Martes, 31 de agosto de 2010


Por: Eduardo Cornejo Deacosta
Fecha de publicaci?n: 30/08/10??
?
?? impr?melo?? Compartir
?
?
Prestigiados intelectuales occidentales hablan del rol narcotizante de aquellas empresas medi?ticas.

Ted Turner, due?o de CNN, fue ?el hombre del a?o? por apoyar la invasi?n a Iraq


El rol de las grandes corporaciones medi?ticas mundiales constituye uno de los puntales necesarios para que quienes ostentan poderes reales mantengan su hegemon?a y dominio sobre la inmensa mayor?a del mundo. De ello no se escapan, y quiz? la sufren m?s, quienes habitan los llamados pa?ses del primer mundo.


Medios como CNN, The New York Times, son narcotraficantes, distribuyen su droga a escala mundial y con la anuencia plena de gobiernos como el estadounidense. La afirmaci?n no es gratuita ni antojadiza.

Prestigiosos intelectuales como, Aldous Huxley (1894-1963), escritor ingles, ya hablaban de ello el siglo pasado cuando mencionan ?la disfunci?n narcotizante? de la comunicaci?n.

?Otra consecuencia social de los medios masivos de comunicaci?n ha quedado inadvertida en gran medida, al menos ha merecido pocos comentarios expl?citos, y no ha sido puesta sistem?ticamente en uso para favorecer objetivos planificados. Se la puede llamar la disfunci?n narcotizante de los medios masivos de comunicaci?n. Se la denomina disfuncional en vez de funcional, bas?ndose en la presunci?n de que no corresponde al inter?s de la moderna sociedad compleja tener grandes masas de la poblaci?n pol?ticamente ap?ticas e inertes?, se?al? Huxley.


Otro estudioso de la comunicaci?n,? Paul Lazarsfeld, hablaba de los medios y sus dos grandes funciones: Conferir prestigio y reforzar las normas sociales. Pero Lazarsfeld tambi?n habl? de la disfunci?n narcotizante.

Seg?n Lazarsfeld, los medios de comunicaci?n representan un nuevo tipo de control social, son los causantes del conformismo de las masas y deterioran el nivel de la cultura popular. Huxley y Lazarsfeld son dos acad?micos muy estudiados en las universidades norteamericanas y europeas.

En Am?rica Latina, por lo menos del siglo 20 para aqu?, Estados Unidos ha sabido manejar los medios dentro de esa funci?n narcotizante y adormecedora de los pobladores, sobre todo a amplios sectores de las capas medias, volvi?ndolas adictas a mensajes e informaci?n perniciosos e induci?ndolas a conductas como el racismo, la xenofobia, la intolerancia. Haci?ndolas defensoras de un sistema que los explota, que los aliena, volvi?ndolas defensoras de intereses poco comunes con los suyos. Defendiendo estereotipos elaborados en laboratorios psicosociales que los hacen rechazarse a si mismos.

Esa droga, revestida de informaci?n y comentarios, los volvi? islamof?bicos, los hace aplaudir el bloqueo irracional e ilegal a Cuba, pese a las innumerables? resoluciones de la ONU en contra.


Esa droga? lleva a personajes, como pudimos ver en el programa Alo Ciudadano, a invocar a Dios para que los malandros maten a todos los cubanos que viven en Venezuela. Induce a una clase media arruinada por Caldera, que con Ch?vez ha tenido cr?ditos, posibilidades de mejorar su calidad de vida, despotricar contra el gobierno Bolivariano, contra la ?chusma? que lo apoya.

Ted Turner, el Hombre del a?o

Evidentemente que los medios cumplen un rol dentro de este mundo injustamente global. Ted Turner, due?o de CNN, no s?lo cumple un rol sino que est? entre quienes, con sus corporaciones, se benefician del estado de cosas.
Este mismo personaje, due?o de la cadena desde la que permanentemente se emiten especiales como ?Los Guardianes de Ch?vez? y se propalan a diario noticias negativas contra el proceso Bolivariano y todo aquel gobierno decente que se aparte de los designios de Washington, all? est? la arremetida contra Cristina Fern?ndez de Kirchner por intentar democratizar la venta de papel peri?dico, compr? en 1985 la productora MGM/UA (Metro Goldwyn Mayer/United Artists) para despu?s venderla, qued?ndose ?nicamente con sus archivos cinematogr?ficos, con lo cual distribuye en el mundo entero los valores culturales, mejor dicho los antivalores del sue?o americano, a trav?s de sus pel?culas.
Lo que lo catapulta como uno de los mayores narcos del planeta se produce a principios de los a?os 90, cuando da? cobertura a la guerra del Golfo. Cuando construye el aval ideol?gico? y medi?tico del primer asalto a Iraq. Por cierto, en la segunda etapa con Bush hijo y el Premio Nobel Obama contin?a la labor. A consecuencia de ese trabajo Turner fue nombrado ?hombre del a?o? por la revista Time.


Nada es casual evidentemente. Otra de las fichas en esta arremetida los capos narco-medi?ticos trasnacionales contra Venezuela es The New York Times.


La complicada situaci?n
de The New York Times

Como antecedente podemos decir que en noviembre de 2008 las agencias de calificaci?n de riesgos amenazaban con dar a la deuda del diario estadounidense The New York Times la calificaci?n de ?bonos basura? o alto riesgo. La situaci?n era tal que el peri?dico recort? su dividendo en 75% y se vio obligado a pedir un cr?dito de 177 millones de d?lares ofreciendo como garant?a su propia sede, para enfrentar un cr?dito de 412 millones que venc?a en mayo de 2009. Se habla que el gobierno norteamericano habr?a presionado para tirarle un salvavidas financiero.

Y es que el gobierno de Obama o los factores f?cticos que manejan el poder de las corporaciones, verdaderos jefes de Obama, necesitan a The New York Times, a The Washington Post, para seguir drogando a la humanidad con sus ?productos? medi?ticos.

En el entramado de sus juegos mafiosos, en sus realidades virtuales que imponen al mundo, dec?a el periodista chileno Ernesto Carmona que ?si una noticia no aparece en los grandes medios de EEUU tampoco ingresa al sistema informativo mundial controlado por las transnacionales de la noticia que responden a los intereses de Washington y sus aliados. Grandes diarios como The New York Times y The Washington Post, cadenas de radio como Clear Channel Communications, y de televisi?n como CNN y Noticias Fox, as? como las principales agencias de noticias, conforman una telara?a medi?tica universal que tiene el poder de decidir qu? banalidades debe conocer y qu? hechos importantes debe ignorar la poblaci?n de todo el planeta?.

Ellos, que satanizan a los enemigos de la democracia y las convivencia civilizada, enti?ndase quienes no se dejan robar sus recursos o doblegan antes sus arbitrariedades, ignoraron el informe Censurado 2009 donde? revelan que en cinco a?os de ocupaci?n en Irak, EEUU hab?a ocasionado la muerte de 1.200.000 civiles, seg?n una investigaci?n en el terreno difundida por la publicaci?n m?dica brit?nica The Lancet.

Son quienes dicen que en Venezuela la mortandad es mayor a? Iraq. Ser? que para ellos los cientos de miles de iraqu?es asesinados por los invasores no son gente, no son personas. No podemos afirmarlo. Lo que si podemos afirmar es que son unos ladrones, adem?s de narcotraficantes, porque le roban a sus lectores, a sus televidentes, una informaci?n que seguramente les interesar?a conocer.

Mi trabajo consiste en decir

el pensamiento del gobierno

sobre el arsenal iraqu?

Una persona muy dada a complacer al sistema, a sus patrones del New York Times, es Judith Miller, reportera estrella de esa casa editorial vendedora de narc?ticos. Su ralea queda en evidencia cuando Michael Massing, de ?The New York Review of Books?, le pregunt?, el 26 de febrero de 2004, por qu? escrib?a tantas invenciones. "Mi trabajo no consiste en evaluar la informaci?n del gobierno y convertirme en una analista independiente de la inteligencia (estadounidense). Mi trabajo consiste en decirle a los lectores cu?l es el pensamiento del gobierno sobre el arsenal iraqu?", respondi?. Tremenda independencia y equilibrio de The New York Times.

Lo de Miller es un ejemplo de como se manejan los medios, los periodistas al servicio de esas demoledoras de la opini?n p?blica. No en vano el norteamericano es el pueblo m?s ignorante del mundo, capaz de creer cualquier cosa, por m?s absurda que parezca. Esa es la l?gica de medios como Globovisi?n en Venezuela. Que termina estupidizando a sus televidentes. El ejemplo citado al empezar, donde una se?ora pide un genocidio contra los miles de cubanos en Venezuela, es elocuente.


Al respecto, Noam Chomsky recuerda? un incidente que ocurri? cuando Kennedy estaba tratando de que la OEA apoyara las sanciones contra de Cuba, ya que esta era una amenaza para la seguridad del hemisferio occidental. La mayor?a de pa?ses estuvieron de acuerdo por el miedo que le ten?an. M?xico fue uno de los que se neg?. El Embajador mexicano le dijo a Kennedy que si el volv?a a M?xico y dec?a que Cuba era una amenaza para la seguridad, 40 millones de mexicanos se morir?an de risa. Y es verdad que esto deber?a de causar risa. Pero aqu? no caus? risa. Aqu? s? se lo creyeron, mencion?.

Nos preguntamos, ?Alguna persona sensata, sana, cuerda, puede suponer que Cuba o Venezuela pueden ser una amenaza para Estados Unidos? CNN, The New York Times, tampoco lo creen. Sin embargo, la droga que distribuyen convence a sus adictos que estos pa?ses son una amenaza.

[email protected]
?
?


Tags: CNN, The Nw York Times, narcos, Huxley, hegemonía, países, consecuencia

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada