Mi?rcoles, 09 de febrero de 2011
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Sistema inmunitario
Neutrophil with anthrax copy.jpg
Funci?n Protecci?n de un organismo ante agentes externos.
Estructuras b?sicas Gl?bulos blancos

Un sistema inmunitario, sistema inmune o sistema inmunol?gico (Del lat?n in-mūn(itātem) 'sin obligaci?n', cient. 'inmunidad' y del griego s?n σύν 'con', 'uni?n', 'sistema', 'conjunto') es aquel conjunto de estructuras y procesos biol?gicos en el interior de un organismo que le protege contra enfermedades identificando y matando c?lulas pat?genas y cancerosas.[1] Detecta una amplia variedad de agentes, desde virus hasta par?sitos intestinales,[2] [3] y necesita distinguirlos de las propias c?lulas y tejidos sanos del organismo para funcionar correctamente.

El sistema inmunitario se encuentra compuesto por linfocitos,[4] leucocitos,[5] anticuerpos,[6] c?lulas T,[7] citoquinas,[7] macr?fagos,[7] neutr?filos,[7] entre otros componentes que ayudan a su funcionamiento.[7] La detecci?n es complicada ya que los pat?genos pueden evolucionar r?pidamente, produciendo adaptaciones que evitan el sistema inmunitario y permiten a los pat?genos infectar con ?xito a sus hu?spedes.[8]

Para superar este desaf?o, se desarrollaron m?ltiples mecanismos que reconocen y neutralizan pat?genos. Incluso los sencillos organismos unicelulares como las bacterias poseen sistemas enzim?ticos que los protegen contra infecciones virales. Otros mecanismos inmunol?gicos b?sicos se desarrollaron en antiguos eucariontes y permanecen en sus descendientes modernos, como las plantas, los peces, los reptiles y los insectos. Entre estos mecanismos figuran p?ptidos antimicrobianos llamados defensinas,[9] la fagocitosis y el sistema del complemento.

Los vertebrados, como los humanos, tienen mecanismos de defensa a?n m?s sofisticados.[10] Los sistemas inmunol?gicos de los vertebrados constan de muchos tipos de prote?nas, c?lulas, ?rganos y tejidos, los cuales se relacionan en una red elaborada y din?mica. Como parte de esta respuesta inmunol?gica m?s compleja, el sistema inmunitario humano se adapta con el tiempo para reconocer pat?genos espec?ficos m?s eficientemente. A este proceso de adaptaci?n se le llama "inmunidad adaptativa" o "inmunidad adquirida" capaz de poder crear una memoria inmunol?gica.[11] La memoria inmunol?gica creada desde una respuesta primaria a un pat?geno espec?fico, proporciona una respuesta mejorada a encuentros secundarios con ese mismo pat?geno espec?fico. Este proceso de inmunidad adquirida es la base de la vacunaci?n.

Los trastornos en el sistema inmunitario pueden ocasionar enfermedades. La inmunodeficiencia ocurre cuando el sistema inmunitario es menos activo que lo normal,[12] resultando en infecciones recurrentes y con peligro para la vida. La inmunodeficiencia puede ser el resultado de una enfermedad gen?tica, como la inmunodeficiencia combinada grave,[13] o ser producida por f?rmacos o una infecci?n, como el s?ndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) que est? provocado por el retrovirus VIH.[14] En cambio, las enfermedades autoinmunes son consecuencia de un sistema inmunitario hiperactivo que ataca tejidos normales como si fueran organismos extra?os. Entre las enfermedades autoinmunes comunes figuran la tiroiditis de Hashimoto, la artritis reumatoide, la diabetes mellitus tipo 1 y el lupus eritematoso. La inmunolog?a cubre el estudio de todos los aspectos del sistema inmunitario que tienen relevancia significativa para la salud humana y las enfermedades. Se espera que la mayor investigaci?n en este campo juegue un papel serio en la promoci?n de la salud y el tratamiento de enfermedades.

Contenido

[editar] L?neas inmunol?gicas de defensa

El sistema inmunitario protege los organismos de las infecciones con varias l?neas de defensa de especificidad creciente. Las m?s simples son las barreras f?sicas, que evitan que pat?genos como bacterias y virus entren en el organismo. Si un pat?geno penetra estas barreras, el sistema inmunitario innato ofrece una respuesta inmediata, pero no espec?fica. El sistema inmunitario innato existe en todas las plantas y animales.[15] Sin embargo, si los agentes pat?genos evaden la respuesta innata, los vertebrados poseen una tercera capa de protecci?n, que es el sistema inmunitario adaptativo. Aqu? el sistema inmunitario adapta su respuesta durante la infecci?n para mejorar el reconocimiento del agente pat?geno. La informaci?n sobre esta respuesta mejorada se conserva a?n despu?s de que el agente pat?geno es eliminado, bajo la forma de memoria inmunol?gica, y permite que el sistema inmune adaptativo desencadene ataques m?s r?pidos y m?s fuertes si en el futuro el sistema inmune detecta este tipo de pat?geno.[16]

Caracter?sticas del sistema inmunitario
Sistema inmune innatoSistema inmune adaptativo
La respuesta no es espec?fica. Respuesta espec?fica contra pat?genos y ant?genos.
La exposici?n conduce a la respuesta m?xima inmediata. Demora entre la exposici?n y la respuesta m?xima.
Inmunidad mediada por c?lulas y componentes humorales. Inmunidad mediada por c?lulas y componentes humorales.
Sin memoria inmunol?gica. La exposici?n conduce a la memoria inmunol?gica.
Presente en casi todas las formas de vida. Presente s?lo en vertebrados mandibulados.

Tanto la inmunidad innata como la adaptativa dependen de la habilidad del sistema inmunitario para distinguir entre las mol?culas propias y las que no lo son. En inmunolog?a, las mol?culas propias son aquellos componentes de un organismo que el sistema inmunitario distingue de las substancias extra?as.[17] Al contrario, las mol?culas que no son parte del organismo, son reconocidas como mol?culas extra?as. Un tipo de mol?culas extra?as son los llamados ant?genos ("anti", del griego Δντι- que significa 'opuesto' o 'con propiedades contrarias' y "geno", de la ra?z griega γεν, generar, producir [que genera o crea oposici?n]), son substancias que se enlazan a receptores inmunes espec?ficos y desencadenan una respuesta inmune.[18]

[editar] Barreras superficiales y qu?micas

Los monocitos muestran una intensa actividad en su superficie celular.

Varias barreras protegen los organismos de las infecciones, incluyendo barreras mec?nicas, qu?micas y biol?gicas. Las cut?culas ceruminosas de muchas hojas, el exoesqueleto de los insectos, las c?scaras y membranas de los huevos puestos en el exterior, y la piel son ejemplos de las barreras mec?nicas que forman la primera l?nea defensiva contra las infecciones.[18] Sin embargo, como los organismos no pueden aislarse completamente de su medio, otros sistemas participan en la protecci?n de las aberturas corporales, como los pulmones, intestinos y el aparato genitourinario. Los pulmones, la tos y los estornudos expulsan mec?nicamente los pat?genos y otros irritantes de las v?as respiratorias. La acci?n limpiadora de las l?grimas y la orina tambi?n expulsa pat?genos mec?nicamente, mientras que las mucosidades secretadas por los aparatos respiratorio y gastrointestinal sirven para atrapar y enganchar a los microorganismos.[19]

Las barreras qu?micas tambi?n protegen contra infecciones. La piel y el tracto respiratorio secretan p?ptidos antimicrobianos tales como las defensinas-β.[20] Enzimas tales como la lisozima y la fosfolipasa A en la saliva, las l?grimas y la leche materna tambi?n son agentes antibacterianos.[21] [22] Las secreciones de la vagina sirven como barreras qu?micas en la menarquia, cuando se vuelven ligeramente ?cidas, mientras que el semen contiene defensinas y zinc para matar pat?genos.[23] [24] En el est?mago, el ?cido g?strico y las peptidasas act?an como poderosas defensas qu?micas frente a pat?genos ingeridos.

Dentro de los tractos genitourinario y gastrointestinal, la microbiota comensal sirve como barrera biol?gica porque compite con las bacterias pat?genas por alimento y espacio, y en algunos casos modificando las condiciones del medio, como el pH o el contenido de hierro disponible.[25] Esto reduce la probabilidad de que la poblaci?n de pat?genos alcance el n?mero suficiente de individuos como para causar enfermedades. Sin embargo, dado que la mayor?a de los antibi?ticos no discriminan entre bacterias pat?genas y la flora normal, los antibi?ticos orales pueden a veces producir un crecimiento excesivo de hongos (los hongos no son afectados por la mayor?a de los antibi?ticos) y originar procesos como la candidiasis vaginal (provocada por una levadura).[26] La reintroducci?n de flora probi?tica, como el lactobacillus, encontrado en el yogur, contribuyen a restaurar un equilibrio saludable de las poblaciones microbianas en las infecciones intestinales en los ni?os, y tambi?n hay datos preliminares alentadores en estudios sobre gastroenteritis bacteriana, enfermedades inflamatorias intestinales, infecciones urinarias e infecciones postquir?rgicas.[27] [28] [29]

[editar] Inmunidad innata

Los microorganismos o toxinas que consigan entrar en un organismo se encontrar?n con las c?lulas y los mecanismos del sistema inmunitario innato. La respuesta innata suele desencadenarse cuando los microbios son identificados por receptores de reconocimiento de patrones, que reconocen componentes que est?n presentes en amplios grupos de microorganismos,[30] o cuando las c?lulas da?adas, lesionadas o estresadas env?an se?ales de alarma, muchas de las cuales (pero no todas) son reconocidas por los mismos receptores que reconocen los pat?genos.[2] Los g?rmenes que logren penetrar en un organismo se encontrar?n con las c?lulas y los mecanismos del sistema inmune innato. Las defensas del sistema inmune innato no son espec?ficas, lo cual significa que estos sistemas reconocen y responden a los pat?genos en una forma gen?rica.[18] Este sistema no confiere una inmunidad duradera contra el pat?geno. El sistema inmune innato es el sistema dominante de protecci?n en la gran mayor?a de los organismos.[15]

[editar] Barreras humorales y qu?micas

[editar] Fiebre

La fiebre, definida como una elevaci?n de la temperatura corporal superior a los 37,7??C, es, en realidad, una respuesta de protecci?n ante la infecci?n y la lesi?n,[31] considerada como una estimulaci?n del sistema inmunitario del organismo.[32] La fiebre es provocada por un tipo de monocitos conocidos como pir?genos,[33] obligando al cuerpo a que produzca los suyos propios como un modo de defensa ante cualquier infecci?n posible.[34] Sin embargo, las infecciones no son la ?nica causa de la fiebre, y a menudo, puede no ser una respuesta inmunol?gica.[35]

Por lo general, la fiebre tiene una causa obvia como una infecci?n provocada por alg?n virus o bacteria, alg?n tipo de c?ncer, una reacci?n al?rgica, trastornos hormonales, ejercicio excesivo, enfermedades autoinmunes, lesi?n del hipot?lamo (gl?ndula endocrina encargada de regular la temperatura del cuerpo; es como un term?metro[36] ) o por la excesiva exposici?n al sol. La fiebre, debido a sus potenciales efectos beneficiosos, se discute si debe ser tratado de forma rutinaria.[37] [38] La fiebre beneficia al sistema inmunol?gico para combatir de forma m?s eficiente a los "invasores"[39] : aumentando y mejorando la movilidad y la fagocitosis de los leucocitos, bajando los niveles de endotoxina, incrementando la proliferaci?n de las c?lulas T y mejorando la actividad del interfer?n.[40] [41]

[editar] Inflamaci?n

La inflamaci?n es una de las primeras respuestas del sistema inmune a una infecci?n.[42] Los s?ntomas de la inflamaci?n son el enrojecimiento y la hinchaz?n, que son causadas por el incremento del flujo de sangre en un tejido. La inflamaci?n es producida por eicosanoides y citocinas, que son liberadas por c?lulas heridas o infectadas. Los eicosanoides incluyen prostaglandinas que producen fiebre y dilataci?n de los vasos sangu?neos asociados con la inflamaci?n, y leucotrienos que atraen ciertos leucocitos.[43] [44] Las citocinas incluyen interleucinas que son responsables de la comunicaci?n entre los leucocitos; quimiocinas que promueven la quimiotaxis; y los interferones que tienen efectos anti-virales como la supresi?n de la s?ntesis de prote?nas en la c?lula hu?sped.[45] Tambi?n pueden liberarse factores de crecimiento y factores citot?xicos. Estas citocinas y otros agentes qu?micos atraen c?lulas inmunitarias al lugar de la infecci?n y promueven la curaci?n del tejido da?ado mediante la remoci?n de los pat?genos.[46]

[editar] Sistema del complemento

El sistema del complemento es una cascada bioqu?mica que ataca las superficies de las c?lulas extra?as. Contiene m?s de 20 prote?nas diferentes y recibe ese nombre por su capacidad para complementar la destrucci?n de pat?genos iniciada por los anticuerpos. El sistema del complemento es el mayor componente humoral de la respuesta inmune innata.[8] [47] Muchas especies tienen sistemas de complemento, el mismo no s?lo se presenta en los mam?feros, sino que las plantas, peces y algunos invertebrados tambi?n lo poseen.[48]

En los seres humanos, esta respuesta es activada por la uni?n de prote?nas del complemento a carbohidratos de las superficies de los microorganismos o por la uni?n del complemento a anticuerpos que a su vez se han unido a los microorganismos. Esta se?al de reconocimiento produce una r?pida respuesta de destrucci?n.[49] La velocidad de la respuesta es el resultado de la amplificaci?n de la se?al que ocurre tras la activaci?n proteol?tica secuencial de las mol?culas del complemento, que tambi?n son proteasas. Tras la uni?n inicial de prote?nas del complemento al microbio, aqu?llas activan su capacidad prote?sica, que a su vez activa a otras proteasas del complemento y as? sucesivamente. Esto produce una cascada catal?tica que amplifica la se?al inicial por medio de una retroalimentaci?n positiva controlada.[50] La cascada origina la producci?n de p?ptidos que atraen c?lulas inmunitarias, aumentan la permeabilidad vascular y opsonizan (recubren) la superficie del pat?geno, marc?ndolo para su destrucci?n. Esta deposici?n del complemento puede tambi?n matar c?lulas directamente al bloquear su membrana plasm?tica.[8]

[editar] Barreras celulares del sistema innato

Una imagen al microscopio electr?nico de barrido de sangre humana normal circulante. Se pueden ver gl?bulos rojos, varios gl?bulos blancos incluyendo linfocitos, un monocito, un neutr?filo y muchas plaquetas peque?as en forma de disco.

Los leucocitos (c?lulas blancas de la sangre) act?an como organismos unicelulares independientes y son el segundo brazo del sistema inmune innato.[18] Los leucocitos innatos incluyen fagocitos (macr?fagos, neutr?filos y c?lulas dendr?ticas), mastocitos, eosin?filos, bas?filos y c?lulas asesinas naturales. Estas c?lulas identifican y eliminan pat?genos, bien sea atacando a los m?s grandes a trav?s del contacto o englobando a otros para as? matarlos.[48] Las c?lulas innatas tambi?n son importantes mediadores en la activaci?n del sistema inmune adaptativo.[16]???

Contin?a en: https://lobitobueno.webcindario.com/inmunologico.txt


Tags: inmunitario, inmunológico

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada