Mi?rcoles, 28 de julio de 2010

Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 28-07-2010

Enga?ar al soberamo, el pueblo espa?ol, es propio de corruptos, en este caso, periodistas corruptos. ?D?nde est? Madrid? ?En Cundinarma, Colombia?o en Espa?a' Estos canallas se?alan, su OTAN dispara o su Pent?gono, ese nido de asesinos de Estado que oprimen a la humanidad en nombre de la libertad y la democracia para ocultar su adicci?n a la plusval?a. Blasapisguncuevas

?

?

?

Lo que el gobierno colombiano dice, como que las FARC operan desde Venezuela, adquiere el rango de prueba



El ?ltimo conflicto entre Venezuela y Colombia nos permite comprobar la adhesi?n incondicional de la prensa espa?ola con el gobierno de Uribe frente al de Ch?vez. Analizaremos c?mo informan y se posicionan tres peri?dicos espa?oles (ABC, La Vanguardia y El Pa?s) que supuestamente responden a perfiles ideol?gicos distintos.

Tras las recientes acusaciones del gobierno colombiano de colaboraci?n del gobierno de Ch?vez con las FARC, y las supuestas pruebas que presentan, estos tres diarios publican el 24 de julio de 2010 los correspondientes editoriales.

Las supuestas pruebas

Veamos qu? clase de informaci?n est? al alcance del lector a partir de lo que se publica en estos peri?dicos:

?En declaraciones a Efe, una portavoz del Departamento de Estado record? que las pruebas mostradas el jueves por Bogot? en una sesi?n extraordinaria del Consejo Permanente de la Organizaci?n de Estados Americanos (OEA) incluyeron fotograf?as, mapas y v?deos que "presuntamente" prueban la presencia en Venezuela de campamentos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).? (1)

En los mapas por supuesto no se ve nada, salvo localizaciones de puntos concretos donde si dice que hay algo. Los v?deos no se publican en los medios, y en cuanto a las fotograf?as, aqu? podemos ver un ejemplo,

http://www.abc.es/20100724/internacional/colombia-denunciara-venezuela-ante-20100724.html

El pie de foto dice,

?Guerreros de las FARC en un campamento en suelo venezolano, una de las pruebas aportadas a la OEA?.

Efectivamente, cualquier lector puede ver que esos hombres son ?guerreros de las FARC?, que el paisaje s?lo puede ser de Venezuela y que, por tanto, la foto constituye una ?prueba? del apoyo de Ch?vez a las FARC. Periodismo serio.

En La Vanguardia del 23 de julio encontramos un escueto p?rrafo parecido al anterior donde se habla de las ?pruebas?, a?adiendo aqu? unos ?testimonios? de los que no se concreta nada:

?Hoyos habl? durante dos horas y denunci? que en el lado venezolano de la frontera con Colombia hay 39 lugares que ser?an bases de las FARC. El representante colombiano present? fotograf?as, v?deos y testimonios, adem?s de ofrecer las coordenadas de los supuestos campamentos guerrilleros.?

Y finalmente en El Pa?s, tambi?n del 23 de julio, en texto destacado habla de ?pruebas?, no supuestas pruebas,

?Bogot? presenta en la OEA las pruebas de la presencia de las FARC en Venezuela?

Este diario se explaya algo m?s sobre el tema, a?adiendo a lo anterior un supuesto ?ordenador requisado?,

?el embajador colombiano ante la OEA, Luis Alfonso Hoyos, present? fragmentos de v?deos, fotograf?as y mapas que, seg?n ?l, demuestran la existencia de esos refugios terroristas en Venezuela. Esas pruebas gr?ficas provienen de diversas diversas fuentes, principalmente de 20 terroristas desmovilizados y de un ordenador requisado al l?der de la guerrilla Jaime Manuel Lara,?

Observamos la mezcla de elementos objetivos (?prueba?) con subjetivos (?seg?n ?l?), lo cual crea cierta confusi?n al lector. Es decir, lo que aporta el representante colombiano, ?son elementos que ?prueban? algo o caben otras interpretaciones? El caso es que las acotaciones como ?seg?n ?l? en general escasean, siendo m?s frecuente leer que lo que ense?a Colombia son ?pruebas?, a secas, ni siquiera ?supuestas pruebas?, ?presuntas pruebas? o ?indicios?.

Adem?s, el lector no tiene pr?cticamente ninguna informaci?n de lo que ense?? el gobierno de Colombia, por lo que no puede hacer un juicio personal. Quienes s? hace esos juicios, tanto en los apartados de opini?n como en los de informaci?n, son los propios diarios, y a poco que el lector conf?e en ellos, su opini?n coincidir? con las respectivas l?neas editoriales.

Por ?ltimo, es fundamental se?alar que en ning?n lugar de las informaciones se habla del apoyo del gobierno de Ch?vez a las FARC, s?lo de la posible presencia de ?stas en territorio venezolano. A pesar de esto, veremos c?mo los peri?dicos asumen tendenciosamente lo primero.

La valoraci?n de las supuestas pruebas en los editoriales

Los tres diarios asumen que lo ense?ado demuestra que las FARC operan desde Venezuela y que adem?s eso significa que reciben el apoyo del gobierno de Ch?vez,

?Lo que Colombia ha llevado por primera vez al seno de la OEA son pruebas de que, adem?s de este apoyo dial?ctico y moral, los terroristas colombianos han recibido ayuda material por parte de las autoridades venezolanas.? (ABC)

?el representante de Bogot? ante la OEA ha presentado pruebas de la relaci?n entre Caracas y las FARC? (La Vanguardia)

?LAS RELACIONES entre la Colombia de ?lvaro Uribe y la Venezuela de Hugo Ch?vez han sido malas desde hace a?os, pero han ido empeorando a medida que Bogot? adquir?a la certeza del apoyo, plenamente documentado, del populista l?der venezolano a las muy debilitadas guerrillas de las FARC.? (El Pa?s)

As? pues, lo que ni siquiera aparece en las informaciones de los propios diarios se constituye en la l?nea editorial de ?stos. Hay, pues, un posicionamiento claro a favor del gobierno colombiano, que merece toda credibilidad para estos diarios.

Como consecuencia de este cr?dito, aun cuando no se ha demostrado que las FARC tengan bases en Venezuela, y mucho menos que reciban el apoyo material de Ch?vez, los peri?dicos consideran que es ahora Ch?vez quien debe probar que all? donde se dice no est?n las FARC. En otras palabras, enviar alguna comisi?n a las decenas de lugares se?alados en los mapas para verificar si est? o no la guerrilla. El Pa?s s?lo lo menciona este punto,

?nuevas pruebas de que dirigentes de las FARC, al frente de cientos de insurgentes, operan desde campos en el interior de Venezuela y pidiera una comisi?n internacional de verificaci?n. Caracas ha vuelto a negar enf?ticamente lo primero y rechazado lo segundo.?

pero los otros dos peri?dicos lo piden de manera expl?cita,

?conviene que la comunidad internacional intervenga entre los dos pa?ses para investigar qu? hay de cierto y qu? no en las denuncias y actuar en consecuencia.? (La Vanguardia)

?lo que deber?a hacer Ch?vez es desmentir las acusaciones con pruebas? (ABC)

La ?buena fe? que hubo con las ?pruebas? de armas de destrucci?n masiva en Irak

El embajador de Venezuela en Estados Unidos, Bernardo ?lvarez, ha visto un paralelismo de este caso con las tristemente famosas ?pruebas? de las armas de destrucci?n masiva en Irak, poco antes de que Estados Unidos se embarcara en la matanza que todos conocemos. (2)

Ahora sabemos que no hab?a tales armas y muchas m?s cosas del montaje y la propaganda que llev? a la invasi?n de Irak, pero en 2003 la prensa tambi?n dio cierta credibilidad a las fotograf?as y dibujos que ense?? el entonces Secretario de Estado de Estados Unidos, Colin Powell, el 5 de febrero de 2003. El d?a siguiente los tres peri?dicos que analizamos tambi?n publicaron editoriales sobre ese tema y concedieron cr?dito a Powell,

?De los documentos que Washington ha decidido finalmente compartir con la comunidad internacional se desprende para un observador de buena fe que Bagdad se ha embarcado antes de la llegada de los inspectores de la ONU en un plan de ocultamiento y traslado de agentes qu?micos y biol?gicos, que sigue fabricando en laboratorios m?viles. Los datos ?grabaciones telef?nicas, im?genes de sat?lite? sugieren el camuflaje de lugares de producci?n, el ocultamiento de archivos inform?ticos o el maquillaje de antiguos emplazamientos de esos arsenales.? (El Pa?s)

Obs?rvese que para El Pa?s, supuestamente opuesto a esa guerra, la ?buena fe? consiste en creer la propaganda de Estados Unidos. M?s contradictorio a?n fue el discurso de La Vanguardia, que tambi?n se opuso a la guerra,

?Naturalmente, hay que partir de las bases del rigor y de la buena voluntad. Si, como en alg?n momento se insinu? desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados en Espa?a, las pruebas presentadas por Powell est?n manipuladas, no hay discusi?n razonable posible, porque todo se reduce a una cuesti?n de fe.?

Un p?rrafo que se da patadas con la l?gica, empezando porque las ?bases? son contradictorias. El rigor exige no tener buena voluntad sino ser esc?ptico y admitir que las pruebas pueden estar manipuladas (como luego se demostr?). La diferencia con el caso colombiano es que ahora ni se menciona la posibilidad de manipulaci?n.

El ABC no rechaz? la guerra, aunque pidi? que se aprobara por la ONU, como si eso supusiera alguna diferencia para las v?ctimas. Este diario asum?a que Irak representaba una ?grav?sima amenaza para la seguridad de todos? y describ?a la intervenci?n de Powell en los siguientes t?rminos:

?una sesi?n informativa de Powell que result? aleccionadora y algo m?s que indiciaria del potencial letal de Sadam?

As? que lo que hizo Powell entonces fue ?informar?, como se supone que hace tambi?n el ABC.

Esp?as colombianos y fosas comunes en Colombia, temas que no interesan

Para valorar el diferente rasero con que se miden las acusaciones colombianas o venezolanas, veamos el caso de los supuestos esp?as colombianos que han entrado en Venezuela. En el ?ltimo a?o hubo al menos dos ocasiones en que las autoridades venezolanas detuvieron a individuos colombianos con acusaciones de espionaje y prop?sitos subversivos. (3) Fueron acusaciones graves que crearon cierta tensi?n diplom?tica y por supuesto con los rituales desmentidos por parte de Colombia. ?Qu? cobertura se dio de esos hechos? Nada, silencio absoluto.

?Qu? habr?a ocurrido si hubiera sucedido al rev?s? Imaginemos que el gobierno colombiano detiene a unos venezolanos con la acusaci?n de espionaje e intento de sabotaje del sistema el?ctrico. Eso en plena crisis el?ctrica, cuando se estaba racionando el uso de la energ?a y el agua a causa de una grave sequ?a. ?Es concebible que la prensa no hubiera dicho absolutamente nada?

Otro hecho mucho m?s grave y reciente ha sido el descubrimiento de una enorme fosa com?n en Colombia con m?s de 2 mil cad?veres. (4) En los mismos d?as en que el gobierno colombiano acusaba a Venezuela de albergar guerrilleros de las FARC, una misi?n de la Uni?n Europea y Estados Unidos ha certificado la existencia de esta fosa, atribuyendo los muertos al ej?rcito colombiano y los paramilitares. ?Qu? han dicho los tres peri?dicos que analizamos? Nada, ni una palabra. ?Podemos concebir que de encontrarse una fosa en Venezuela, con miles de muertos atribuidos al ej?rcito venezolano, y certificada por la UE y Estados Unidos, habr?a tal silencio medi?tico?

Conclusiones

El sesgo medi?tico entre Colombia y Venezuela opera a dos niveles. Primero est? la selecci?n de los hechos noticiables, los que se considera que deben publicarse. Hemos visto un caso muy grave, el de la fosa com?n, que coincide temporalmente con las acusaciones de Colombia hacia Venezuela, y otros, los de los presuntos esp?as colombianos, en que las acusaciones son las inversas. Pues se habla extensamente de los hechos que pueden perjudicar al gobierno de Ch?vez y se calla totalmente con los que perjudican al de Uribe.

El segundo nivel es el del discurso. Lo que procede de fuentes oficiales colombianas (o estadounidenses) tiene credibilidad, hasta el punto de convertirse en ?pruebas?. En cambio, las negaciones del gobierno venezolano no tienen ning?n valor, proponi?ndose incluso la inversi?n de la carga de la prueba, esto es, que Venezuela tiene que demostrar que las FARC no est?n en su territorio (como Saddam Hussein ten?a que demostrar que no ten?a armas de destrucci?n masiva)

Por ?ltimo, existe una pr?ctica de anti?tica period?stica. En vez de proporcionar al lector abundantes datos y pocas opiniones, con el fin de que ?ste pueda formarse una opini?n propia, hay una ausencia casi total de datos y una saturaci?n de opiniones en la misma l?nea. Esto se llama propaganda.

?

Notas:

  1. http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=464578

  2. http://www.aporrea.org/venezuelaexterior/n161883.html

  3. http://www.aporrea.org/tiburon/n144557.html

    http://www.aporrea.org/energia/n154577.html

  4. http://www.jornada.unam.mx/2010/07/24/index.php?section=mundo&article=021n2mun

Fuente original: http://www.kaosenlared.net/noticia/entre-venezuela-colombia-prensa-espanola-tiene-claro

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Venezuela, Colombia, Kaosenlared, FARC, ejército

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada