Domingo, 21 de noviembre de 2010

Javier Adler



He aqu? una profesi?n clara del neoliberalismo actual:

"Merkel mete la pata. Berl?n alimenta la crisis al exigir que la banca asuma las p?rdidas." (La Vanguardia, 17/11/2010)

Esto es lo que podemos leer en un encabezado de la secci?n de Econom?a de La Vanguardia. Hay un juicio de valor (Merkel "mete la pata") y hay una interpretaci?n de la realidad: si se exige a la banca responsabilidades, se "alimenta la crisis".

Conclusi?n: para salir de la crisis los culpables no deben pagar nada, las v?ctimas todo. Esta ideolog?a que legitima el latrocinio y el chantaje de banqueros y grandes empresarios, es reproducido fiel y acr?ticamente por la prensa capitalista, lo que no es raro, pues forma parte del mismo negocio.

Pero en el momento en que le?amos esto, la pol?mica ya hab?a pasado y Merkel hab?a vuelto al redil. Sigamos el desarrollo de esta breve herej?a de la canciller alemana a partir de las informaciones de El Pa?s, un peri?dico m?s de "izquierda" (a?ada el lector catorce pares de comillas m?s).

Deauville, norte de Francia, 18 de octubre de 2010. Una pareja de maduros dirigentes europeos pasea al atardecer por el borde de la playa. Nicolas Sarkozy y Angela Merkel toman as? algunas decisiones sobre bancos y deudas en la absurda creencia de que pueden tomar decisiones sobre bancos y deudas.

Los planes de la parejita incluir?an varias cuestiones, pero aqu? nos centraremos s?lo en la importante, si los bancos deben pagar algo de la crisis o no. Este punto s?lo empieza a recogerse en El Pa?s cuando se producen las primeras reacciones pol?ticas, diez d?as despu?s de la reuni?n:

"La batalla se abre en varios frentes. (...) Desde otra perspectiva, Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), rechaza que los bancos titulares de deuda p?blica de un pa?s en suspensi?n de pagos asuman tambi?n una parte de las p?rdidas." (El Pa?s, 28/10/2010)

A nadie puede extra?ar que al banquero Trichet no le guste que los banqueros paguen algo de la crisis, como s? le gusta inyectarles dinero para sus "rescates" y sus yates.

Y aqu? la r?pida reacci?n de nuestro presidente:

"Zapatero rechaza que la banca pague por la crisis de los pa?ses" (El Pa?s, 30/10/2010)

Ni el propio Orwell habr?a podido concebir tal subversi?n del pasado. Recordemos la crisis en tres pasos:

1) Los bancos entran en crisis cuando los ciudadanos, asfixiados con las subidas de tipos de inter?s, ya no pueden pagar sus hipotecas.

2) Los pa?ses, o sea, los ciudadanos, act?an con un altruismo conmovedor: en vez de salvarse a s? mismos deciden salvar a los mismos bancos que los han estado oprimiendo y embargando.

3) Los bancos est?n saneados y los pa?ses endeudados.

As? que en s?lo tres a?os la "crisis financiera" se ha convertido en "la crisis de los pa?ses". Y los ciudadanos, sin trabajo, con sueldos recortados, prestaciones reducidas y pensiones congeladas, miramos con cara de imb?ciles esta criminal y descomunal estafa. Pero sigamos a la hereje Merkel y la inquisici?n neoliberal.

En la misma noticia donde Zapatero mostr? de qu? lado estaba, la canciller alemana se acercaba al populacho,

"Merkel lo dej? claro ayer: "El contribuyente tiene la aspiraci?n leg?tima de no ser el ?nico que pague por esta crisis y que otros tambi?n paguen la factura"." (El Pa?s, 30/10/2010)

Unos d?as m?s tarde, un art?culo de opini?n de Josep Ramoneda, quien encuentra la propuesta de Merkel "razonable", intenta entender la cuesti?n a partir de razonamientos partidistas,

"Es una aspiraci?n razonable que deber?a unir a liberales y a socialdem?cratas. (...) A los liberales no deber?a gustarles una medida que rompe el principio de que quien pierde, paga. Los socialdem?cratas solo deber?an aceptar la asistencia p?blica a los bancos si se acompa?aba de contraprestaciones claras. Merkel y Sarkozy proponen lo que reclama la mayor?a de la gente: que los bancos tambi?n paguen. El director del Banco Central Europeo, el franc?s Trichet, se opone. Y el presidente Zapatero, el hombre que dec?a que gobernaba la crisis desde la izquierda, se alinea con ?l. ?Otro ataque de p?nico ante los mercados o un ejercicio de fe del converso? M?s confusi?n para un electorado socialista que ya no sabe ad?nde mirar." (El Pa?s, 4/11/2010)

Al parecer cuesta mucho entender, o aceptar, o reconocer, que no hay diferencias sustanciales entre la derecha y la autoproclamada izquierda, ?o acaso no han gobernado en coalici?n en la propia Alemania de Merkel? En la misma l?nea ingenua, otro art?culo de Sami Na?r,

"Curiosamente, y es una muestra de la profundidad de la crisis, hemos visto a unos jefes de Estado de izquierda de los pa?ses m?s afectados pedir indulgencia para los bancos y proclamar su apoyo a Trichet, mientras que los principales l?deres conservadores ped?an la participaci?n del sector privado financiero en el esfuerzo global." (El Pa?s, 6/11/2010)

Pero ser? cuando los capitalistas muevan nerviosamente su dinero, como rateros ense?ando sus navajas, cuando el tema empezar? a zanjarse. El primer paso lo dan los medios, demonizando la postura de Alemania:

"Berl?n siembra dudas sobre la deuda y el contagio alcanza a Espa?a e Italia" (El Pa?s, 9/11/2010)

Este titular agorero, expresado como si fuera un hecho o un dato contrastable, no es m?s que la interpretaci?n de tres representantes de los intereses empresariales: Jos? Luis Mart?nez (Citi), Daniel Su?rez (AFI) y Jos? Carlos D?ez (Intermoney):

"Esa incertidumbre es el caldo de cultivo adecuado para que problemas que parec?an bajo control se nos vayan de las manos y acaben contagiando a pa?ses que ya no estaban en la diana de los mercados" (Citi)

"Van dos semanas en las que han vuelto las dudas sobre los pa?ses con problemas (...)" (AFI)

"(...) Alemania se empe?a en abrir el mel?n de las reestructuraciones de deuda, un debate muy perjudicial para la salud fiscal de la eurozona en este momento" (Intermoney)

Resumiendo, se invita al mundo empresarial, y s?lo a ?l, a que exprese sus temores; luego se convierte ese temor subjetivo en un peligro general e incontrovertible ("debate muy perjudicial"). Pero aqu? el despistado gobierno alem?n a?n se expresa con contundencia:? "La UE no se cre? para enriquecer a inversores financieros", dice el ministro de Finanzas Wolfgang Sch?uble.

Dos d?as despu?s el diario se posiciona a trav?s de su editorial,

"Las especulaciones indicaban en el caso irland?s que Alemania podr?a poner condiciones tales como una quita sustancial de la deuda. La tranquilidad solo llegar? a los mercados cuando las autoridades alemanas tengan a bien declarar que no exigir?n condiciones onerosas para el rescate de Irlanda." (Editorial de El Pa?s, 11/11/2010)

As? que los mercados mandan, algo que El Pa?s expone sin el menor atisbo de cr?tica. Finalmente, dos d?as despu?s se nos informa del "feliz" desenlace con el siguiente titular:

"La UE da un respiro a Irlanda al calmar a los mercados sobre un posible rescate" (El Pa?s, 13/11/2010)

Y debajo de este titular, la clave de ese "respiro",

"Los pa?ses europeos del G-20 aclaran que el fondo actual, en vigor hasta 2013, no contempla que los inversores privados de los bonos irlandeses asuman p?rdidas"

Por ?ltimo, creo interesante citar entero el primer p?rrafo de esta noticia, que no tiene desperdicio:

"El debate abierto por Alemania y Francia para incorporar a los propietarios privados de t?tulos de deuda p?blica al mecanismo de rescate de la UE ha echado sal en la herida de Irlanda, cuyas cuentas p?blicas se tambalean por la debacle del sector financiero. Ante el creciente castigo de los mercados, el primer ministro irland?s, Brian Cowen, se quej? ayer de la falta de tacto de Berl?n y Par?s al lanzar esas propuestas en un momento en el que la prima de riesgo irlandesa (el diferencial con el bono alem?n) est? disparada. Una inquietud que los cinco pa?ses de la UE representados en la cumbre del G-20 trataron de contrarrestar con un comunicado conjunto. Tras las dudas iniciales, el efecto en los mercados fue fulgurante. Los bonos irlandeses vivieron su mayor subida de precio (ca?da de la rentabilidad exigida) en un d?a desde el 10 de mayo pasado, justo tras la creaci?n del fondo de rescate europeo."

Es una muestra perfecta y elocuente de la sumisi?n pol?tica a los empresarios privados, que podemos resumir as?:

1) El mero planteamiento de si los bancos privados deben pagar algo es peligroso.

2) Los mercados "castigan" esa actitud.

3) Algunos pol?ticos, en este caso el primer ministro irland?s, se erigen en altavoces de esos intereses privados.

4) Los dem?s pol?ticos entonan a coro su fe en el capitalismo, incluyendo a Merkel, quien olvida la "aspiraci?n leg?tima del contribuyente".

5) Los mercados retiran el castigo de manera "fulgurante".

6) Los ciudadanos siguen pagando y los bancos robando.


Como hemos podido ver, no hay salida, el sistema no admite ninguna desviaci?n de la pol?tica neoliberal. No importa cu?l de las dos facciones pol?ticas del poder est? en el gobierno, ni cu?l sea la ideolog?a que anuncian en sus discursos, porque en las dictaduras neoliberales no son ellos quienes mandan.

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Tags: inquisición, herejía, crisis financiera, capitalismo, Irlanda

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada