S?bado, 05 de marzo de 2011

Econom?a y supervivencia social
Por: Dar?o Botero P?rez
Fecha de publicaci?n: 05/03/11??
?
?? impr?melo????
?
?
El capitalismo ha adolecido de una contradicci?n inmanente, se?alada por los economistas cl?sicos quienes la consideraron una deformaci?n del principio fundamental del sistema.
La gran fortaleza del capitalismo ser?a la ?libre competencia? que los burgueses franceses consideraron su fundamento y formularon con la divisa ?laissez faire, laissez passer? (dejar hacer, dejar pasar).

Mediante ella, los individuos emprendedores podr?an desarrollar sus talentos y enriquecer la sociedad ofreci?ndoles, de paso, empleo a quienes no poseyesen tan singular disposici?n natural.

Guiados por la inevitable vanidad, su capacidad empresarial, que no es pose?da por todos (o que, tal vez, desprecian esos supuestos ineptos), indicar?a cierta superioridad gen?tica, a juicio de quienes sacrifican su vida esclavizados por la codicia que los impulsa a la explotaci?n del pr?jimo y al saqueo inmisericorde de la Naturaleza en aras de un enriquecimiento personal insaciable, enfermizo, denigrante y destructor.

USA, en particular, al carecer de los lastres aristocr?ticos y serviles de Europa, se convirti? en la m?tica ?tierra de las oportunidades? netamente capitalista. O sea, naci? con la teor?a del ?laissez faire? y, presuntamente, aunque la realidad dice que no, ha aplicado a plenitud dicha f?rmula.

Al menos, a?n sostiene esa ilusi?n, como lo confirm? Obama en su rendici?n de cuentas a la naci?n el 25 de enero, aunque es evidente que el peque?o y mediano empresario est?n a merced del enemigo mortal incubado por el inmisericorde sistema. Y ni hablar de los inmigrantes desamparados o del rebuscador independiente, como las v?ctimas del derrame de petr?leo en el golfo, ahora condenadas a la miseria.

Tal enemigo del sistema econ?mico ideado por la burgues?a, est? en la base de su contradicci?n esencial, cual es la existente entre la ambici?n privada y el beneficio social.

Tan evidente contradicci?n causa diferencias sociales crecientes que, progresivamente, les niegan a cada vez m?s ilusos la oportunidad de desarrollar su talento empresarial o sus habilidades laborales.
Se ven obligados a servirles a los oligopolios y a los monopolios que arruinan a cualquier competidor modesto y son la consecuencia de la ambici?n desmedida del individuo cuando no encuentra frenos ni oposici?n.

Estos efectos perversos del sistema de competencia individual, que lo desnaturalizan, aunque son el fruto l?gico de su impostura, ser?an los grandes enemigos del capitalismo al conformar el peor obst?culo para desarrollar la competencia libre entre empresarios independientes e iguales cuya existencia y permanencia obedecer?an al estricto control por el Estado de esta supuesta deformaci?n del capitalismo que destruye la libre empresa y les niega a las mayor?as el derecho a la propiedad.

En la misma USA, durante el siglo pasado eran notables los espect?culos judiciales montados alrededor de las demandas contra los monopolios y oligopolios, acusados de desvirtuar abiertamente ese dogma de la libre competencia.

No son pocas las leyes que, presuntamente, los combatir?an a fin de conservar las condiciones ideales para cumplir su destino de sociedad libre e igualitaria, totalmente contradichos por la realidad.

No importa que existan quienes no se hayan dado cuenta, ni que quienes impiden ese sublime destino de sociedad libre e igualitaria que garantizar?a la libre competencia traten de ocultar o restarle importancia al imperio incuestionable de los monopolios mulinacionales. La realidad es tozuda y ya sali? a la luz para todo el mundo.

No obstante, en la actualidad y para complacencia de los potentados, eso ni se menciona en los medios de manipulaci?n de masas (que prefieren llamar medios de comunicaci?n). Se ha vuelto de mal gusto dado el enorme poder que han adquirido los monopolios privados ante todos los gobiernos.

No obstante, desde que el capitalismo renunci? a las luces de la raz?n para entender la realidad econ?mica, no opera la ?mano invisible? que optimizar?a el funcionamiento del sistema clasista, seg?n afirmaba Adam Smith pero, eso s?, siempre y cuando los monopolios y oligopolios no alcanzasen el poder? para tomar en sus garras esa tal? ?mano invisible? y ponerla a su servicio particular completamente adulterada.

Sin dudas, lo que tem?a Smith es lo que ha ocurrido desde que el brutal y fantasioso Neoliberalismo se impuso como sabidur?a y doctrina econ?micas superiores por los potentados interesados en precipitar la destrucci?n del Mundo, seg?n la m?s repugnante maldici?n de los sionistas enemigos de la Vida.

La negaci?n rotunda de la libre competencia por el dominio creciente de los monopolios y los oligopolios degenera el fundamento ontol?gico del sistema; a saber, el inalienable y supremo derecho a la propiedad privada que, su contraparte, los llamados pa?ses socialistas niegan conden?ndose al atraso deliberado y fundamentalista.

No s?lo la propiedad de medios de producci?n (que son los determinantes en el desarrollo social) sino la de medios de consumo de media y larga duraci?n, como los hogares, se les niegan a las mayor?as en los pa?ses capitalistas.

Por ende, muchos ciudadanos sobreviven privados de lo esencial e inmediato.

En el mundo capitalista, mientras los potentados -due?os de los monopolios y los oligopolios causantes de todas las calamidades y resueltos a extenderlas y agravarlas- se apropian del tesoro p?blico, sus v?ctimas son despojadas de sus casas.

Sucede gracias a las maniobras (que llaman pomposamente productos financieros?)? de los banqueros especuladores que causaron la pir?mide hipotecaria.

Su poder es tal que, en vez de ser castigados o, siquiera, requeridos para que paguen lo que se robaron, contin?an su actividad despojadora pretendiendo superar la crisis no s?lo asaltando el fisco usano sino poniendo a los dem?s pa?ses a que la paguen.

Sin pudor ni consideraci?n con sus socios ni con sus ancestros, est?n arruinando a Europa, como lo evidencian Irlanda, Grecia, Portugal, Espa?a. Italia y muchos m?s a medida que la abusiva estrategia usana se impone.

En vez de rectificar, agudizan las causas de la crisis y ampl?an su ?mbito. No les importa el largo plazo. Quieren seguir su vida privilegiada de potentados mientras eluden los castigos que se merecen pero que ning?n gobierno tiene poder para impon?rselos.

Por eso, ahora que lograron trasladar sus consecuencias a Europa, los usanos se ufanan de haber superado la crisis cuando, en verdad, la han aplazado para aumentar su poder de destrucci?n, pues siguen aplicando sus medidas de casino, inevitablemente ruinosas.

De ah? que pretendan crear un mercado burs?til mundial que le ofrezca una base m?s amplia a la pir?mide especulativa, de modo que la siguiente manifestaci?n de la crisis se demore m?s en explotar.

Cuando lo haga, sus efectos devastadores ser?n globales, no se restringir?n s?lo a la metr?poli sionista de Am?rica, lo que los har? m?s funestos.

En su ofensiva, los potentados est?n resueltos a extender ?por todo el mundo y en todos los h?bitat sagrados, aut?nticos nichos de vida absolutamente irremplazables- la explotaci?n minera a gran escala.

Buscan causar el mayor da?o posible, a unos costos inconmensurables, muy superiores al valor de lo que estos criminales logren extraer y convertir en ?riqueza? personal, la ?nica que les interesa y reconocen, sobre todo si empobrece y subyuga a los dem?s.

Son ciegos y sordos para la riqueza aut?ntica, la fr?gil, hermosa y sagrada que la Naturaleza nos ofrece generosamente pero que los criminales sionistas sostienen que es la herencia que les dej? Yahv? para que la tratasen como les viniese en gana.

En esas estamos. De cada uno depende que sigamos ah? o que castiguemos y despojemos a esas bestias que est?n resueltas a acabar con todo, fundadas en supersticiones e ideolog?as que reniegan de la raz?n y los mejores valores de la Humanidad, remplaz?ndolos por dogmas absurdos, devastadores, delirantes y excluyentes.

No podemos olvidar que los grandes personajes de la Historia han sido los m?s desalmados de cada generaci?n y de cada pueblo, enceguecidos de ambici?n y resueltos a lo que sea para saciarla.

Por eso tenemos la obligaci?n de superar ese per?odo antropol?gico para ingresar a uno nuevo y superior, fundado en valores universales o globales forjados y concertados por todos en vez de ser impuestos por los opresores tradicionales de las mayor?as vilipendiadas.

El desaf?o es definitivo y para todos. Nadie se lo puede apropiar ni pretender solucionarlo a nombre de los dem?s, como es la costumbre absurda de la artificial democracia representativa que tanto desprecia y subestima al ciudadano elector, sujeto pasivo de esta farsa pero v?ctima activa de quienes la alimentan en su beneficio.

El asunto es de democracia directa (o aut?ntica). O sea, de la decisi?n libre, soberana y aut?noma de cada ser humano dispuesto a ser protagonista de su destino, que est? indisolublemente relacionado con los de la Humanidad y la Vida.

El descr?dito de las lacras que actualmente controlan los gobiernos, tanto como el de sus amos monopolizadores del poder y la riqueza, son anuncio claro de su decadencia definitiva.

Pero tenemos que cuidarnos de sus pataleos y los feroces jadeos de su agon?a, no vaya a ser que salgan adelante con sus planes depredadores y, efectivamente, adelanten todas las explotaciones mineras que les han exigido a los cipayos gobernantes en los pa?ses dependientes.

O, peor a?n, que logren desatar la guerra mundial que los tiene obsesionados porque la consideran la forma m?s id?nea y efectiva de evitar su decadencia y los castigos que se han ganado, que se merecen y que la Humanidad cada vez est? m?s dispuesta y capacitada para aplicarles.

El tiempo apremia. Tu participaci?n es tan importante como la de cualquier humano. No permitas que te suplanten; resp?tate.

En s?ntesis, la idea fundacional de USA de que ?cada uno puede forjarse un futuro?, recordada por Obama en su informe a la naci?n, ha perdido totalmente su vigencia a ra?z del imperio absoluto de los monopolios, tan adelantados en su prop?sito de construir el Nuevo Orden Mundial de los potentados.

Este designio autocr?tico y desp?tico se est? desplegando, seg?n lo comprueban los desastres que los perversos halcones del complejo industrial militar usano han causado y siguen causando, cada vez con peores consecuencias sobre la biosfera y las formas de vida que la habitan, incluyendo los humanos sometidos a toda clase de cat?strofes y calamidades a causa del prop?sito de los potentados de rendirnos por hambre.

Hait? es el pa?s piloto donde se han probado con m?s decisi?n las armas monstruosas del Club de Bilderberg, padrino y beneficiario del proyecto HAARP, tanto como patrocinador del designio de extinguirnos por epidemias y hambrunas adicionales a la guerra que no les ha cuajado todav?a y que ser?a su gran victoria as? como la gran derrota de la Humanidad y la Vida.

Pero el t?tere Obama no se ha dado cuenta de que la libre competencia es una entelequia cuando el poder de los monopolios es intocable y desmesurado, hasta el punto de que sus amos lo han utilizado y vapuleado a su antojo, buscando echarle toda el agua sucia del cochino gobierno de los Bush y sus potentados compinches...

Protegiendo los intereses de sus amos que todav?a conf?an en que sus medios de comunicaci?n pueden garantizar el enga?o y la ignorancia colectivos, el primer presidente negro de la colonia sionista intenta seguir alimentando wl mito de la ?tierra de las oportunidades? difundido por los sionistas desde la fundaci?n de la naci?n por la masoner?a, dirigido a ocultar la dictadura depredadora de los potentados.

No se puede esperar nada de este arribista demagogo que anuncia que USA se est? reinventando.

Al efecto dijo estar financiando investigaciones sobre energ?as limpias.

Pretende que ignoremos que ya existen y est?n suficientemente probadas desde mediados de los 1990. M?s bien, su ret?rica busca que lo olvidemos.

Pero ah? est? el video de los autos el?ctricos, encabezado por los EV-1 de la General Motors. Evidentemente demuestra la existencia probada de alternativas energ?ticas limpias fundadas en la electricidad dom?stica, el hidr?geno, el agua, el sol o las pilas el?ctricas.

Vuelvo a anexarlo para establecer si es una obra fant?stica de alg?n resentido con el sistema o, realmente, da cuenta de avances ya viejos que los petroleros y dem?s productores de necro combustibles nos impiden adoptar y se esmeran en ocultar.

Mientras tanto,? aceleran la destrucci?n de la biosfera para enfrentarnos a hechos cumplidos que todav?a podemos evitar, como sucede con las explotaciones programadas por la Barrick Gold y otros monopolios criminales, muchos de cuyos cr?menes todav?a son proyectos aunque hayan recibido la aprobaci?n de los gobernantes cipayos y vendepatria. La ciudadan?a consciente y digna puede revertirlos y exigir castigo para los traidores.

En estas circunstancias, la demagogia del mestizo que funge de presidente en USA es vergonzosa, pat?tica, ofensiva.

Si sus intenciones fuesen serias, desde que asumi? la presidencia la General Motors -que pas? a ser propiedad p?blica por la bancarrota causada por los potentados- podr?a haber desempolvado las patentes que exponen la novedosa forma de producir carros el?ctricos, ya producidos con ?xito desde 1996.

Esos veh?culos causan cero contaminaci?n atmosf?rica y sonora al tiempo que ofrecen un rendimiento superior al de los movidos con necro combustibles, de modo que son aut?nticos regalos para la Vida y el medio ambiente, pero significan la ruina inevitable de los potentados depredadores.

Dadas las aterradoras consecuencias de su flaqueza, tenemos que insistir en que si Obama -en vez de hacerse el pendejo aparentando buenas intenciones y deseos de acertar- hubiese exigido que la General Motors retomase la producci?n del Vehicle Electric 1 (VE-1) desde comienzos de 2009, cuando asumi? la presidencia de USA, no s?lo se habr?a evitado la humillaci?n personal ante el mundo entero de ser manoseado p?blicamente por la BP. Quiz?s la misma cat?strofe causada por la multinacional petrolera en el Golfo de M?xico se habr?a evitado

Tambi?n se hubiese evitado sus viles autorizaciones para explorar y explotar petr?leo en zonas que ni el vil Bush se atrevi? a condenar en aras de la codicia de los potentados petroleros.

Igualmente, como consecuencia elemental de la decadencia del combustible proveniente del petr?leo (tanto como los agro combustibles), se hubiesen evitado muchos atropellos contra la biosfera cometidos por los supradichos bandidos de cuello blanco explotadores despiadados del llamado oro negro.

Adem?s, el desmantelamiento de las funestas plataformas de extracci?n podr?a haberse iniciado e ir bien adelantado.

Pero el impostor es un promesero mentiroso que funge como presidente sin disponer del poder para imponer sus iniciativas ret?ricas, propias de un Premio Nobel de Paz espurio.

Semejante honor es otra charada para cautivar ingenuos, que carece de cualquier fundamento en la realidad de ?ste farsante dedicado a escalar la guerra mientras insiste en que est? acab?ndola.

Tambi?n mantiene en el limbo jur?dico a los presos que llev? a Guant?namo, v?ctimas desamparadas del terrorismo de Estado del Imperio que ning?n poder se atreve a retar, aunque no cesan y, m?s bien, aumentan sus violaciones a los derechos humanos y sus arbitrariedades de todo orden y en todas las latitudes.

Los potentados lo manejan a su antojo, en su propia conveniencia de halcones wasp y sionistas causantes de todas las grandes calamidades de la Humanidad.

No tenemos derecho a olvidar que el empe?o de los enemigos de todos y depredadores del planeta, es desatar la guerra mundial que diezme a la poblaci?n antes de que ?sta se yerga, se rebele y les cobre sus cr?menes, ya innegables y evidentes para todos los aficionados a la Verdad.

Ante el enga?o obvio, es innegable el car?cter de elemento de distracci?n y chivo expiatorio que la extrema derecha representada por los halcones de Washington le asign? al notable orador, tan incapaz para la acci?n y tan impotente para tomar decisiones y gobernar.

Hay que insistir en que su subordinaci?n a la British Petroleum Company a ra?z del derrame en el golfo de M?xico con sus terribles consecuencias sobre los nichos de vida de Luisiana y las aguas del Caribe, demuestran su impotencia y le quitan cualquier posibilidad para defender la Vida, sin importar sus alharacas y sus giras? y moner?as demag?gicas promoviendo las energ?as limpias.

En consecuencia, el asunto del futuro est? en las manos de todos y cada uno pero, jam?s, en las de los potentados y sus lacayos. Las suyas s?lo conciben y predestinan ruina y desolaci?n.

Lo positivo del enga?o sostenido por los potentados durante toda la Historia, es que cada vez m?s gente lo entiende, asume su soberan?a y deja de creer en gobernantes y representantes (esos politiqueros profesionales que viven de lagartear posiciones oficiales enga?ando a los electores y abri?ndose de patas ante los amos imperialistas).

Tambi?n t? puedes, es tu derecho soberano, ej?rcelo.

?
?


Tags: supervivencia, economía, sionista, clásicos, genética, codicia, naturaleza

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada