Martes, 27 de julio de 2010

Portada :: Econom?a
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 27-07-2010

?

Si no se suben los impuestos se ir? a una sociedad envejecida, empobrecida y con menos protecci?n



Todo el mundo parece estar de acuerdo en que, debido al envejecimiento, el Estado del bienestar (EB) es insostenible y debe reducirse. Puede pensarse que esta aparente unanimidad se debe a que mantener el EB va a requerir una cantidad desorbitada de recursos adicionales. Pero no es as?. Seg?n las proyecciones de la Comisi?n Europea, entre 2007 y 2050 el envejecimiento tendr? un coste adicional de 9 puntos del PIB. Esto es, de cada 100 euros de renta, habr? que dedicar 9 m?s que ahora al EB. El gasto en protecci?n social (pensiones, sanidad y dependencia) alcanzar? el 23,9% del PIB y, lejos de ser el m?s alto de la UE, ser? s?lo un punto superior al promedio. Para poner estas cifras en perspectiva, cabe se?alar que incluso si sum?ramos esos 9 puntos del PIB a los niveles actuales de gasto e impuestos, Espa?a seguir?a gastando y recaudando menos que lo que hoy gastan y recaudan varios pa?ses de la UE. Adem?s, hay pa?ses que gastan ya en protecci?n social s?lo algo menos de lo que gastar? Espa?a en 2050.

Si el EB es sostenible, ?por qu? tantas organizaciones supranacionales (OCDE, FMI, UE) piden a Espa?a que lo reduzca? La respuesta es que estas instituciones no son organismos t?cnicos as?pticos. Creen en el libre mercado, el equilibrio presupuestario permanente, que los impuestos son perjudiciales para el crecimiento y que la sostenibilidad v?a menos gasto es mejor que v?a m?s ingreso. Y muchas veces revisten de t?cnica lo que son posiciones ideol?gicas. Esta visi?n liberal subyace tambi?n a muchas recomendaciones de expertos y pol?ticos. En los pol?ticos se a?ade una cierta falta de valor y visi?n, porque es m?s f?cil bajar el gasto que asumir los riesgos y costes de mantener el EB.

La crisis actual se ha utilizado para justificar la reducci?n del EB; en particular de las pensiones. La relaci?n entre reducir el d?ficit actual y bajar pensiones que se pagar?n dentro de 20 a?os es dudosa. En todo caso, conviene se?alar que buena parte del d?ficit actual de Espa?a se debe a una ca?da de ingresos sin parang?n en la UE. Entre 2007 y 2009, a pesar de que el PIB ha ca?do menos que en el promedio de la UE, los ingresos p?blicos en Espa?a casi han colapsado, cayendo seis veces m?s (6,4 puntos del PIB) que en el promedio de la UE. Por eso en 2009 los ingresos p?blicos eran casi 10 puntos inferiores al promedio de la UE. Si los ingresos en Espa?a hubieran ca?do como en el promedio, el d?ficit en 2009 hubiera sido el 5,8% del PIB en vez del 11,4%. Casi toda la ca?da de ingresos se ha debido a que se ha recaudado menos. La p?rdida recaudatoria se ha acentuado por las reformas fiscales recientes (dualizaci?n, eliminaci?n de patrimonio, rebajas en IRPF y Sociedades) y porque que se ha favorecido la elusi?n y se ha sido tolerante con el fraude.

Como ser? m?s caro, el EB s?lo se podr? mantener (incluso a niveles m?s bajos) subiendo los impuestos. Si no se suben se ir? a una sociedad envejecida, empobrecida y con menos protecci?n. Las pensiones podr?an bajar hasta un 45% (el Gobierno, aunque luego lo retir?, incluy? en el programa de estabilidad un recorte de pensiones del 25% que probablemente era insuficiente para garantizarlas sin aportar impuestos), las prestaciones de la Sanidad ser?an menores y la Ley de Dependencia tendr?a problemas de aplicaci?n. La aportaci?n de recursos privados ser?a de poca ayuda. Por ejemplo, la mayor?a de la poblaci?n no tiene recursos para acumular pensiones privadas suficientes y los que lo hagan es probable que en el futuro se encuentren con rentabilidades muy bajas (puede que negativas). Los copagos, por su parte, son injustos e ineficientes tanto para obtener ingresos como para moderar la demanda.

Para aumentar los impuestos y que la sociedad lo acepte, son necesarias dos tipos de medidas. Primero hay que reevaluar la justificaci?n de ciertos gastos, reorganizar el sector p?blico y establecer mecanismos de control de la eficacia de los resultados. Segundo, hay que realizar una reforma fiscal centrada en que tributen quienes por defectos de gesti?n (fraude) o por decisi?n pol?tica (exenciones, bonificaciones y v?as de elusi?n) no contribuyen seg?n su capacidad. Esto implicar? reformar los impuestos directos, crear nuevos impuestos (sobre entidades financieras y riqueza) y reformar la inspecci?n.

Habr? quien diga que los impuestos ralentizan el crecimiento y que no se puede hacer pagar a los ricos porque habr? deslocalizaciones. Estos argumentos son tan interesados como, en gran medida, falsos. El argumento del crecimiento ignora los efectos expansivos del gasto p?blico y sobreestima la reacci?n de los agentes econ?micos a los impuestos. El de la deslocalizaci?n no toma en cuenta que los impuestos son s?lo un factor en la decisi?n de ubicaci?n de personas y empresas, y que deslocalizarse tiene costes altos. El capital financiero se puede controlar por m?todos indirectos y, en todo caso, renunciar a gravarlo no es la mejor opci?n econ?mica ni ?tica.

En suma, el EB es sostenible si la sociedad est? dispuesta a pagar en impuestos su coste adicional, que no es muy alto. El aumento de impuestos ser? asumible socialmente si se racionalizan las prestaciones y la gesti?n del gasto y se establece un sistema fiscal justo que trate igual a todos los niveles (ricos y pobres) y tipos (capital y trabajo) de rentas y que luche de forma efectiva contra el fraude.

Ignacio Zubiri es Catedr?tico de Hacienda de la Universidad del Pa?s Vasco

Fuente: http://blogs.publico.es/dominiopublico/2182/una-lectura-politica-de-la-sentencia-del-estatut/?

rCR



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: impuestos, bienestar, pensiones, fraude, Zubiri

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada