Viernes, 13 de mayo de 2011

El Hitler Obama, despu?s de asesinar a Bin Laden, proclama el derecho de EEUU de invadir cualquier pa?s
Por: Pedro Echeverr?a V?
????
?
??

1. El presidente Barack Obama, con su carita risue?a que pareciera que no hace mal a nadie, movi?ndose con la maldad de un lobo disfrazado de oveja, es el presidente que ha expulsado de EEUU a muchos m?s millones de trabajadores migrantes y el que con mayor desfachatez ha arrojado mayor cantidad de bombas en Afganist?n. Los yanquis han tenido gobiernos fascistas blancos pero nunca hab?an elegido al gobierno a un Hitler negro que se encargue de la defensa de los intereses armamentistas, petroleros y para impulsar la guerra donde ?sta sea necesaria para los intereses yanquis. Despu?s del asesinato de Bin Laden, el nuevo Hitler risue?o lanz? su grito de victoria: ?EEUU reivindica el derecho que tiene de lanzar un ataque en cualquier pa?s sin autorizaci?n?. ?Qu? respondieron los gobiernos? Como esclavos, simplemente inclinaron la cerviz.
2. El asesinato de Ben Laden en Pakist?n por el ej?rcito yanqui ha dado un nuevo impulso al presidente Obama para proclamar el derecho que tienen los fascistas yanquis de intervenir en cualquier pa?s sin autorizaci?n alguna. Aunque Bin Laden parece haber muerto desde hace 10 a?os por enfermedad renal, no se sabe por qu? los gobiernos yanquis guardaron la noticia y mantuvieron el mito del ?terrorista amenazador? por un decenio. Hasta hoy no hay pruebas cre?bles sobre la muerte de guerrillero musulm?n y lo que s? se ve es un simple montaje de fotograf?as que cualquier ni?o puede hacer por Internet. Pero al pobre pueblo de los EEUU ?como ha sucedido en M?xico- como si fuera imb?cil, le hicieron cantar su himno nacional en los estadios, aplaudir, gritar de alegr?a, al anunciarles la muerte de Laden. Organiz? el gobierno un gran espect?culo.

3. Por eso La Jornada public? el d?a 3: ?La informaci?n fragmentaria y a cuentagotas que se ha dado hasta ahora sobre el suceso, y la ausencia de fuentes independientes que permitan corroborar lo dicho por las autoridades del vecino pa?s, hacen inevitable percibir el operativo de captura y muerte de Ben Laden no como un ejercicio de justicia ni como una acci?n de seguridad nacional y de combate al terrorismo -como afirm? el propio Barak Obama-, sino como un despliegue propagand?stico cuya veracidad, para colmo, no puede confirmarse: a m?s de 24 horas de que Obama dio a conocer el asesinato del supuesto cabecilla de Al Qaeda, a?n no hay datos que confirmen que ?ste haya sido muerto en el lugar y la hora en que sostienen las autoridades de Washington?? ?No es una maniobra electoral que Obama quiere vender al mundo?

4. Sin embargo lo importante no es si los yanquis mataron a Ben Laden el primero de mayo o falleci? hace una d?cada; lo realmente trascendente y preocupante es que el gobierno de los EEUU est? reafirmando en estos momentos sus amenazas al mundo, su derecho a invadir cualquier naci?n en nombre de la persecuci?n a los ?terroristas? que busquen vengarse por la muerte del l?der de Al Qaeda. Por eso Obama ha lanzado una ?alerta mundial y nacional frente a las amenazas de ataques contra objetivos estadounidenses? y un llamado para ?permanecer atentos tanto en casa como en el extranjero?. Pareciera que con el anunciado asesinato se busca esconder la venta de mayores cantidades de armas, justificar alguna invasi?n real a alg?n pa?s o simplemente reafirmar su liderazgo mundial. Pronto sabremos que est? tras tan anunciada muerte.

5. ?Reafirmar el liderazgo como una amenaza al mundo en un momento en que parece desplomarse ante la potencialidad de China, India, Europa? ?Puede olvidarse acaso ?como dice el profesor ingl?s Blackett- que las explosiones de las bombas at?micas de EEUU en 1945 en el Jap?n no fueron el ?ltimo acto militar de la guerra mundial sino el primer acto de la guerra fr?a diplom?tica contra Rusia marxista y dem?s pa?ses? EEUU no emple? las bombas at?micas contra objetivos militares, sino contra la pac?fica poblaci?n civil de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki. La prensa, la radio y los pol?ticos de entonces levantaron incre?ble alboroto tratando de intimidar al mundo con el arma at?mica. Se exig?a que todos los pa?ses y pueblos del globo terr?queo capitulasen ante el dictado de los EEUU.

6. Los EEUU aunque tengan una moneda que cada d?a se deval?a m?s, aunque sus reservas para respaldar el d?lar sean casi inexistentes y aunque en la competencia comercial y los mercados est? perdiendo frente a otros pa?ses, no puede olvidarse que posee los ej?rcitos, las f?bricas de armas, las bombas nucleares y las bases militares m?s grandes y poderosos del mundo, adem?s es acreedor de los pa?ses m?s endeudados del orbe. Por eso Reagan, los Bush, Clinton, Obama, pueden gritar al mundo que tienen el derecho de invadir ?sin autorizaci?n- a cualquier pa?s del mundo. El asesinato de Obama no ser?a el fin de las persecuciones contra ?los terroristas? seleccionados por ellos sino el principio de una persecuci?n mundial mejor planeada con el objetivo de consolidar m?s su poder orbital.

7. No hay que dejarse enga?ar m?s ?como sucedi? recientemente en el norte africano- con la finta de ?la rebeli?n de los pueblos contra los dictadores?, al estilo Gaddafi. Son indiscutiblemente dictadores, pero el imperialismo yanqui los ha creado y apoyado; s?lo cuando ya no le sirven o cuando se han aliado a otras fuerzas y no pueden controlarlos es cuando buscan derrocarlos contratando a mercenarios. El enemigo principal de los pueblos del mundo son los EEUU y s?lo asegurando su derrumbamiento las cosas pueden componerse en el planeta. En tanto EEUU siga manteniendo su imperio ning?n pa?s podr? vivir en paz y con seguridad. Por eso causa alarma la terrible amenaza de Obama al proclamar que tiene derecho ?sin necesidad de autorizaci?n alguna- de invadir a cualquier pa?s que se le antoje.

http://pedroecheverriav.wordpress.com

?
?


Tags: Hitler, Obama, invadir, Bin Laden, fascistas, yanquis

Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada