S?bado, 01 de enero de 2011
Sistema Digital


Las pol?ticas p?blicas de la socialdemocracia sueca durante la mayor?a del periodo post II Guerra Mundial en el que gobern?, bien s?lo, bien en alianza con el Partido Comunista, el Partido Verde, y tambi?n el Partido Agr?cola (el partido de los agricultores), se caracterizaron por la expansi?n de los derechos sociales y laborales, basados en la universalizaci?n de tales derechos. Es decir, el objetivo de tales pol?ticas era garantizar que todos los ciudadanos y residentes en Suecia tuvieran tales derechos. Ello requer?a unos elevados ingresos al estado que se consegu?an a base de tener una carga fiscal elevada, un elevado porcentaje de la poblaci?n trabajando y pagando impuestos, y una elevada progresividad en su fiscalidad. Para conseguir un incremento en el n?mero de personas que pagaran impuestos, la socialdemocracia sueca estimul? y facilit? la integraci?n de la mujer al mercado de trabajo a trav?s de un amplio desarrollo de los servicios de ayuda a las familias (como escuelas de infancia y servicios domiciliarios a las personas con dependencia) que facilitaran tal integraci?n. Al rev?s de lo que ocurre en los pa?ses del Sur de Europa (donde las derechas son fuertes y las izquierdas d?biles), Suecia pali? la escasez de mano de obra a base de facilitar la integraci?n de la mujer al mercado de trabajo en lugar de resolver tal escasez mediante la inmigraci?n. Suecia, durante el periodo socialdem?crata, tuvo unas pol?ticas de inmigraci?n muy restrictivas. Y durante muchos a?os los inmigrantes proced?an de Finlandia, un pa?s pr?ximo en su cultura a la sueca (donde, adem?s, parte de aquel pa?s, Finlandia, tambi?n se habla sueco). El multiculturalismo no fue alentado en Suecia. Resultado de una elevada protecci?n social y una afinidad cultural del inmigrante no hubo problemas con la inmigraci?n en aquel pa?s

Tres cambios han ocurrido desde entonces. Uno, fueron las pol?ticas del gobierno conservador-liberal que convirtieron algunos programas universales en programas asistenciales, cuyo criterio de acceso a tales derechos estaba basado en los niveles de renta de los ciudadanos. Muchos de estos servicios pasaban a estar disponibles s?lo a los m?s pobres, con lo cual los inmigrantes pasaron a tener preferencia en el acceso a tales beneficios sobre los nativos

Esta pol?tica, fue acompa?ada con una apertura de las fronteras y un cambio substancial en el car?cter cultural y ?tnico de la inmigraci?n, pasando a ser una inmigraci?n multicultural. Algunos, como los musulmanes, eran portadores de culturas muy distintas a la cultura sueca. Y el tercer cambio fue el aumento del desempleo y la inseguridad, resultado de la crisis mundial

El resultado de estos tres cambios era predecible. Sectores de la clase trabajadora se sintieron amenazados por los inmigrantes con los cuales compet?an por puestos de trabajo, vivienda social, servicios sociales y frecuentemente perd?an derechos adquiridos como consecuencia de las pol?ticas estatales que dejaron de ser universales para ser asistenciales. Y, como consecuencia, s?lo los m?s pobres se beneficiaron de ello. Y ?stos eran los inmigrantes. De ah? el surgimiento del movimiento anti-inmigrante de clase obrera, hecho que capitaliz? un partido ultraderechista (llamado el Partido Dem?crata Sueco) cuyo ?nico punto en su programa era el de reducir la inmigraci?n, incluso a base de expulsarla del pa?s. Tal partido ultraderechista fundado en 1988, hab?a sido totalmente marginal por su identificaci?n con el nazismo y su estilo militar, con cabezas rapadas incluidas. En 2001, cambiaron y abandonaron toda la parafernalia nazi, uniformes militares y discurso nazi, centr?ndose en presentar una cara amable para los suecos y de gran hostilidad hacia los inmigrantes, criticando el criterio asistencial que beneficia primordialmente a los inmigrantes, y ridiculizando el multiculturalismo que hab?an promocionado los partidos de izquierda como mecanismo de tolerancia necesaria para mantener a las clases populares unidas. Cuando los cambios citados anteriormente ocurrieron, se sembr? el caldo de cultivo para que este mensaje fuera exitoso electoralmente. Y as? ganaron suficientes votos para tener representaci?n parlamentaria. Muchos de estos votos proced?an anteriormente de votantes del partido socialdem?crata y otros partidos de izquierda.

RELEVANCIA PARA ESPA?A

Espa?a tiene una situaci?n explosiva en sus manos, debido a la confluencia de varios factores. Uno, es el bajo desarrollo de programas universales en una situaci?n de escasa protecci?n social. Espa?a contin?a estando a la cola del gasto p?blico social por habitante en la UE-15. Gran n?mero de programas sociales, como vivienda social, ayuda escolar y otros, son programas asistenciales para las personas con mayores dificultades, que suelen ser los inmigrantes

La otra confluencia es que la falta de mano de obra se ha llenado a base de la inmigraci?n en lugar de facilitar la integraci?n de la mujer al mercado de trabajo. Esta inmigraci?n ha contribuido a la bajada del nivel salarial, pues los inmigrantes, por su condici?n de inmigrantes, han aceptado salarios m?s bajos

Y la tercera novedad es el cambio del lugar de origen, con un aumento sustancial del n?mero de inmigrantes de pa?ses musulmanes y del Norte de ?frica. La confluencia de estos factores, junto con el enorme crecimiento de la inmigraci?n ha sido una situaci?n que puede llegar a ser explosiva en este momento de crisis. De ah? que la derecha espa?ola, y muy en concreto, el Partido Popular est? movilizando a la clase obrera con un mensaje antiinmigrante, xen?fobo, que alcanza incluso dimensiones violentas. El mensaje de la sra. Camacho, dirigente del PP en Catalu?a, presentado en un videojuego, mostraba a tal candidata eliminando f?sicamente a los inmigrantes. El hecho de que no haya aparecido un partido ultraderechista xen?fobo con representaci?n parlamentaria en Espa?a se debe a que tal voto lo canaliza el PP. La experiencia en Europa muestra que los partidos de ultraderecha aparecen cuando los partidos de derecha de tradici?n democr?tica, no favorecen la promoci?n de posturas ultraderechistas. Tal como he se?alado en otros textos, la derecha espa?ola, no es homologable a la derecha europea, pues tiene una cultura, heredada del r?gimen dictatorial anterior, que incluye elementos claramente antidemocr?ticos y xen?fobos.

?QU? DEBER?A HACERSE?

La respuesta preventiva de esta explosi?n pasa por toda una serie de intervenciones, incluida la universalizaci?n de los derechos sociales y laborales, eliminando su car?cter asistencial. Ello implica un aumento considerable del gasto p?blico social, que requerir?a reformas fiscales progresivas, corrigiendo la gran regresividad del sistema fiscal espa?ol. Otra medida es la regulaci?n de la inmigraci?n, reduciendo la dependencia de la inmigraci?n para resolver la escasez de recursos humanos, y facilitar, en su lugar, la integraci?n de la mujer al mercado de trabajo. La actitud de las fuerzas de izquierda suecas frente a la inmigraci?n es ?s? al inmigrante, no a la inmigraci?n?. Hay que defender que toda persona que vive y trabaja en el pa?s tenga los mismos derechos, pues, en caso contrario, el mundo empresarial utilizar? la discriminaci?n como manera de dividir a la clase trabajadora. El mundo empresarial es el que siempre ha facilitado la inmigraci?n y sobretodo la ilegal pues permite una explotaci?n de clase. Por otra parte, la escasez de recursos humanos, no puede resolverse autom?ticamente a base de facilitar la inmigraci?n. Tal facilidad puede reproducir una baja productividad, con escasa inversi?n que aumente tal productividad. Es enormemente importante favorecer la integraci?n de inmigrantes repartiendo los costes sociales de tal integraci?n entre todas las clases sociales del pa?s. Y la tercera intervenci?n es impedir los bajos salarios. El cl?sico argumento de que ?es bueno que haya inmigrantes porque hacen los trabajos que los espa?oles no desean? ignora que no deber?a haber trabajos que los espa?oles no desearan. El pensamiento de la postura que sostiene tal frase es profundamente negativo, pues perpet?a la existencia de sectores de baja productividad y salarios bajos. No es aconsejable, desde el punto de vista de eficiencia econ?mica, permitir que los empresarios (sean p?blicos o privados) paguen salarios bajos. Ello perpet?a sectores de baja productividad y salarios bajos. Y el caso de Espa?a es un ejemplo de ello.

?


Tags: izquierda, racismo, emigrantes, políticas, clases sociales, salarios

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada