Domingo, 08 de agosto de 2010

Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del textoPartir el texto en columnasVer como pdf 08-08-2010

?




La revoluci?n bolivariana de Venezuela tiene caracter?sticas muy semejantes a la cubana y tambi?n evidentes diferencias. Son axiom?ticas las disimilitudes entre los m?todos de que se han valido para llegar al poder y tambi?n lo son aquellos de los que se vale la superpotencia hemisf?rica para combatir a uno y otro proceso.

Es f?cil notar el origen com?n de las manipulaciones para satanizar en los medios cualquier medida propiciadora del bienestar popular o para el fortalecimiento de la econom?a nacional en uno y otro pa?s. Por eso, las experiencias de la revoluci?n cubana y las del gobierno estadounidense en su estrategia para combatirla, han servido tanto al gobierno bolivariano de Hugo Ch?vez como a la ?lite del poder estadounidense para la conformar sus respectivas t?cticas de confrontaci?n.

En Cuba, los oligarcas que a la sombra del imperio compart?an con ?ste la propiedad del pa?s (el comercio, las tierras, los bancos, las industrias, los medios de informaci?n y los servicios p?blicos) hac?an de su dependencia de Estados Unidos la garant?a para sus privilegios. Incluso, al ser derrotados por la revoluci?n popular, optaron por salir del pa?s y exigir de sus ?aliados? la restituci?n de su hegemon?a y sus propiedades, desde Miami.

En la isla, la revoluci?n lleg? al poder a resultas de una lucha armada, pero las clases adineradas no aceptaron el ramo de olivo que les fuera ofrecido por los rebeldes triunfantes en aras de evitar desgarramientos innecesarios. La d?bil y dependiente oligarqu?a cubana se lanz? a un prematuro enfrentamiento contra el pueblo. O m?s bien, exigi? de sus patrones del norte que as? lo hiciera.

Las amenazas y agresiones del gobierno de Washington no se hicieron esperar. Cuba sufri?, entre otras atroces acciones, el secuestro de 14000 ni?os que fueron separados de sus padres y llevados por muchos a?os a EEUU en la denominada operaci?n Peter Pan organizada por la CIA. Poco despu?s vino la no menos repudiable invasi?n por Playa Gir?n, en la Bah?a de Cochinos, para la que la CIA utiliz? como carne de ca??n a elementos afectos a la tiran?a depuesta y ligados a la oligarqu?a destronada.

El hecho de que en Cuba la revoluci?n llegara al poder por medio de una lucha armada respondiendo a la violencia de la dictadura que enfrentaba, le permiti? imponer, en el per?odo inmediato al triunfo popular, las leyes y medidas que traspasaron a manos de los cubanos las riendas efectivas de la sociedad que detentaban la oligarqu?a y los estadounidenses.

No ocurri? as? en Venezuela, donde las circunstancias del ascenso al poder de la revoluci?n bolivariana obligaron a ?sta a ajustarse a reglas que parten de un orden sociopol?tico regido por el mercado, dise?ado para la conveniencia de las clases adineradas. Ch?vez debi? enfrentar un gran n?mero de procesos electorales en los que gracias a un enorme apoyo popular, ha salido airoso pese a los extraordinarios recursos financieros y publicitarios de que han dispuesto los elementos pro-olig?rquicos.

Dada la portentosa riqueza de Venezuela en t?rminos de recursos naturales, y la crudeza del sistema capitalista, se conform? all? un pa?s de pobres con una de las m?s opulentas burgues?as del planeta, lo que hizo de su sociedad una de las m?s inicuas del mundo. Venezuela pas? a ser la presa imperial m?s codiciada del continente, cuyo dominio le era garantizado por una oligarqu?a consentida y fiel bajo la mirada cuidadosa de unas fuerzas armadas que, como en los dem?s pa?ses del hemisferio, desempe?aba el papel de guardi?n de los intereses de la oligarqu?a, entrenados, adoctrinados, asesorados y dirigidas desde en Pent?gono.

Pero fue precisamente en el seno de esas fuerzas armadas, cuya esencia estaba constituida por hijos e hijas de la mayor?a de la poblaci?n y no los de las clases pudientes, donde brot? el detonante para la p?lvora revolucionaria, presente en las glorias bolivarianas y los aportes de muchos pensadores y combatientes patri?ticos que, en Venezuela, dieron br?os a los ideales de independencia y justicia desde los tiempos del libertador.

Si Cuba fue el objetivo esencial contra el que Estados Unidos concentr? infructuosamente sus esfuerzos contrarrevolucionarios en el continente durante medio siglo, en evitaci?n de que su ejemplo se extendiera a otros pa?ses en la regi?n que consideraba su traspatio, hoy es Venezuela el paradigma a detener por su papel en la lucha por la conquista de la independencia latinoamericana por medio del fortalecimiento de unidad y la solidaridad.

Pero el reciente golpe de estado en Honduras es prueba de que Estados Unidos, para imponer su dictadura universal, no limita sus ataques a los pilares m?s fuertes o estrat?gicos en las filas de los pueblos que reclaman su independencia sino que amenaza tambi?n a los eslabones m?s d?biles, sin que le importe el costo pol?tico que de ello derive.

De ah? que ninguna naci?n de nuestra Am?rica pueda aspirar, confiando solamente en sus fuerzas propias, a la independencia verdadera que anhelan sus pueblos tras dos siglos de frustraciones. La unidad latinoamericana deviene necesidad sine qua non para todas. Venezuela y Cuba se esfuerzan por abrir el camino.

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: Venezuela, Cuba, libertador, universal, dictadura, pueblos, población

Publicado por blasapisguncuevas @ 18:55  | Socialismos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada