Jueves, 24 de marzo de 2011


La propaganda y la batalla de la informaci?n

Si pregunt?semos a la poblaci?n si el ejercito libio dispara contra los manifestantes, seguramente cerca del 100% de los encuestados responder?a afirmativamente. Sin embargo ni con una b?squeda exhaustiva en Internet he podido encontrar v?deos que lo confirmen. Los pocos que existen son confusos y no proporcionan ninguna evidencia para certificar que han existido esos ataques. Por supuesto que s? que hay v?deos de polic?as disparando contra manifestantes aunque lamentablemente estas actuaciones son usuales en muchos? estados,?incluso en los occidentales.

La ausencia de v?deos de masacres es altamente significativo por que el 73% de la poblaci?n libia tiene tel?fono m?vil (seg?n la ONU ) y desde las zonas rebeldes llegan continuamente v?deos e informaci?n. La falta de informaci?n no se puede excusar?? por? la censura? del gobierno de Gadafi. Los rebeldes cuelgan continuamente v?deos e informaci?n en Internet, incluidos? v?deos de ejecuciones de soldados y polic?as gubernamentales que los medios han querido atribuir al propio gobierno libio. S? alguien puede proporcionarme un v?deo que demuestre lo contrario me lo puede hacer llegar como comentario a este art?culo. Es significativo que en la b?squeda para redactar este art?culo s? que he hallado un v?deo de un helic?ptero militar de Bahrein disparando contra manifestantes.

Pero no solo la informaci?n ciudadana en? Internet no confirma el motivo del ataque, sino que el gobierno ruso ha declarado que no han existido dichos ataques. Cabe recordar que este gobierno se ha mostrado neutral en el conflicto. De hecho el ejecutivo ruso pudo vetar la intervenci?n militar en el Consejo de Seguridad de la ONU, absteni?ndose en la votaci?n en la resoluci?n que la ?autoriz?. S? que existen versiones cre?bles que explican? que? los 220 muertos y 500 heridos graves? en? la ciudad de Bengasi se produjeron durante el asalto rebelde al cuartel militar El Qatib. Tambi?n, c?mo argumenta Julio Anguita, utilizar aviaci?n contra manifestantes es "matar moscas a ca?onazos". El bombardeo? s?lo tiene sentido en confrontaciones armadas puesto que no s?lo acaba con vidas humanas sino que da?a gravemente infraestructuras propias de comunicaci?n y urbanas.

Hay poca informaci?n sobre lo que est? ocurriendo en Libia, de lo que estamos seguros es que Gadafi es un dictador pero que bajo su mandato se nacionaliz? todo el petroleo. Sabemos que a pesar del desigual reparto de la riqueza la ONU clasifica a Libia entre los estados que tienen un nivel de "desarrollo humano alto" . Tambi?n somos conocedores que la organizaci?n tribal tiene mucha importancia en la sociedad libia y que Gadafi ha conservado el apoyo de? parte del ejercito y? del pueblo.

Desde luego que en Libia se violan los derechos humanos, hasta el inicio de las revueltas Gadafi, las denuncias m?s graves por violaci?n de derechos humanos hab?an sido motivadas por la creaci?n de campos de concentraci?n donde reclu?a a inmigrantes sub-saharianos, actuando el gobierno libio como mandatario del gobierno italiano. Este es uno de los gobiernos que alega violaciones de derechos humanos para bombardear Libia.

La propaganda, como nos ha ense?ado Chomsky, es una herramienta esencial para hacernos creer ?tica una acci?n tan deplorable como la agresi?n militar con una ?nica motivaci?n real consistente en apropiarse de su petroleo.


La legitimidad de la intervenci?n

El gobierno del PSOE se encuentra atrapado por su pasado, la participaci?n del ejercito espa?ol en la guerra de Libia choca con su anterior oposici?n frontal a la intervenci?n en Iraq. El ejecutivo del socialista, los grupos pol?ticos sat?lites y medios de comunicaci?n afines intentan soltar ese pesado lastre buscando diferencias entre ambos episodios b?licos.

La ?nica diferencia de peso entre las dos guerras ha sido la previa autorizaci?n del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. En base a la resoluci?n del pasado jueves 17 de marzo se defiende la intervenci?n de la OTAN por ser conforme al derecho internacional.

Tomemos la definici?n de derecho m?s neutral que podamos encontrar. Derecho, seg?n la Real Academia de la Lengua Espa?ola, es el ?Conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva?. Por tanto, para que podamos hablar de una legalidad internacional se requiere un conjunto de normas justo, que obliguen a toda la comunidad internacional? de forma que se impongan sanciones a los estados incumplidores.

Sin embargo, respecto a las llamadas ?intervenciones humanitarias? falta todo rastro de sujeci?n a normas jur?dicas que podamos reconocer como tales. Nos quieren hacer pasar por leyes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que chocan, incluso, con los principios de la Carta fundacional de las Naciones Unidas; resoluciones que exceden, en mucho, las competencias del propio Consejo y que son dictadas para cada caso concreto, como por ejemplo,? para castigar a Libia o Iraq.

A su vez no hay sanci?n para otras violaciones de derechos humanos similares o m?s graves que las perpetradas por el ejecutivo libio. Tal ese es el caso de? Israel? que incumple sistem?ticamente las resoluciones de la ONU, mantiene ocupado territorios militarmente, viola continuamente los derechos humanos de la poblaci?n palestina y ataca con medios militares a poblaci?n civil sin que sufra ning?n tipo de sanci?n. En la misma situaci?n se encuentran Marruecos y Guinea Ecuatorial.

A la ausencia de un verdadero ordenamiento jur?dico, se suma la falta de legitimidad democracia del aut?ntico ?rgano ejecutivo internacional, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y que el Tribunal Penal Internacional tiene limitad?simas competencias por la negativa de muchos e importantes estados a ratificarlo.

En la actualidad, nos encontramos con una potencia mundial, EEUU, que se erige en acusadora, juez y ejecutora, la que adem?s no ha suscrito el Estatuto del Tribunal Penal Internacional y tiene derecho a veto en el Consejo de Seguridad. Por tanto, no cabe ampararse en la llamada legalidad internacional cuando? la? realidad es que el mundo est? gobernado por una tiran?a que ejerce directa y exclusivamente Estados Unidos, conocido tambi?n como "el imperio".

Los defensores de esta intervenci?n dir?n que en otros casos se hace mal? pero esto no es raz?n para que en este caso las cosas se hagan ?bien?. Este argumento se rebate recordando? que el fundamento primero del derecho y la justicia es que el mismo supuesto de hecho tenga la misma consecuencia jur?dica. Si para un? mismo supuesto, por ejemplo, el ataque probado a manifestantes con medios militares en Bahrein no se aplican las mismas sanciones que se ha aplicado a Libia, falta toda legalidad y legitimidad a esa ?ltima actuaci?n. En la actuaci?n de la llamada "comunidad internacional" s?lo hay arbitrariedad y venganza.

En conclusi?n, creo que en nuestro pa?s hay muchas personas que de buena fe se han posicionado a favor de la intervenci?n, pero adem?s de los anteriores argumentos, deber?an tener en cuenta los antecedentes de la OTAN y EEUU en situaciones similares. Todo esto es suficiente para suscitar dudas m?s que razonables sobre la esta actuaci?n b?lica. Y en caso de duda, deber?amos estar siempre en contra? de la guerra.

?

--------------------------------------------

Puedes comentar la noticia en

http://carlosmartinez.info/content/view/253/1/

http://twitter.com/#!/carlosmartinezr

[email protected]

--------------------------------------------

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

?


Tags: propaganda, masacres, Libia, encuestas, población, rebeldes

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada