Jueves, 29 de julio de 2010


Por: Heinz Dieterich
Fecha de publicaci?n: 28/07/10??
?
?? impr?melo?? Compartir
?
?
Lula ha planteado la paradoja correctamente. Si el presidente electo Santos quiere mejorar las relaciones con Venezuela, ?por qu? el presidente saliente Uribe genera un conflicto potencialmente b?lico con Caracas? La respuesta a este comportamiento contradictorio radica en la futura situaci?n carcelaria de ambos presidentes que comparten un largo historial delictivo: Uribe se encuentra muy cerca de la c?rcel, Santos estar? protegido cuatro a?os m?s por su investidura de Presidente.

En el expediente criminal de ?lvaro Uribe hay dos delitos que se est?n convirtiendo en la espada de Dam?cles de la justicia colombiana e internacional contra el pronto ex Presidente. El 9 y 13 de julio del presente, Uribe fue acusado por primera vez directamente por los casos de espionaje telef?nico y seguimiento a personalidades de la alta pol?tica colombiana. La acusaci?n fue hecha, nada menos, que por el ex Director General del ?rea de Inteligencia de la polic?a secreta del r?gimen, ?DAS?, Fernando Alonso Tabares Molina. Siendo la justicia colombiana una honrosa excepci?n a la mayor?a de las justicias clasistas corruptas de Am?rica Latina, es muy posible que esta vez Uribe no se escape de la responsabilidad de haber creado un proto-Estado paramilitar-narco, a la sombra del Estado oficial; coordinado desde la Presidencia y el DAS.

M?s grave a?n es que el 22 de julio del presente, diputados y senadores del Congreso de la Rep?blica, junto con 21 parlamentarios europeos y representantes de organizaciones de Derechos Humanos de Colombia, constataron en el municipio de la Macarena, Departamento del Meta, un cementerio clandestino con, posiblemente, unas 1.500 v?ctimas de la Fuerza Armada de Colombia y sus aparatos paramilitares. La fosa com?n se encuentra al lado de una brigada del Ej?rcito que ha recibido apoyo del Plan Colombia. La reacci?n de Uribe al descubrimiento consisti? en su habitual m?todo de amenazar e intimidar. Esas acusaciones, dijo, las estan haciendo ?voceros del terrorismo para poderse recuperar?. Se le olvid? que con los parlamentarios europeos, sus m?todos terroristas no van a funcionar.

Hoy d?a est? claro que la ejecuci?n del ?Plan Colombia? por Uribe, es una cadena interminable de cr?menes de lesa humanidad, moldeada seg?n el modelo de holocausto de Washington en Vietnam, con su Operation Phoenix, que asesin? a 75.000 cuadros vietnamitas; el body count, es decir, la matanza de civiles en beneficio de soldados y oficiales, que en Colombia reaparece ---con una tasa de impunidad del 98.5%--- como la pol?tica de ?falsos positivos?; la ?separaci?n del pez del agua?, o sea, del guerrillero de la poblaci?n campesina, que ha producido m?s de cuatro millones de desplazados y refugiados en Colombia; finalmente, el vano intento b?lico de destruir la retaguardia del Movimiento de Liberaci?n Nacional (Vietminh) que llev? a la invasi?n militar de Laos y Camboya y, en Colombia, a la intervenci?n militar contra Ecuador y la planeada agresi?n contra Venezuela.

Paso a paso, esos cr?menes saldr?n del anonimato creado por el poder olig?rquico colombiano y alcanzar?n a sus autores, tal como est? sucediendo con los asesinos militares y policiacos del Cono Sur. Santos ya tiene una orden de captura en su contra en Ecuador, desde el 26 de abril del 2010, que solo podr? neutralizar a trav?s de un arreglo pol?tico. Si no llega a ese quid pro quo, quedar? desprotegido jur?dicamente una vez que deje la Presidencia.

Cuando el dictador Pinochet dej? la presidencia chilena, en 1990, pasaron ocho largos a?os antes de que fuera detenido en Londres. No cabe duda, de que el futuro carcelario de Uribe y Santos se resolver? en un plazo mucho m?s corto. Sin embargo, la diferencia clave entre ambos radica en que a Santos le quedan cuatro a?os para salvarse, mientras que Uribe se quedar? en diez d?as desamparado institucionalmente. Por eso, la estrategia de Santos para salvar su pellejo ser? un arreglo pol?tico interno y con los vecinos, que incluir?a un indulto para los violadores de derechos humanos de las ?ltimas d?cadas.

Uribe ya no tiene esta oportunidad. De ah?, que busca su salvaci?n en un peligroso escenario de conflicto y guerra, que coincide estructuralmente con los intereses de Washington. Cu?l de las dos estrategias se impondr?, depender? de una serie de factores internacionales (Ir?n, Corea), de la firmeza de los gobiernos progresistas latinoamericanos frente a Washington y de la actitud de los pueblos latinoamericanos.
?
?


Tags: Uribe, guerra, espionaje, Macarena, DAS, fosa común, Plan Colombia

Publicado por blasapisguncuevas @ 0:57  | Colombia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada