La primera acusaci?n del programa contra el gobierno de Hugo Ch?vez, la supuesta vinculaci?n del gobierno venezolano con las FARC y ETA, se queda en nada. A lo sumo, el reportaje demuestra que en Venezuela ya hay canciones de salsa dedicadas a Euskal Herria, al Pa?s Vasco.


Acusaci?n n? 2: ?grupos armados irregulares apoyados por el gobierno?

cubainformacion.tv


La segunda acusaci?n del reportaje ?Los guardianes de Ch?vez?, emitido por el grupo espa?ol Prisa a trav?s de sus canales Cuatro y CNN Plus, es la supuesta conexi?n entre el gobierno de Hugo Ch?vez y grupos armados irregulares venezolanos de ideolog?a bolivariana.

Las acusaciones son directas: ??Por qu? permite Ch?vez estos grupos chavistas que se est?n armando??, pregunta el director Jon Sistiaga. ?Para Ch?vez son un as en la manga por si las cosas se ponen feas?, afirma David Beriain en el off del video. ?En t?rminos de surrealismo pol?tico es lo m?ximo: un estado que permite una guerrilla dentro de su estado porque es de los suyos?, sentencia el director.

Todo ello, a pesar de que el reportero David Beriain reconoce en varias ocasiones que los grupos a los que entrevista est?n desarmados: ?(Los miembros del colectivo Alexis Vive) no llevan armas. Saben que dar?an argumentos a la oposici?n que les ve como el brazo paramilitar de Ch?vez?. (...) ?Continuamos buscando. No puede ser que todos nos hablen de los grupos armados del 23 de Enero y no veamos ni una sola pistola?.

Aunque, ante tal absoluta falta de pruebas, siempre es imprescindible sembrar la duda: ?Veo pinganillos y radios. Y bultos bajo la ropa que insinuan algo m?s?.

Admitiendo que todos los colectivos chavistas entrevistados estuviesen armados, estar?amos hablando de tres grupos muy determinados y compuestos por un peque?o grupo de personas. El programa ignora a la masa de militancia de los movimientos sociales y partidos pol?ticos, absolutamente desarmados, que apoyan al presidente Ch?vez. Solo el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), principal de estas fuerzas, supera los 6 millones de militantes (6).

En l?nea con la acusaci?n de connivencia del gobierno con grupos armados irregulares, el periodista afirma que el presidente Ch?vez los califica como ?pueblo en armas?. Esto es una clara tergiversaci?n. La conocida expresi?n del presidente Ch?vez ?un pueblo en armas? se refiere a la milicia popular, reserva del ej?rcito compuesta por civiles, y en absoluto a los grupos armados irregulares (7).

El presidente Ch?vez ha manifestado p?blicamente, en varias ocasiones, su oposici?n a la actividad de estos grupos. Ninguna de estas intervenciones, relevantes para comprender la informaci?n, aparece en el reportaje: ?No podemos permitir que haya grupos autodenominados revolucionarios con esas actitudes criminales?, afirm? en una ocasi?n (8).

El programa hace una insistente y macabra comparaci?n de estos supuestos grupos armados chavistas con los paramilitares colombianos, quienes ?recordemos- tienen un saldo de al menos 30.000 asesinatos (9). Para ello, el programa da espacio exclusivo a representantes de la oposici?n venezolana. Es el caso del ex director y co propietario del canal privado Globovisi?n: ?El presidente Ch?vez se queja mucho de los paramilitares colombianos y sin embargo en Venezuela existen. Si vas al 23 de Enero puedes entrevistar a cualquiera de los colectivos?.

Uno de los periodistas del canal Televen que ?recordemos- colabora en la producci?n del programa, reitera el t?rmino ?paramilitares? para referirse a los citados grupos bolivarianos: ?Los grupos radicales dentro de la estructura opositora son m?nimos, y no est?n armados. Armados est?n los grupos paramilitares, los grupos paralelos, los colectivos. Vds. han trabajado eso durante esta visita. Eso s? es grave?.

El candidato opositor Carlos Melo realiza esta grav?sima acusaci?n contra el ex alcalde del Municipio Libertador de Caracas, el chavista Freddy Bernal, quien ?recordemos- le venci? en las elecciones de 2004 con el 73% de los votos: ?El reparto de armas fue notorio. Fue cuando el alcalde Bernal reparti? ?es p?blico y notorio- armas a sus grupos paramilitares?.

Esta acusaci?n p?blica sin pruebas ser?a un claro delito, por ejemplo, en numerosos pa?ses de Europa.

El nivel de sensacionalismo del programa crece al mencionar a las Fuerzas Bolivarianas de Libraci?n, la supuesta ?guerrilla chavista?: ?Las F.B.L. son importantes para esta historia de la Venezuela armada porque son el m?s poderoso de todos los grupos. (...) Nos vamos para la frontera con Colombia. Nos han dicho que hay combates all?, narra David Beriain.

El reportero viaja a la frontera con Colombia en compa??a de una periodista de otro medio antichavista, el semanario Quinto D?a. Nos aseguran que han llegado a hablar con un guerrillero, pero que ?ste les ha impedido grabar.

En el montaje de video, se introduce una imagen que simula ser la retirada de la c?mara en el momento de hablar con la guerrilla. Pero, si congelamos la imagen, descubrimos la trampa: los guerrilleros son... campesinos con cajas.

Sin una sola imagen de la guerrilla, el periodista contruye toda una pel?cula de suspense: ?La charla con Sebastiana (Barr?ez, periodista de Quinto D?a) nos va dibujando un panorama volc?nico con guerrillas venezolanas, colombianas y grupos paramilitares de extrema derecha, peleando todos por el territorio?.

A falta de im?genes o testimonios, la tesis preconcebida del periodista solo puede ser apoyada en la interpretaci?n forzada de las palabras de un l?der campesino chavista. ??Hay guerrilla en esta zona??, le pregunta David Beriain. ?En esta zona de frontera cualquier pasa, va y viene, pero no hay una presencia marcada como tal (de la guerrilla), como s? sucede con el paramilitarismo?, responde el l?der campesino. ?Es decir, que para ?l hay guerrilla, pero el problema son los del bando contrario, los paramilitares?, interpreta el periodista.

Pero, a pesar de no contar con prueba ni testimonio alguno, el periodista de Prisa se lanza a asegurar que la supuesta ?guerrilla? de las FBL controla zonas enteras del pa?s.

Finalmente, tras haber preguntado a numerosas personas y no haber conseguido nada, el reportero justifica su retirada del lugar para salvaguardar la seguridad de las personas entrevistadas: ?Est? claro que en Guasdualito no vamos a conseguir nada m?s, a lo sumo complicarle la vida a la gente con la que intentamos hablar?.

A falta de la m?s m?nima prueba period?stica, el gui?n del reportaje insiste una y otra vez en elementos subjetivos, indemostrables, como la sensaci?n de miedo. ?Hay una sensaci?n de que gobierno y guerrilla son dos partes del mismo poder, y de que lo controlan todo. Hay una sensaci?n de miedo. (...) Nuestras c?maras espantan a todo quien tiene algo que contar. Hemos venido aqu? a ver qu? nos encontr?bamos, y nos hemos encontrado la ley del silencio?.

La insistencia en la sensaci?n de miedo roza el rid?culo cuando el reportero entrevista a un cura jesuita. ?ste acusa abiertamente al gobierno de connivencia con el citado grupo irregular: ?Pienso que aqu? la guerrilla bolivariana tiene mucha fuerza, en el sentido de que est? en las instancias gubernamentales?.

Sin embargo, y a pesar de la claridad de sus palabras, el periodista insiste en que el sacerdote no es m?s claro porque tiene miedo: ?El p?rroco habla, pero mide cada una de sus palabras con el cuidado de quien camina por territorio minado?.

Es curioso que el programa magnifique la acci?n de unos grupos de escasa actividad armada, y no diga nada, por ejemplo, de los m?s de 200 dirigentes sindicales asesinados en Venezuela por sicarios contratados por patronal y terratenientes, tal como denuncian organizaciones de derechos humanos como Provea (10). Para el programa todo esto son ?rumores?: ?Pero tambi?n hay rumores de la existencia de grupos armados de oposici?n?, dice Beriain en la ?nica referencia en todo el programa.

Tampoco se hace menci?n alguna, en el programa, al golpe de estado fallido contra Ch?vez en 2002, en el que participaron directamente varias de las personas entrevistadas en el video, como el actual alcalde de Caracas Alberto Ledezma, o el copropietario de Globovisi?n Federico Ravell.

La menci?n del golpe de estado y de la estrategia de violencia permanente por parte de los sectores de poder econ?mico, pol?tico y medi?tico de Venezuela es esencial para explicar a la audiencia cu?l es el contexto en que se desarrolla la polarizaci?n social y tambi?n cu?l es el argumento esgrimido por los citados grupos para mantenerse armados aun apoyando al gobierno.


Acusaci?n n? 3: ?el gobierno est? entregando armas a la poblaci?n?

cubainformacion.tv

Entre otras acusaciones, el reportaje de Cuatro y CNN Plus ?Los guardianes de Ch?vez? sostiene que el gobierno venezolano est? armando a la poblaci?n, a trav?s de las milicias populares, formadas por civiles voluntarios que son el equivalente a la reserva nacional de tantos pa?ses.

El director Jon Sistiaga sentencia de una manera categ?rica que el gobierno est? entregando armas a la poblaci?n: ?Desde el gobierno se impulsa la creaci?n de milias populares, a las que se reparte munici?n y kalashnikovs?.

En el mismo sentido, uno de los contertulios llega a afirmar que el gobierno est? armando al estudiantado chavista: ?Cuando tengo universitarios disidentes que est?n en contra del r?gimen, lo que hago es dar armas a los universitarios partidarios, para que se peleen entre ellos. L?gicamente, el universitario disidente lo que hace es salir por patas. Lo que nos vas a hacer es enfrentarte ideol?gicamente con una persona que est? armada?.

Estas afirmaciones son absolutamente falsas. El Ej?rcito venezolano entrena a la milicia popular, pero jam?s ha entregado armas a la poblaci?n civil que la integra, ya que ?stas permanecen en manos del Ej?rcito.

El programa convert?a la fiesta popular masiva del desfile de la milicia, algo tan alejado del ambiente ostentoso y elitista de los desfiles militares en otros lugares del mundo, en una caricatura militarista.

El periodista David Beriain reiteraba la supuesta politizaci?n del ej?rcito venezolano, por la inclusi?n, en sus desfiles, del eslogan ?Patria, socialismo o muerte?. Este periodista jam?s se atrever?a a calificar como ?politizados?, por ejemplo, los desfiles de las Fuerzas Armadas espa?olas, a pesar de sus constantes proclamas a favor de la monarqu?a, r?gimen pol?tico protegido, hoy, por la censura medi?tica y por la inmunidad jur?dica.

En Venezuela, en todos los actos populares masivos de este tipo, se distribuyen cientos de puestos de ?buhoneros?, o vendedores ambulantes, que comercializan camisetas, libros o afiches revolucionarios. Pero, de los cientos de buhoneros, al programa solo le interesa entrevistar a quienes le sirven a su objetivo de ridiculizar o desmitificar el acto. Para ello, qu? mejor que grabar a quien vende camisetas de Bin Laden junto a las del Che Guevara.

El reportero insin?a que en Venezuela, ahora, solo se venden libros de pol?tica revolucionaria, cuando ?recordemos- lo que est? filmando es un acto pol?tico-militar con p?blico fundamentalmente afecto al gobierno, y por lo tanto cliente potencial de los buhoneros.

Y, finalmente, trata de ridiculizar la amenaza real de intervenci?n en el pa?s, al mofarse del discurso antiimperialista de varios campesinos.

La negaci?n c?nica del peligro exterior de Venezuela es repetida en la tertulia posterior en boca del profesor Rafael Mart?nez, investigador de la Fundaci?n CIDOB, cuyo presidente es ?ni m?s ni menos- el ex Secretario General de la OTAN Javier Solana (11): ?Para resolver problemas interiores, (Venezuela se ha creado) enemigos por todo el mundo. Colombia es un enemigo, EEUU es un enemigo. Pero, ?qui?n es el enemigo de Venezuela? ?D?nde est? el territorio venezolano amenazado? Si no hay la m?s m?nima amenaza territorial...?

Es incre?ble que un supuesto ?analista internacional? niegue las apetencias del poder econ?mico, pol?tico y militar de EEUU en relaci?n a las inmensas riquezas naturales de Venezuela, como el petr?leo, el gas natural, la madera o el agua. Y que olvide la reciente instalaci?n de 7 nuevas bases militares norteamericanas en Colombia, con lo que son ya 872 en 40 pa?ses del mundo (12).

El programa acusa reiteradamente de militarista al gobierno de Hugo Ch?vez por haber creado esta milicia. Para ello, en el video se incluyen 7 opiniones que avalan esta tesis, por ninguna que la refuta. En este terreno, una de las intervenciones m?s llamativas es la del alcalde opositor de Caracas Antonio Ledezma, que afima exactamente lo siguiente: ?Ch?vez tiene una cabeza militarizada. (...) La idea de armar a la sociedad civil lo simplifican con la milicia. (...) Esto busca intimidar al pueblo?.

Quien realiza estas afirmaciones tiene una interesante biograf?a represiva. En 1989, cuando era Gobernador de Caracas, la Polic?a Metropolitana a su mando dispar? contra la poblaci?n indefensa que protestaba por el alza de precios de los productos b?sicos. Fue el llamado ?Caracazo? (13). Mientras las c?maras de los medios internacionales apuntaban a la ca?da del Muro de Berl?n, la ciudadan?a mundial ignoraba los centenares de muertos a manos de la polic?a de Caracas dirigida por este individuo.

Ledezma tambi?n es uno de los responsables de la mascare de m?s de 200 reclusos del extinto Ret?n de Catia, cuando era Gobernador (14).

Nada de esto se nos cuenta en el video del grupo Prisa. Recordemos que, en 2009, el diario del mismo grupo El Pa?s situ? a Antonio Ledezma como una de las cien personalidades iberoamericanas de mayor influencia e importancia (15). El hecho de que este veterano represor y cabeza principal de la derecha venezolana sea una de las figuras pol?ticas m?s defendidas por El Pa?s nos da una idea de la menguada cuota de progresismo que le queda ya al grupo Prisa.


Acusaci?n n? 4: ?el gobierno actual es el culpable de la criminalidad?

cubainformacion.tv


La capital de Venezuela, Caracas, es una ciudad con altos ?ndices de criminalidad y asesinatos. Esta realidad, que no es nueva y que es com?n a otras grandes urbes de Am?rica Latina, es utilizada por la oposici?n venezolana para culpabilizar al gobierno de Ch?vez. Esta es otra de las tesis del programa ?Los guardianes de Ch?vez?.

David Beriain, guionista y conductor del programa, se acerca a uno de los barrios de clase media de Caracas, donde las urbanizaciones cuentan con vigilancia y muros de seguridad. Y lo cuenta como si esto fuera una novedad reciente, y no un fen?meno de d?cadas: ?Alambre de espino, muros de seguridad, barrios enteros que se esconden detr?s de defensas como ?sta. Garitas, vigilancia privada, armas. La inseguridad ha cercado la vida de los caraque?os?.

Este tratamiento informativo contrasta con el que Cuatro y el resto de medios del grupo Prisa dan al tambi?n grave fen?meno de violencia com?n en M?xico o Brasil, en cuyas informaciones rara vez se menciona el nombre del presidente del pa?s.

Max R?mer, consultor de empresas y conocido antichavista, en la tertulia posterior al programa, reconoce que el problema es anterior a Ch?vez, pero se atreve a afirmar que en los 11 a?os de gobierno bolivariano se deb?a haber sido resuelto un problema de d?cadas: ?En 11 a?os de gobierno se han podido resolver esas cosas. 11 a?os son 2,5 per?odos (electorales) de la etapa de los 40 a?os (antes de Ch?vez). Son casi 3 periodos de un gobierno norteamericano y casi 3 de un gobierno espa?ol. Es much?simo tiempo?.

El reportaje incurre en contradicciones flagrantes. Por ejemplo, se introduce, de la mano de la polic?a del municipio Sucre, en un operativo contra la delincuencia. Nos muestra una realidad dram?tica, cuasi b?lica, y relaciona las cifras de v?ctimas por violencia com?n ?tomadas todas de la prensa antichavista- con la gesti?n del gobierno nacional. Se lee en r?tulos: ?16.047 homicidios en 2009. 2 asesinatos por hora. El 91 % de los cr?menes queda impune. 123.091 homicidios durante el gobierno de Ch?vez?.

Posteriormente, sin embargo, nos descubre que la polic?a de este municipio est? a las ?rdenes de un alcalde antichavista, Carlos Oc?riz, que asegura que en su mandato la delincuencia se ha reducido. ?Piense que en otras partes del pa?s, sobre todo en Caracas, los homicidos suben, y aqu? en Petare (barrio del muncipio Sucre) bajan?.

El periodista llega incluso a afirmar que la actual polic?a de Sucre es menos represiva que la anterior, es decir, cuando estaba a las ?rdenes del anterior alcalde chavista: ?La oposici?n controla ahora el muncipio y se ha esforzado por mostrar una cara m?s amigable, menos represiva de las fuerzas del orden. Pero eso choca con a?os de corrupci?n, gatillo f?cil e ineficiencia?.

Este an?lisis refleja un despiste hist?rico absoluto, y silencia la pr?ctica de represi?n policial en estos barrios durante la llamada IV Rep?blica, los 40 a?os de bipartidismo anterior a Ch?vez, con un saldo de miles de muertos, desaparecidos y torturados (16).

Todo el video es construido como un reportaje de guerra, con todos sus elementos de dramaturgia y puesta en escena: ?Ya ven, chaleco antibalas, casco de guerra. No vamos a ninguna batalla ni a ninguna operaci?n militar. Estamos con la polic?a de Sucre. Vamos a Petare, quiz? el barrio m?s peligroso de todos?.

Y es que el actor principal de este teatro period?stico es David Beriain, un reportero que lleva a?os cubriendo escenarios de guerra en el mundo (17).

En todo esto, no puede faltar un montaje de escenas r?pidas, al m?s puro estilo del cine de acci?n policial.

Este tipo de periodismo sensacionalista, con la mira puesta en la conquista de la audiencia, necesita de constantes autoalabanzas y reafirmaciones de un supuesto rigor informativo: ?Yo, como periodista serio y riguroso que intento ser...?, se defiende Beriain.

En la misma l?nea, el director del programa, Jon Sistiaga daba s?ntomas, tambi?n, de sufrir de mala conciencia: ??Exageramos al dar esta visi?n de esta Venezuela armada, crees que este periodismo es innecesario??, le pregunta a la representante de la Embajada de Venezuela, tambi?n periodista, en la tertulia.

Exagerado o innecesario no son los adjetivos que definen con precisi?n este tipo de periodismo. M?s bien deber?amos decir que es absolutamente parcial, que censura o ridiculiza las opiniones del bando mayoritario en la sociedad venezolana, que ignora elementos fundamentales en el oficio como el necesario contexto hist?rico y geogr?fico, y que defiende las posiciones de la minor?a social m?s poderosa que, en los ?ltimos a?os, ha visto peligrar sus intereses por el proceso liderado en Venezuela por el presidente Hugo Ch?vez.


Acusaci?n n? 5: ?existe cada vez mayor desigualdad en Venezuela?

cubainformacion.tv



El reportaje ?Los guardianes de Ch?vez?, de los canales Cuatro y CNN Plus, difunde varios de los mensajes cl?sicos de la propaganda antichavista: que el presidente Hugo Ch?vez es culpable tanto de las altas tasas de delincuencia como de una supuesta militarizaci?n de la sociedad, y que sostiene a todo tipo de grupos armados dentro y fuera del pa?s.

El programa y la tertulia posterior dan voz monocorde a la oposici?n venezolana, que ofrece sus an?lisis a trav?s de 13 pol?ticos y periodistas. Por el bando bolivariano, solo una persona, participante de la tertulia, puede exponer m?nimamente sus ideas. En el cuerpo del reportaje, las entrevistas a los partidarios del gobierno, en sus diferentes tendencias, son totalmente desnaturalizadas en la edici?n de video, con intenciones evidentes: vincular chavismo con violencia, y desprestigiar o ridiculizar las tesis bolivarianas.

El propio director del programa reconoce en la tertulia posterior al video, el desbalance absoluto del programa: ?Kelly (Arean, representante de la Embajada de Venezuela en Madrid), creo que te has sentido un poco apabullada en esta mesa?.

Ante semejante desequilibrio informativo, las reiteradas apelaciones a su supuesto periodismo riguroso y cr?tico m?s parecen una expresi?n de mala conciencia: ?Cuando dec?amos que compartimos periodismo, es que compartimos periodismo cr?tico. (...) Coincidimos en el periodismo que nos gusta a ambos, periodismo cr?tico y necesario?, le dec?a Sistiaga a la periodista venezolana Kelly Arean. ?Yo, como periodista serio y riguroso que intento ser...?, se defend?a David Beriain en otro momento de la mesa posterior al video.

Para Jon Sistiaga, director del programa, su concepto de periodismo cr?tico es el de un periodismo ruidoso y sensacionalista, pero inofensivo para el poder econ?mico y medi?tico. Un periodismo cr?tico s?, pero contra quienes han hecho frente al poder. En este caso, un proceso pol?tico, como el liderado por Ch?vez, que beneficia y moviliza a millones de personas antes excluidas de la sociedad venezolana y que ha tocado a grandes intereses econ?micos transnacionales, entre ellos los del propio grupo Prisa.

El programa es producido en colaboraci?n con un equipo del canal Televen, y contiene todos los habituales argumentos contra el gobierno de los medios de oposici?n de Venezuela. Una mesa plagada de peri?dicos, todos radicalmente antichavistas, que aparece frente al reportero en una de las escenas del video, es la imagen que simboliza tanto la composici?n del panorama medi?tico venezolano como el cuadro de fuentes de informaci?n empleadas en el programa.

No es extra?o, por tanto, que el periodista David Beriain refleje de una manera tan reduccionista cu?les son los ?temores? de la sociedad venezolana: ?Ese es el miedo que existe en la calle, que no estoy hablando yo, yo como periodista recojo, en la calle existe ese temor?.

Uno de los mensajes en la estrategia de los medios venezolanos es el de desmentir una de las realidades sociol?gicas m?s incontestables: el apoyo de los sectores m?s pobres al presidente Ch?vez. El mensaje es recogido por el programa en varias ocasiones: ?Otro opositor que quiere romper el mito de que los barrios pobres son patrimonio chavista es Carlos Melo?. ?Petare es territorio opositor. Quiz? la primera gran barriada popular que pierde el chavismo, rompiendo as? el mito de que los pobres votan a Ch?vez y los ricos contra Ch?vez?.

Si atendemos a las palabras literales del periodista -que este barrio rompe ?el mito de que los pobres votan a Ch?vez"- deber?amos recordar que en la ?ltima elecci?n presidencial, en diciembre de 2006, Hugo Ch?vez gan? por el 53,58 % de los votos en la barriada de Petare (18). Es cierto que, en las elecciones municipales de 2008, hubo un voto de castigo a la deficiente gesti?n del equipo local, y las fuerzas bolivarianas fueron derrotadas. Pero ?sta es una situaci?n excepcional en el pa?s, donde la inmensa mayor?a de las barriadas votan a las candidaturas de izquierda.

El programa, siguiendo otra de las l?neas del discurso de la oposici?n venezolana, trata de desprestigiar los programas sociales y de reducci?n de la pobreza durante el mandato de Ch?vez. David Beriain dice: ?Zonas como este barrio han sido el destino de las llamadas misiones, las obras sociales del gobierno revolucionario. El esfuerzo en salud, en educaci?n y en vivienda es grande, pero ni todo el dinero del petr?leo venezolano ha conseguido paliar los a?os de abandono y la corrupci?n generalizada?. ?Venezuela ha ingresado 900.000 millones de d?lares de ingresos petroleros. (...) Parece, o se habla -al menos cuando yo estuve en Venezuela lo o?- de ciertas oportunidades perdidas?.

Seg?n la CEPAL, Comisi?n Econ?mica para Am?rica Latina y el Caribe, organismo dependiente de Naciones Unidas, la pobreza en Venezuela baj? de un 49,4 % en 1999 a un 30,2 % en 2006, mientras que la indigencia o pobreza extrema pas? del 21,7% al 9,9% en el mismo per?odo (19). Datos recientes ubican la extrema pobreza en el 7,2% de la poblaci?n (20).

Las misiones sociales del gobierno en alimentaci?n, salud, educaci?n, desarrollo econ?mico local, cultura o deporte han sido la clave para que Venezuela haya alcanzado casi la totalidad de las llamadas Metas del Milenio establecidas por Naciones Unidas para 2015 (21). Por mencionar solo un dato, en 2005 Venezuela, gracias a la Misi?n Robinson, desarrollada con asesoramiento de Cuba, fue avalada por la UNESCO como pa?s sin analfabetismo (22).

Para Max R?mer, tertuliano antichavista calificado por el presentador como ?maestro de periodistas?, todos estos avances sociales son solo limosnas, ?d?divas?: ??En qu? consiste el r?gimen? En un proceso de d?divas permanentes desde el gobierno central?.

En la mesa de la tertulia, uno de los intervinientes miente claramente al afirmar que la desigualdad es cada vez mayor en Venezuela: ?En Venezuela el mayor problema, aparte de la pobreza, es la desigualdad. Las diferencias existentes ?que es un problema que tambi?n tiene Chile, pero en Venezuela es donde m?s se acusa-, la diferencia entre los pobres y los ricos es cada vez m?s grande?.

Esto es algo que desmienten diversos informes internacionales. El Coeficiente de Gini, que mide la desigualdad de un pa?s, baj? de 0,48 a 0,39 en el per?odo de gobierno de Ch?vez, ubicando a Venezuela como el pa?s de la regi?n, de los registrados en la estad?stica, con menor desigualdad (23).

El programa elige un hospital con notorias deficiencias y falta de insumos para tratar de echar por tierra los avances en el conjunto de la salud p?blica en Venezuela.

Uno de los saltos m?s espectaculares que ha dado Venezuela en materia social ha sido en el campo de la salud p?blica. Gracias a la misi?n Barrio Adentro, desarrollada desde 2003 en cooperaci?n con Cuba, la situaci?n de la atenci?n sanitaria ha cambiado radicalmente: del 22 % de la poblaci?n con acceso a la salud, se ha pasado al 95 %, se han creado m?s de 6.000 consultorios populares; de 5.000 cirug?as oftalmol?gicas al a?o, se ha pasado a casi 150.000; y de una media de 20 m?dicos por cada 100 mil personas, a 76 (24) (25).

Estas cifras explican la popularidad en el pa?s del presidente Hugo Ch?vez. Por su rareza y excepcionalidad, deber?an pasar a la agenda informativa internacional. Pero, desgraciadamente, ?sta depende de la decisi?n de quienes, hoy por hoy, dirigen la guerra medi?tica contra el proceso bolivariano en Venezuela.


Y acusaci?n n? 6: ?Ch?vez controla los medios de comunicaci?n?

cubainformacion.tv


En los ?ltimos tiempos, varios de los medios venezolanos rabiosamente antigubernamentales han moderado su discurso, en una estrategia por ganar la credibilidad perdida.

En esta l?nea, el reportaje ?los guardianes de Ch?vez?, producido por los canales Cuatro y CNN Plus, realiza una apolog?a de un supuesto centrismo pol?tico, de un talante de di?logo y tolerancia alejado de los extremos de izquierda y derecha.

El programa habla de que ha tratado de acercarse a ?algunas de las minor?as armadas? de ambos bandos: ?Son una minor?a los que de uno y otro lado tiran de esta cuerda a punto de partirse. Hemos querido conocer algunas de esas minor?as armadas?

Sin embargo, bandas de extrema derecha o de sicarios pagados por terratenientes ni son mencionados en el video. Las ?minor?as armadas? del reportaje son de un solo bando.

Este ?di?logo nacional? que supuestamente defiende el programa ignora la pr?ctica pol?tica, en estos ?ltimos a?os, de la oposici?n, de los medios de comunicaci?n privados y del gran poder econ?mico de Venezuela quienes, en defensa de sus intereses, han negado cualquier di?logo con el gobierno, han organizado un golpe de estado, planes de magnicidio y numerosos episodios de guerra econ?mica.

Pero el programa trata de convencernos de que existe una posibilidad de dial?go plural en Venezuela, representado, curiosamente, por dos factores de la oposici?n antichavista. Uno, un medio de comunicaci?n privado, Televen, con quien la cadena de Prisa ha producido este programa, y al que presenta como garante de la pluralidad porque, de manera marginal, da voz a una diputada chavista. ?Se llama ?Entre periodistas? ?nos dice Beriain-, un espacio de debate de la cadena Televen. Es el ?nico programa de televisi?n, period?stico, donde oposici?n y chavismo comparten?.

Otro de los supuestos garantes del di?logo nacional es ?scar Ocariz, alcalde de Sucre, uno de los candidatos de la derecha venezolana, del que el programa hace apolog?a abierta: ?El alcalde de Petare (sic) es este joven, Carlos Ocariz, dice que se ha ganado a la gente porque se ha dejado de tanta pol?tica y de tanta polarizaci?n y se ha ocupado de las soluciones. (...) Por eso el discurso centrista de Ocariz resulta hasta chocante?. ?De los dos lados hay polarizaci?n, de los dos lados hay radicales?, completa Ocariz.

Es curioso que se presente como moderado a un dirigente de Primero Justicia, partido que particip? intensamente en el intento de golpe de estado de 2002 (26).

La propaganda del modelo de libertad de prensa y pluralismo informativo que supuestamente garantizan los grandes medios privados, como la cadena Cuatro, se repite una y otra vez a lo largo del programa. Dice en la tertulia Rafael Mart?nez, profesor e investigador de la Fundaci?n CIDOB: ?Tengo la libertad de cogerla (la informaci?n) o rechazarla. Porque tengo un medio que me ofrece una cosa, y otro otra y otro otra. Y yo desde mi libertad, como me est?n socializando -porque me est?n bombardeando con informaci?n-, yo recibo la que quiero y la que no la desprecio. El problema es cuando alguien no me lanza informaci?n para que yo la filtre, sino que me impone informaci?n, y me dice que ?sa es la verdad oficial y que no existe otra verdad fuera de ella?.

Esta pluralidad informativa no existe en el mundo, donde los medios son controlados por el gran capital privado que excluye informaciones y opiniones que pongan en cuesti?n el modelo capitalista. Pero, tal como hemos demostrado, tampoco es practicada por el programa, ni por los medios de comunicaci?n privados de Venezuela, en su inmensa mayor?a contrarios al gobierno. Pero el programa, mintiendo descaradamente, llega a afirmar que Ch?vez controla los medios en Venezuela.

En un r?tulo se lee: ?Ch?vez controla 5 de los 8 canales de televisi?n?. Esto es absolutamente falso. En Venezuela existen m?s de 90 peri?dicos, unas 60 televisiones y m?s de 500 radioemisoras que, en su inmensa mayor?a, ofrecen informaci?n y opiniones contrarias el gobierno (27). Es cierto que en los ?ltimos a?os se han creado varios medios p?blicos, y que se han multiplicado los medios comunitarios no estatales, espacios ambos donde se plasma informaci?n sobre la pol?tica social gubernamental y donde tiene espacio la izquierda venezolana. Pero, frente a los grandes medios privados de oposici?n, siguen ocupando una parte minoritaria del espectro medi?tico.

Esta visi?n caricaturizada del pluralismo se extiende tambi?n, en el programa, al concepto de democracia. Uno de los contertulios lo confiesa finalmente: la ?nica democracia posible es la democracia liberal. ?Que no me intente convencer (Ch?vez) de que ?se es un modelo democr?tico, de democracia liberal, porque no lo es?, afirma Rafael Mart?nez.

En este ?mbito, hay que se?alar que, frente a la imagen de autoritarismo pol?tico que transmiten los medios, Venezuela ha ensayado figuras de democracia participativa desconocidas en el mundo, como los Consejos Comunales, que dan poder directo a las comunidades. Mientras, la democracia liberal que propagandiza el profesor otorga todo el poder de las decisiones a una ?lite empresarial que nadie ha elegido (28).

Este mismo contertulio favorable a la ?democracia liberal? quien, recordemos, trabaja para la Fundaci?n CIDOB, presidida por el ex Secretario General de la OTAN Javier Solana, se destapa pol?ticamente al hacer una poco sutil legitimaci?n de la intervenci?n de EEUU en Irak en base a un supuesto peligro a su soberan?a. Est? hablando de la milicia popular (reserva militar) de Venezuela: ?Seguro que habr?is visto reservistas en Bagdad. EEUU manda muchos a Bagdad a l?neas que no sean calientes. El problema es: ?(los reservistas de) Venezuela a d?nde (los va a enviar)? ?Contra qui?n se est? armando Venezuela, qu? pa?s est? poniendo en peligro la soberan?a venezolana??

No sabemos si estas palabras produjeron alguna sacudida interna al director del programa, Jon Sistiaga, quien en 2003 vio morir en Irak a su compa?ero, el c?mara Jos? Couso, por el disparo de un tanque de las tropas de ocupaci?n de EEUU (29). ?Lo ?ltimo que te esperas es que el peligro vaya a venir de los tanques de EEUU", afirmaba Jon Sistiaga tras aquel suceso, otorgando la legitimidad de ?fuego amigo? a los asesinos de su compa?ero (30). Hoy, ?l y su compa?ero David Beriain practican el ?periodismo cr?tico?, es decir, aquel que respeta a invasores y poderosos para demonizar a quienes, en todo el mundo, y de m?ltiples formas, les hacen frente.


?

?

?

Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: guardianes de Chávez, Farc, ETA, CNN, PRISA, Jon Sistiaga, Venezuela

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada