Mi?rcoles, 01 de diciembre de 2010
Asia Times Online

Traducido del ingl?s para Rebeli?n por Germ?n Leyens y revisado por Caty R.

Presidente Bush: ?Frank, por favor, considere la posibilidad de ocupar un puesto que estoy creando. Podr?a significar muchas horas y noches peligrosas, rodeado por algunos de los elementos m?s canallescos de nuestra sociedad.?

    Frank: ??Quiere que forme parte de su gabinete??

    ?La pistola desnuda 2, con Leslie Nielsen.

Sea cual sea el sesgo, el hecho es que no es probable que los 1,6 gigabytes de archivos de texto en un pendrive que conten?a 251.287 cables filtrados del Departamento de Estado de EE.UU. de m?s de 250 embajadas y consulados provoquen ?una cat?strofe pol?tica? ?como dijo la revista alemana Der Spiegel? con respecto a la pol?tica exterior de la hiperpotencia mundial en decadencia.

Tras las m?ltiples capas hip?critas al sesgo presentadas al fren?tico ciclo noticioso continuo, la pol?tica es sobre todo un reality show deshonroso. Es lo que muestra gr?ficamente el ?ltimo show de WikiLeaks. Un Muammar Gaddafi que usa botox y lo pasa muy bien con su enfermera sexy ucraniana pertenece al reino de Gran Hermano.

Aunque todo esto ser?a un gran show en la televisi?n, no es ninguna revelaci?n que para los diplom?ticos estadounidenses el presidente iran? Mahmud Ahmadineyad es ?Hitler?, el presidente afgano Hamid Karzai un ?paranoico?, el presidente franc?s Nicolas Sarkozy es un ?emperador desnudo?, que al ?vano e irresponsable? primer ministro italiano Silvio Berlusconi le gustan las ?fiestas alocadas?, que la canciller alemana Angela Merkel es ?poco creativa?, que el presidente ruso Dimitri Medvedev ?es el Robin del Batman [primer ministro Vladimir] Putin, o que el Querido L?der de Corea del Norte Kim Jong-il es un ?viejo debilucho? que sufre?un ?trauma f?sico y psicol?gico?.

Pero creer, como hace la secretaria de Estado de EE.UU. Hillary Clinton, que esas revelaciones constituyen ?un ataque no s?lo contra los intereses de la pol?tica exterior de EE.UU. sino contra la comunidad internacional?; o que WikiLeaks, como dijo el presidente Barack Obama, ha cometido un crimen grave, es no demostrar otra cosa que una arrogancia imperial de p?simo gusto. Como si el mundo no tuviera derecho a engullir el tipo de comida basura pol?tica servida a unos pocos consumidores dentro de los palacios del poder de Washington.

Clinton debe de haber notado que el sentimiento general despu?s de leer esos cables refleja un Washington en plena crisis nerviosa digna de una cinta de Almod?var. Por ejemplo un aliado clave de EE.UU. como Berlusconi, definido como ?presuntuoso?, ?indiferente a la suerte de Europa? y peligrosamente cercano a Putin, de quien parece ser ?el vocero?, puede ser considerado como una amenaza igual que Ahmadineyad. ?Cu?n paranoico se puede llegar a ser? La embajada de EE.UU. en Mosc?, a prop?sito, describe a Putin como un ?macho alfa? que gobierna Rusia, que es virtualmente ?un Estado mafioso?; los c?nicos dir?an que lo mismo vale para el ex vicepresidente Dick Cheney durante la era de George "Dubya" Bush.

Cualquiera con un coeficiente intelectual superior a 75 podr?a haber llegado a sospechar que los diplom?ticos de EE.UU. esp?an a sus colegas de las Naciones Unidas (por orden de Clinton); que Washington dirigi? un bazar para obligar a pa?ses peque?os a aceptar a reclusos de Guant?namo; o que ese ejemplo de democracia y derechos humanos, el rey saud? Abdullah bin Abdul Aziz, inst? a EE.UU. para que atacara Ir?n.

El temor al Ir?n chi? es despu?s de todo la regla en esa manada de aut?cratas/dictadores impopulares ?rabes sun?es que constantemente insisten y ruegan para que EE.UU. les venda las armas que los mantienen en el poder.

Pero las cosas se ponen m?s serias cuando el embajador de EE.UU. en Turqu?a dice que el primer ministro Recep Tayyip Erdogan es ?un fundamentalista. Nos odia religiosamente? y su odio se propaga; es una mentira flagrante.

O cuando el jefe supremo del Pent?gono dice al ministro de Exteriores italiano Franco Frattini que Ir?n no suministra armas a los talibanes ?un hecho que anula la campa?a masiva de suspensi?n de la incredulidad orquestada por el Pent?gono que dur? meses.

No existe evidencia de que la dirigencia colectiva de Pek?n haya sido el verdadero poder tras los ciberataques a Google. Y cuando el ex viceministro de exteriores sudcoreano Chun Yung-woo dijo al embajador de EE.UU. en Se?l que la nueva generaci?n de dirigentes del partido chino ya no considera que Corea del Norte es un aliado ?til, ?no es otra cosa que puras ilusiones reconfortantes? Despu?s de todo, Chun es ahora consejero nacional de seguridad del presidente de Corea del Sur.

El contexto es clave en todas estas revelaciones ?unas 220 hasta ahora-. Los diplom?ticos o funcionarios de bajo nivel que hablan a trav?s de estos cables dicen esencialmente al Departamento de Estado lo que ?ste quiere o?r, o repiten lo que ya est? fijado s?lidamente en Washington; el an?lisis independiente, cr?tico, es virtualmente cero.

Sigue el show

Una perspectiva mucho m?s sabrosa es considerar que, desde ahora, la mayor?a de los ciudadanos globales preocupados no creer?n virtualmente nada de lo que lanzan en su direcci?n durante estas conferencias de prensa y operaciones fotogr?ficas diplom?ticas/gubernamentales/militares.

Los cables filtrados prueban que Europa ?nunca insensible al rid?culo? ya estaba siendo marginada durante la era de Bush, y m?s a?n ahora cuando Obama se concentra en Asia-Pac?fico. En cuanto a la masa de lo que se ha filtrado hasta ahora, especialmente sobre Ir?n y los que deciden en el Golfo P?rsico, apenas es otra cosa que propaganda estadounidense/israel?.

No es por accidente que muchos titulares globales insisten en lo mismo siguiendo la l?nea de ?Israel recibe los cables de Wikileaks como una reivindicaci?n de su pol?tica hacia Ir?n?. Una evaluaci?n general de los cables filtrados revela que tal como Israel y el poderoso lobby de Israel en EE.UU. trabajaron contrarreloj para producir la invasi?n y la destrucci?n de Iraq, est?n doblando las apuestas para hacer lo mismo con respecto a Ir?n. Hay que prestar atenci?n a un cable que advierte de?que ?el elegante y seductor? primer ministro israel? Benjamin Netanyahu ?nunca cumple sus promesas?. Como cuando se trata de no detener los asentamientos en Cisjordania, y bombardeemos, bombardeemos a Ir?n.

El reality show de Wikileaks continuar? durante semanas mientras descargan m?s rumores en l?nea. Por lo menos el show vuelve a demostrar que la verdadera informaci?n est? en Internet ?no en los medios corporativos globales; y los ciudadanos del globo deber?an hacer el mejor uso para desenmascarar y ridiculizar al poder.

Es saludable saber que el emperador, en secreto, habla mal de sus amigos y aduladores as? como de sus enemigos. Tambi?n lo es saber que el emperador no es amigo de la informaci?n democratizada. Pero ahora que el emperador est? verdaderamente desnudo, deber?amos celebrar todos a esos escribidores de cables, amigos, enemigos y aduladores por presentarnos ese invaluable reality show ?una especie de La pistola desnuda ampliada. Es una l?stima que el gran difunto Leslie Nielsen no pueda presenciarlo con nosotros.

Pepe Escobar es autor de ?Globalistan: How the Globalized World is Dissolving into Liquid War? (Nimble Books, 2007) y ?Red Zone Blues: a snapshot of Baghdad during the surge?. Su ?ltimo libro es: ?Obama does Globalistan? (Nimble Books, 2009). Puede contactarse con ?l en: [email protected]

Copyright 2010 Asia Times Online (Holdings) Ltd. All rights reserved.

Fuente: http://www.atimes.com/atimes/Middle_East/LL01Ak01.html


Tags: emperador, wikileaks, Hillary Clinton, Obama, regla, Irán, Internet

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada