Viernes, 03 de diciembre de 2010

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Adoraci?n del becerro de oro en un cuadro de Claude Lorrain.

El becerro de oro era, seg?n la Biblia, un ?dolo, un ?falso dios? adorado por los israelitas.

Cuando los hebreos salieron de la esclavitud en Egipto guiados por Mois?s, llevaban la plata y el oro que los egipcios les hab?an dado.[1]

Al llegar al monte Sina? (en Arabia), Mois?s lo escal? para hablar con su dios. Pero, al ver que tardaba muchos d?as, el pueblo hebreo le pidi? a Aar?n (hermano de Mois?s) que les hiciera "dioses que marchen delante de nosotros".

Aar?n accedi? y con los aretes de oro que todos llevaban en las orejas, fundi? un ?dolo con forma de becerro. Los hebreos lo adoraron y le ofrececieron sacrificios a ese dios.

Tras cuarenta d?as, Mois?s baja del monte Sina? con dos tablas de piedra, en las que estaban escritos los Diez Mandamientos. Pero al ver que los hebreos estaban adorando al becerro de oro, rompi? las tablas de la ley (que el propio dios Yahv? hab?a escrito ).

Luego destruy? a ese becerro de oro, haci?ndolo "polvo". Este polvo lo esparci? en el agua, en la que el oro flot?. Como castigo a los israelitas les hizo beber de esa agua con el oro flotando.

Posteriormente, Mois?s volvi? a subir varios d?as al monte y volvi? con dos planchas iguales a las primeras, de piedra, en las que dijo que el dios Yahv? le hab?a mandado escribir otros Diez Mandamientos.

Contenido

[editar] Explicaci?n

Originalmente Abraham y su padre Teraj adoraban a dioses "extra?os" (posiblemente el dios Anu).[2] Hay que tener en cuenta que, durante centurias, toda la regi?n hab?a estado influida por las religiones de origen cananeo-babil?nico, cuya principal deidad era IL (El, Elohim en hebreo, All?h ?rabe).

El es una palabra sem?tica del noroeste, que tradicionalmente se traduce como "dios", refiri?ndose a la m?xima deidad' y, por ende, con funciones eminentemente ?ticas y sociales. Debe tenerse en cuenta que "seguir una religi?n" era "seguir un camino" (G?n 18:19) es decir: "seguir un sistema de vida". El es descrito como un dios tolerante y benigno: recibe los t?tulos de ?Padre de los dioses?, ?rey?, ?padre de los hombres?, ?creador de las criaturas?, ?amable?, ?misericordioso? y ?toro?. [De este dios, Baal era "hijo" y se lo representaba mediante un toro joven, es decir, un becerro)].

En todo el Levante mediterr?neo era denominado El o IL, siendo el dios supremo, padre de la raza humana y de todas las criaturas. En el uso sem?tico El era el nombre especial o t?tulo de un dios particular que era distinguido de otros dioses como ser "el dios", lo que en el sentido monote?sta ser?a Dios.[3] El era el adorado por los cananeos (la poblaci?n local de Cana?n). El libro del G?nesis nos lo indica. As?, en la ciudad de Bersheba se lo conoc?a como ?El Olam? (Gn 21:33). En Betel se lo llamaba ?El Betel? (Gn 31:13). En Jerusal?n le dec?an ?El Ely?n? (Gn 14:18-20). En el desierto del N?guev, ?El Ro? (Gn 16:13) En Siquem se lo conoc?a como ?El Berit? (Jue 9:46).

Pero el modo de vida que segu?an los cananeos no era recto y justo. De all? que el verdadero Dios omnipotente Yahv? (Jehov?), decide llamar al patriarca Abraham.[4] Y ese omnipotente dios tambi?n llega a su mayordomo,[5] a su sobrino Lot,[6] a su sobrino Betuel,[7] a su sobrino nieto Lab?n,[8] y a su hijo Isaac.[9]

Pero una vez establecidos, esos patriarcas empezaron a rendir culto al ?Dios de los padres? en los santuarios del dios El, debido a que consideraban a El como la m?xima deidad. Por ejemplo, Isaac le pide a El Shaddai bendiciones para su hijo Jacob (Gn 28= Todo parece contribuir a que el com?n de la gente percibiera una especie de sincretismo entre el dios El y el dios Yahv?. El pante?n cananeo parece haber sido m?s complejo. La poblaci?n local (cananitas) y las naciones vecinas continuaban con su religi?n (modo de vida) materialista mientras que los hebreos se diferenciaban con su modo de vida recto y justo (segu?an la Ley de Yahv?).

Durante los siglos XVII y XVI a.C. los hicsos (provenientes de las regiones de Cana?n y Siria) dominaron Egipto, y llevaron consigo su religi?n (sus dioses El, Baal, Asera...). Asimismo el culto a la res de oro puede estar confundido con el culto a la divinidad egipcia de Apis o la femenina de Hathor a la que se representaba como una vaca o mujer con cornamenta dorada.

En esos siglos los hebreos permanec?an dominados en Egipto, naci?n que era el s?mbolo del imperialismo y la opresi?n. En esos siglos los hebreos permanec?an dominados en Egipto, naci?n que era el s?mbolo del imperialismo y la opresi?n. Por eso se advert?a "Caer?n los que apoyan a Egipto y su soberbio imperio quedar? destruido..." (Ez 30 [10] Y los hebreos terminar?an contagi?ndose de ese modo de vida que prioriza la obtenci?n de riquezas materiales.

Contagiarse del sistema de vida equival?a a adoptar (incluso parcialmente) la religi?n. Ello permite deducir que entre los hebreos y otros semitas, Hathor habr?a sido conocida como Asera, y entre los edomitas era reconocida como la c?nyuge del dios ?l. [Muchos eruditos consideran que la liberaci?n y ?xodo israel? habr?a ocurrido hacia el 1450 a.C. (fara?n Tutmosis III).

Como se ha dicho, seguir una religi?n era seguir un sistema de vida. Pero el sistema imperial egipcio-cananeo era sustancialmente diferente a la forma de vida impulsada por Yahv?. Adorar a Dios implica fundamentalmente llevar una vida en concordancia con la voluntad divina (Colosenses 3. Y a trav?s del tiempo, se lograr?a una total diferenciaci?n entre esas dos formas de vida:

  • La que se amoldaba al culto al dios Il (o El) que se presentaba como "bueno" pero favorec?a el individualismo, el enga?o y la opresi?n.
  • Y la forma de vida que segu?a los lineamientos del verdadero Dios Yahv?, el cual transmit?a valores como la justicia, la compasi?n y la ayuda mutua.

As? los hebreos fieles, con su tradici?n yahvista, llegaron a identificar al becerro (Baal, hijo del dios El) con el ?dolo o "adversario", siendo su adoraci?n un prototipo de idolatr?a.


Otra interpretaci?n: [Incluso hay quienes afirman que todo esto puede referirse al fen?meno de la precesi?n de los equinoccios (movimiento de las constelaciones inverso al ciclo anual normal), en el que se explica que el amanecer del equinoccio de primavera, cada 2150 a?os, ocurrir?a en un signo del Zodiaco diferente debido al lento movimiento angular de la tierra sobre su propio eje. Por c?lculo, el tiempo de la precesi?n de todos los signos del Zodiaco es de 25765 a?os -m?s de 20 milenios-; a este periodo se le llama "el gran a?o".

Se dice que de 4300 a.C. a 2150 a.C. fue la Era de Tauro; de 2150 a.C. a 1 d.C. correspondi? la era de Aries; finalmente, nuestra Era actual (1 d.C. a 2150 d.C.) se identifica con Piscis. Por ello, se relaciona al Becerro de oro con Tauro, y Mois?s representa a Aries, la nueva Era. Aunque las fechas no coinciden (se estima que Mois?s muri? en 1272 a.C., y la transici?n de eras es en 2150 a.C.), puede simbolizar un retroceso de los israelitas, al adorar el becerro de oro.

Seg?n el esoterismo New Age, Jes?s (el Nazareno) representa la Era de Piscis (por ello el s?mbolo de los cristianos es la silueta de un pez, Jes?s comparado con pescador de hombres, el milagro de los cinco panes y dos peces, etc.), y despu?s de 2150 llegar? la Era de Acuario (en el Evangelio de Lucas, cap?tulo 22, vers?culos 8-10, los ap?stoles Pedro y Juan le preguntan a Jes?s d?nde preparar?n las fiestas de pascua, y ?l hace referencia a un hombre en la entrada de la ciudad con un c?ntaro de agua, refiri?ndose a Acuario)].

[editar] De los "dioses extra?os" al Dios de Jacob

El propio Jacob permit?a diversos dioses (?dolos) en su propia familia, y se decidi? por el "Dios de sus padres Isaac y Abraham" cuando recibi? su ayuda divina:

?dijo Jacob: Dios de mi padre Abraham, y Dios de mi padre Isaac, Yahv? (Jehov?), l?brame ahora de la mano de mi hermano, de la mano de Esa?, porque le temo?? (Gn 32:10,11) ?Entonces Jacob dijo a su familia y a todos los que con ?l estaban: Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros?? (Gn 35

?Dijo Dios a Jacob: Lev?ntate y sube a Bet-el, y qu?date all?; y haz all? un altar al Dios que te apareci? cuando hu?as de tu hermano Esa?? (Gn 35.

Notar que Jacob no dice: vayamos y har? un altar a Dios, sino: ?subamos a Bet-el; y har? all? altar al Dios que me respondi? en el d?a de mi angustia, y ha estado conmigo?? (Gn 35 ?Y dieron a Jacob todos los dioses ajenos que hab?a en poder de ellos?? (Gn 35

Asimismo es interesante observar que Jacob se encontr? con un (Elohim-dios o "?ngel") con el cual tuvo que luchar hasta vencerlo: ?Y el var?n (?ngel) le dijo: ?Cu?l es tu nombre? Y ?l respondi?: Jacob. Entonces el var?n (?ngel) dijo: No se dir? m?s tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido? (Gn 32:27,28). Es notable que ese ?dios? no conoc?a su nombre, ni le dice el suyo. No obstante, Jacob le pide bendici?n (G?nesis 32:26-30).

[Ese ??ngel? no puede haber sido un ?ngel del verdadero Dios Yahv?, pues le teme a la luz del amanecer (ver Job 24:17 y Oseas 12. Pero dado ese sincretismo religioso en que viv?an por entonces, Jacob dice haber visto a dios cara a cara (Gn 32:30)]. Al analizar su nuevo nombre surge la identidad de ese 'dios':

Israel (ישראל, del hebreo "el que lucha con(tra)EL"). (vemos aqu? la referenca al dios El)

El verdadero Dios Yahv? se le hab?a aparecido cuando hu?a de su hermano? (Gn 35. [Este (Elohim) o ??ngel? (lit. el "mensajero" o "enviado") de Yahv? no es aqu? un ser distinto de Dios (ver ?xodo 3:2 y 3, sino el mismo Se?or en cuanto que se hace presente para comunicar un mensaje].

Jacob y sus descendientes (israelitas) se caracterizar?an por luchar contra aquellos ?dolos (los dioses del materialismo como El, Baal, Asera...). Durante siglos, el pueblo de Israel luchar?a contra esa idolatr?a y por lo tanto encaminar?a su modo de vida para adorar al ?nico Dios Yahv?.

[editar] Jacob renombrado dos veces?

Jacob ha recibido el ?onoma? (nombre) Israel. Pero posteriormente, en el Cap?tulo 35, la Biblia indica:

?Apareci? otra vez Dios a Jacob, cuando hab?a vuelto de Padan-aram, y le bendijo. Y le dijo Dios: Tu nombre es Jacob; no se llamar? m?s tu nombre Jacob, sino Israel ser? tu nombre; y llam? su nombre Israel. Tambi?n le dijo Dios: Yo soy el Dios omnipotente? (Gn 35:9-11)

Es f?cil advertir que en esta oportunidad el verdadero Dios omnipotente Yahv? es el que se presenta a Jacob, (de quien no ignora el nombre) y lo bendice.

Los descendientes de Jacob vivir?an en la zona de influencia de Egipto. Continuaron el sincretismo religioso y se contaminaron con la vida materialista, ego?sta e interesada de ese imperio (dioses materiales), por eso el verdadero Dios ten?a necesariamente que darse a conocer:

"El d?a que alc? mi mano para jurar a la descendencia de la casa de Jacob, cuando me di a conocer a ellos en la tierra de Egipto, cuando alc? mi mano y les jur?, diciendo: Yo soy Jehov?, vuestro Dios" (Ez 20)

"aqu?l d?a... les dije: Cada uno eche de s? las abominaciones de delante de sus ojos, y no os contamin?is con los ?dolos... jurando as? que los sacar?a de la tierra de Egipto" (Ez 20:6,7)

"Pero ellos no quisieron obedecerme; no echaron las abominaciones de delante de sus ojos ni dejaron los ?dolos..." (Ez 20)

Se entiende entonces que entre tantos dioses que impregnaban la vida del pueblo, los hebreos necesitaran varias manifestaciones y muchos a?os para destacar: "nuestro baluarte es el Dios de Jacob" (Salmo 46:7, 11)

[editar] Saliendo del materialismo egipcio

Luego de salir de Egipto y ya en el desierto, a los hebreos no les resultaba f?cil abandonar el materialismo que durante decenios hab?an experimentado en tierras egipcias. Por eso, ante la primer dificultad volv?an al culto anterior (toro -becerro- dios El). As? lo leemos en la Biblia:

"...hizo de ello un becerro de fundici?n. Entonces ellos dijeron: ?Israel, estos son tus dioses, que te sacaron de la tierra de Egipto! Cuando Aar?n vio esto, edific? un altar delante del becerro y proclam?: ?Ma?ana ser? un d?a de fiesta dedicado a Jehov?! (?xodo 32:4-5)

(Notar la 'mezcla' entre el becerro y la fiesta para Yahv? (Jehov?)).

El culto a Yahv? se fue afianzando durante el Exodo. Una vez en la tierra prometida (Cana?n), los israelitas tardaron siglos hasta que pudieron consolidarlo en la ?poca del rey David (Siglo XI a.C). Posteriormente -durante el reinado de su hijo Salom?n- ese pueblo elegido consegu?a vivir bajo la Ley de Dios. La paz se hab?a afianzado y los habitantes viv?an en un clima de prosperidad. ?Mientras no pecaban contra Dios, les hab?a ido bien?? ?No hubo quien pudiese hacer da?o a ese pueblo?? (Judit 5:17). [Dios se encargaba de concederle tranquilidad en sus fronteras (1? Re 5:4; Sal 147:14)].

Ellos deb?an difundir justicia y paz [la prosperidad ser?a consecuencia de ?andar en los preceptos del Se?or? (1? Re 2:3; Prov 29:14)].

Algunos reinos vecinos estaban asombrados del modo de vida israel? (1? Re 4:34) Pero tiempo despu?s -luego de haber vivido esa esplendorosa etapa de David y Salom?n- la mayor parte de las tribus volvieron al culto al becerro (dios El). La Biblia refleja ese episodio en t?rminos muy similares a los anteriores:

"...hizo el rey [Roboam] dos becerros de oro y dijo al pueblo: ?Ya hab?is subido bastante a Jerusal?n. Aqu? est?n tus dioses, Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto?" (1? Reyes 12:28)

Se puede apreciar la facilidad con que se pasaba del culto al Dios Yahv? hacia el culto del becerro -toro- o sea el dios El. Y cabe preguntarse c?mo es posible que no se registraran oposiciones, quejas ni resistencias de parte de los ?ancianos? del pueblo elegido... Es que ambas divinidades se presentaban como dios Creador, bondadoso, dispuesto a perdonar? No habr?a diferencias sustanciales en cuanto al ritual, pero SI EN EL MODO DE VIDA que se exig?a en cada caso.

[editar] Los modos de vida eran OPUESTOS

Se debe tener en cuenta que seguir una religi?n era seguir un estilo de vida, seguir un camino. De all? que Yahv? le ense?? a Abraham "mantenerse en el camino del Se?or, practicando lo que es justo y recto? (G?n 18:19). El "Dios de Abraham, Isaac y Jacob" (el Dios Yahv?) le hab?a marcado a Israel "el camino" (es decir: el modo de vida). Seguir el culto a Yahv? (Jehov?) significaba seguir la Ley de Yahv?. Eso exig?a esforzarse para lograr una comunidad de ?hermanos? donde se defienda a los m?s d?biles y prime la justicia. De esa manera se lograr?a la felicidad general, y Yahv? se encargar?a de darles prosperidad -adem?s de tranquilidad en sus fronteras- (1? Re 2:3; Prov 29:14; Salmo 147:14).

Dice Yahv?: estoy contra los que oprimen al jornalero, a la viuda y al hu?rfano? (Malaq 3)

No mentir?is ni os defraud?is unos a otros (Lev?tico 19:21)

Has de tener un peso cabal y exacto, e igualmente un.l .;,m;l/,;l';.l' \['.

k [lp;,.[p;.

[;. a medida cabal y exacta? Porque cometer fraude es abominaci?n para Yahv? (Deut. 25:15-16)

Tened balanza justa, peso justo, medida justa. Yo soy Yahv? (Lev. 19:35)

Abominaci?n de Yahv? es la balanza falsa (Proverbios 11:1; 20:23)

Si prestas dinero a uno de mi pueblo, al pobre que habita contigo, no ser?s con ?l un usurero; no le exigir?is inter?s (?xodo 22:24)

Amar?s a tu pr?jimo como a ti mismo. Yo soy Yahv? (Lev. 19:18)


Mientras que por su parte los que continuaban con el culto a El basaban su vida en el materialismo (dioses 'materiales') a los que se rend?a culto para obtener bienes y riqueza. Para conseguir dicha riqueza pod?a utilizarse el comercio enga?oso -lo cual caracterizaba a los pueblos cananeos-. La mentira y el saqueo se transformaba en una pr?ctica com?n.

[El pueblo cananeo] (Cana?n) tiene en su mano balanzas enga?osas, es amigo de hacer fraude. (Oseas 12:8-9)

?He de soportar yo una medida falsa... las balanzas de la maldad y la bolsa de pesas de fraude? dice Yahv? (Miqueas 6:9-11)

La solidaridad y compasi?n no eran compatibles con ese modo de vida. El culto a El ?el cual era un dios Creador, bondadoso, dispuesto a perdonar... permit?a aquellos m?todos de enriquecimiento-).

Ese dios se presentaba ?muy parecido? a Yahv? (Creador, bondadoso, dispuesto a perdonar...) Adem?s, era muy 'tentador' seguir su modo de vida, adorarlo, servirlo, pues permit?a el disfrute de la vida f?cil, el comercio enga?oso, el aprovecharse de los m?s d?biles, etc. Luchar contra esa tentaci?n y ese enga?o era lo que se le solicit.,klmon;ijkol;kmmpol;aba a Israel. Israel es ?el que lucha con(tra) El?

Ese era el gran desaf?o para los hebreos, elegir entre el becerro El y Yahv? (Jehov?). El profeta es muy claro cuando expresa: ?Tu becerro? te hizo alejarte? (Oseas 8

[Notar que lo que m?s se reprocha a las tribus que volvieron al "dios becerro" es su comercio enga?oso y la opresi?n a los m?s d?biles. " Yahv? esperaba juicio, y hubo vileza; esperaba justicia, y hubo angustia" (Isa?as 5=

Isa?as 5:8 describe como los ricos acumulaban bienes por medio de un injusto trato a los pobres, creando as? una econom?a latifundista. Esto atentaba contra la legislaci?n israelita, que consideraba la tierra como patrimonio inalienable de cada familia (Lv 25:10,13-16:23-24). Miqueas, que fue contempor?neo de Isa?as, lanza la misma acusaci?n (Miq 2:1-9)(Ver Isa?as 10:2; Jerem?as 5:27; Am?s 6:8; 8:4-7; Miqueas 3:11)]

Luego de largo tiempo de persistir en esos cultos materiales, a comienzos del Siglo VI a.C Dios los rechaz? y se apart? del pueblo hebreo (Jer 7:29; Ez 11:23). ?han rechazado el bien: el enemigo lo perseguir? (Oseas 8:2,3). Los principales jud?os fueron al exilio babil?nico (sometidos). Yahv? se los hab?a advertido [11] (Ez 17:12).

Congruente con todo esto, en el libro Apocalipsis se le reprocha a la Gran Ramera que sus ?negociantes? usan artima?as para llegar a ser los magnates del planeta (Ap 18:23) Tal como lo adelantaba Zacar?as cuando se refer?a al Juicio Final:

?Y en aquel d?a no habr? m?s ?negociantes? [Cananeos -Kna`aniy (ken-ah-an-ee')-] en la casa de Jehov? de los Ej?rcitos? (Zac 14.21).

[editar] Referencias

  1. Despu?s de diez plagas, los egipcios estaban tan ansiosos de verlos marcharse que les regalaron "vasos de plata, y vasos de oro, y vestidos" (Ex 12:35). "Y sac?los con plata y oro?" (Sal 105:37).
  2. Ver Josue 24:2
  3. Smith 2001, p. 135.
  4. Gn 12:1; 17:1; 22:11-16
  5. (Gn 24:12,26)
  6. (Gn 19:16)
  7. (Gn 24:50)
  8. (Gn 24:31)
  9. (Gn 25:21)
  10. (Ver Exodo 3:7,9 y Salmos 9:13)
  11. ?Si t? hubieras atendido a mis mandamientos, tu prosperidad ser?a como un r?o? (Isa?as 48:18)

[editar] Enlaces externos


Tags: Becerro de oro, Moisés, Diez Mandamientos, Yahvé, dioses, Abraham, Dios

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada