Martes, 10 de agosto de 2010

?




Durante m?s de una d?cada, organizaciones gubernamentales, paraloficiales y no gubernamentales estadounidenses (USAID, NED, etc) y algunas europeas (espa?olas, holandesas) vienen financiando las actividades pol?ticas y tambi?n las ilegales de los grupos opositores a la Revoluci?n Bolivariana.

Los propios documentos oficiales estadounidenses confirman este financiamiento, disfrazado de ayuda a la consolidaci?n democr?tica, defensa humanitaria o de la libertad de prensa que, en definitiva tienen una sola meta: terminar con los cambios estructurales del gobierno de Hugo Ch?vez.

Pero lo cierto es que, adem?s del financiamiento estadounidense y europeo, los grupos ?pol?ticos y conspiradores- de la oposici?n venezolana han logrado tambi?n financiamiento en algunos pa?ses latinoamericanos, donde gobiernos derechistas han facilitado el acceso a ingentes recursos a personajes que supuestamente gozan de asilo pol?tico, aunque realmente est?n requeridos en su pa?s por problemas con la justicia por enriquecimiento il?cito, estafas y conspiraci?n antidemocr?tica.

Si Venezuela se propusiera denunciar a Colombia, tendr?a suficientes elementos, como las permanentes incursiones paramilitares, con campamentos en territorio venezolano. Desde Colombia, y con total impunidad y excelente financiamiento, opera a Pedro Carmona Estanga, requerido por la justicia venezolana por conspiraci?n y el golpe de Estado de 2002.

Pero existen otros ?campamentos?, en Per? y Panam?, pa?ses donde se mueve libremente otro conspirador, Manuel Rosales, a quien busca la justicia venezolana por enriquecimiento il?cito ejerciendo cargos p?blicos: no pudo demostrar c?mo obtuvo 15 fincas y terrenos en el Estado Zulia ni refutar pruebas concretas en donde hacia transacciones por millones de d?lares en el Bank of America.

Lo que sorprende es que en Per?, pese a ser asilado pol?tico, ofrece conferencias de prensa y sale y entra al pa?s cuando quiere, en una clara violaci?n por parte del gobierno de Alan Garc?a de los principios internacionales del asilo pol?tico.

Eso ya de por s? es grave.

Pero m?s grave es que en Lima Rosales recibe contratos de saneamiento y limpieza (recolecci?n de basura), para explotar minas, en operaciones destinadas a financiar ?indirectamente- la ca?da del gobierno de Hugo Ch?vez.

En Per? cuenta con la protecci?n del gobierno de Alan Garc?a, el partido APRA y del secretario general de la aprista Confederaci?n de Trabajadores del Per?, El?as Grijalba.

Adem?s, compr? dos lujosos apartamentos en el Distrito de Miraflores, uno de ellos ubicado en Malec?n Balta Nro.175 (miraflores), donde asiduamente recibe a los dirigentes venezolanos Timoteo Zambrano (su ?canciller?) y Omar Barboza, ambos de Un Nuevo Tiempo. En Lima tambi?n est?n asilados el ex sindicalista Carlos Ortega y el ex gobernador socialcristiano del estado Yaracuy, Eduardo Lapi.

Manuel Rosales est? utilizando el territorio de Panam? para evadir los controles de la Interpol y viajar ?clandestinamente? a Estados Unidos. En diciembre estuvo en Panam? contactando ?entre otros- a Gassaiv Almaz, empresario y banquero venezolano, financista de actividades contra el gobierno constitucional venezolano, y a banqueros defraudadores fugados del pa?s..

En Panam? realiza reuniones con dirigentes opositores venezolanos quienes viajan expresamente a ese pa?s para reunirse con Rosales, entre ellos Alberto Federico Ravell y Pablo P?rez, Milos Alcalay y el exgeneral Ochoa Antich, entre tantos otros.

Venezuela puede denunciar esto, y no lo ha hecho.

Rosales complotado

?El diario estadounidense El Nuevo Herald se?al? en septiembre de 2009 que la Fiscal?a General de Colombia tiene el testimonio de un ex militar colombiano condenado por paramilitarismo seg?n el cual Rosales particip? en un complot con escuadrones de la muerte para asesinar al presidente venezolano, Hugo Ch?vez.

El peri?dico explic? las reuniones que Rosales sostuvo con diferentes soldados colombianos en diciembre de 1999 cuando ofreci? la cantidad de 25 millones de d?lares para poner en marcha la operaci?n contra el mandatario venezolano que, para ese entonces, ten?a s?lo un a?o como Presidente.

Uno de los ex soldados que se reuni? con Rosales en aquel entonces fue Geovanny Vel?squez Zambrano, condenado a 40 a?os de prisi?n por haber cometido masacres con paramilitares en la regi?n colombiana de Catatumbo, fronteriza con Venezuela, quien declar? a un reportero de El Nuevo Herald en un despacho judicial de Bogot?.??En esa entrevista divulgada por Al Jazeera, Vel?squez se?ala que Manuel Rosales, en sus tiempos de gobernador y alcalde, controlaba toda la mercanc?a del narcotr?fico procedente de Ure?a hacia C?cuta.

Pant?n y Rosales

Dirigentes de la oposici?n, en Caracas, se pelean por acceder a parte de la torta financiera, alimentada en parte por el empresario petrolero venezolano Ronald Pant?n (empleado de PDVSA por 23 a?os), radicado actualmente en Colombia junto a su esposa Milagros y sus dos hijos, quien ha aportado m?s de dos millones de d?lares, a trav?s de Manuel Rosales.

Pant?n, quien seg?n fuentes opositoras en Caracas es quien financia el portal Noticias24 y el programa televisivo Radar de los Barrrios, es presidente de Pacific Rubiales, la empresa que nace de la fusi?n de Petro Rubiales y Pacific Stratus en enero de 2008 y que casualmente eligi? la estatal Ecopetrol para extraer el crudo pesado de este campo, dice que las reservas de este yacimiento provienen de la misma cuenca de la Faja del Orinoco.

En octubre pasado el precio del t?tulo de Pacific Rubiales Energy se derrumb? en medio del gran esc?ndalo que involucra a directivos y empleados de la compa??a, acusados ante la Corte Superior de Justicia de Ontario, Canad?, por enriquecimiento no justificado, transacciones inapropiadas, falta de lealtad, uso personal de recursos corporativos, se les exige devolver al menos 161 millones de d?lares ganados indebidamente, por citar algunas cosas ocurridas entre 2005 y 2008 en la minera Coalcorp. Si bien el "affaire" no tiene nada que ver con Pacific Rubiales, pero los presuntos involucrados son actualmente accionistas y directores y ejecutivos de la petrolera socia de la estatal Ecopetrol en el yacimiento Rubiales.

Entre los acusados est?n seis ?empresarios petroleros? venezolanos: Serafino I?cono, Efra?n Carrera Saud, Francisco Arata, Juan Manuel Pel?ez y Miguel de la Campa, quienes operan con Pant?n en el financiamiento desde Colombia a figuras e instituciones opositoras en Venezuela a cambio de presuntas futuras concesiones petroleras en caso de que alguna de estas figuras llegue al poder.

Los otros acusados son Michael Beckett, Neil Woodyer, Robert Metcalfe, Michael Davies, Robert Doyle, Peter Volk, Laureano von Siegmund y Giuseppe Aprile, y las compa??as Blue Pacific Assets Corp., Lando Industrial Park Inc., Xira Investment Inc., Platone S.A., Fleur Investments Limited, Jurgen Mossack y Mossack, Fonseca & Co.

?lvaro Verzi, Observatorio Latinoamericano en Comunicaci?n y Democracia

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Env?a esta noticia
Compartir esta noticia: delicious?digg?meneametwitter


Tags: países, democracia, prensa, comunicación, observatorio, Venezuela, rosales

Publicado por blasapisguncuevas @ 17:56  | VENEZUELA
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada