Lunes, 28 de marzo de 2011


Algunos de los defensores de la intervenci?n militar extranjera sobre Libia, han querido justificar su posici?n con un recordatorio de las consecuencias dram?ticas que tuvo la pol?tica de la No-Intervenci?n en la Guerra de Espa?a de 1936-39.

Entiendo que en una cuesti?n de tanta envergadura, todos aquellos que toman posici?n utilicen los recursos que consideren m?s oportunos. Ahora bien, no veo leg?timo falsear la historia i/o hacer juegos de palabras.

Por eso, no puedo dejar de recordar que en 1936 la cr?tica a la ?No-Intervenci?n? no se fundament? en la falta de participaci?n militar directa de los pa?ses europeos en Espa?a. Este tipo de ?ayuda? nunca se solicit?. Dolores Ibarruri, en su libro autobiogr?fico ?El ?nico camino? recuerda que ?El Gobierno republicano espa?ol no pretendi? jam?s del gobierno franc?s ni asistencia, ni ayuda activa?.

Los republicanos se dedicaron a criticar el incumplimiento de los acuerdos comerciales que determinados pa?ses hab?an subscrito anteriormente con el gobierno leg?timo salido de las urnas.

Para no respetar sus compromisos, los ?No-Intervencionistas? tomaron como excusa el car?cter civil de la guerra que hab?an desencadenado los fascistas. Un argumento que guarda similitud con los que ahora, en boca de Berlusconi, utiliza Italia para no cumplir el pacto de no agresi?n subscrito con Libia.

Las potencias ?No-Intervencionistas? alegaban que no quer?an favorecer a ninguno de los bandos en conflicto. Con esta falsa neutralidad, tambi?n se desatendieron las peticiones de armamento, especialmente aviones, que tanto necesitaba el pueblo espa?ol para combatir a los sublevados.

Pero la ?No-Intervenci?n? s?lo se aplic? con el bando republicano y no se hizo lo mismo con los abastecimientos de los rebeldes fascistas.

El problema m?s importante de la ?No-Intervenci?n? fue, en todo caso, que con ella no se evit? la participaci?n directa de los imperialistas alemanes e italianos que con sus aviones y sus bombas masacraron el frente de batalla y la poblaci?n civil y con sus submarinos hundieron a los barcos republicanos. De hecho, Espa?a fue el primer caso de intervenci?n imperialista directa de las fuerzas militares en ascenso en una guerra civil. Esto si que tiene puntos de coincidencia con las intervenciones militares a las que ahora asistimos en Libia.

La presencia extranjera en Espa?a, no qued? limitada a la intervenci?n alemana e italiana: Los generales fascistas, sacaron de las tribus del Rif a los hombres de m?s bestiales instintos con los que invadieron la Pen?nsula, prometi?ndoles todo tipo de trofeos, para que combatieran ferozmente a los republicanos.

Este conjunto de acontecimientos llevaron al PCE a considerar la guerra espa?ola como ?una Guerra por la independencia nacional?. Nada m?s alejado de las ?revoluciones exportadas? a trav?s de los tanques que anta?o defend?an los prosovi?ticos y de las democracias impuestas a golpe de bomba que ahora algunos Pro-Intervenci?n defienden.

A estas alturas, ya son muchos los historiadores que han reconocido que la mal denominada ?No-Intervenci?n? fue de hecho una de las principales formas que revisti? la intervenci?n extranjera contra el pueblo espa?ol, y una de las principales causas de su derrota.

En la Guerra de Espa?a hubo una presencia internacional solidaria de personas procedentes de otros pa?ses a trav?s de las Brigadas Internacionales. Pero los brigadistas nunca actuaron bajo bandera extranjera. Lo hicieron al servicio de la rep?blica y a las ?rdenes de los mandos republicanos. A?n as?, las fuerzas reaccionarias internacionales los acusaron de ?mercenarios?. Finalmente los republicanos optaron por separarlos del frente de combate y organizaron su salida del pa?s. Con esta actuaci?n esperaban que las potencias internacionales ?No-Intervencionistas? obligaran la retirada de las tropas extranjeras que apoyaban al fascismo. Pero esto nunca sucedi?.

Seguramente algunos dir?n que la Uni?n Sovi?tica s? que ?intervino? en la Guerra de Espa?a. Puede ser que incluso a?adan que ?su intervenci?n? es algo que deber?amos agradecer. Esta visi?n no es del todo correcta y est? muy influida por la propaganda fascista. Una cosa es la ayuda y otra totalmente distinta la intervenci?n militar.

La URSS defendi? a la rep?blica espa?ola en todos los terrenos de la arena internacional donde pod?a llegar su voz, mantuvo y ampli? las relaciones comerciales frente al bloqueo de los No-Intervencionistas e hizo llegar unas armas, sin las cuales la defensa de Madrid hubiera sido imposible. Pero la URSS nunca intervino militarmente de manera directa.

Nadie puede ignorar que la ayuda sovi?tica tuvo episodios contradictorios y momentos negros, entre los que encontramos el asesinato de Andreu Nin, seg?n parece, a manos de agentes sovi?ticos. Pero este asesinato se llev? a cabo contraviniendo la legalidad republicana. Fue, adem?s, un hecho abominable que nos alerta de los riesgos que se corren incluso en los casos en los que no hay intervenci?n militar directa. Imagin?monos entonces, cu?l es la situaci?n cuando las potencias extranjeras no se limitan a mantener contratos comerciales y a mandar asesores sino que intervienen directamente haciendo ostentaci?n de su superioridad militar.

La rep?blica espa?ola seguramente hubiera estado de acuerdo con ?la No-Intervenci?n? si esta a) hubiera mantenido las mismas relaciones comerciales que se ten?an antes de la revuelta, b) hubiera cortado las v?as de abastecimiento de los rebeldes y c) hubiese impedido la participaci?n militar de potencias extranjera en el territorio, en el cielo y en el mar espa?ol. Nada de esto tiene que ver con los ataques actuales sobre Libia, que con la excusa de evitar la circulaci?n a?rea destruyen las defensas terrestres y los tanques de uno de los bandos. Esta intervenci?n , en todo caso, recuerda la que perpetraron alemanes e italianos en Espa?a.

Blog del autor: http://apuigsole.blogspot.com/

Rebeli?n ha publicado este art?culo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

?


Tags: intervención, guerra civil, Libia, la república, rebeldes

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada