Martes, 13 de septiembre de 2011


Por: Ali E. Salas Palacios 
 
 
Mucho hemos madurado como ciudadanos, en esta reciente década libertaria, para seguir permitiendo que algunos señores quienes se autodenominan ‘demócratas’, nos pretendan seguir manteniendo en la oscura ignorancia a través de discursos similares a los usados por los Jesuitas, cuando vinieron a ‘evangelizar’ a nuestros aborígenes y convencerlos que todas las vejaciones y muertes de las que eran víctimas son consecuencia de los designios de un Dios; esto por citar un ejemplo.

Y es que al mejor estilo medieval, el sector político-mediático opositor, tergiversa las palabras del Nuevo Testamento y del Antiguo Testamento, para continuar enajenando a los venezolanos y venezolanas construyendo alrededor de la manipulación religiosa, un discurso cargado de símbolos e ideas que sólo responden a los intereses sectarios, racistas y clasistas de un grupúsculo de individuos ‘demócratas’.

Contradictoriamente, esta facción opositora de moderadores, locutores, periodistas, escritores y opinadotes de oficio, se escudan en los Principios y Valores del sistema Democrático venezolano, para violentarlo y mancillarlo en todo momento y cada vez que expresan sus nefastas ideas.

Basta con sólo escucharlos o leerlos todos los días, manipulando hechos reales para endilgárselos a la Deidad que mejor les parezca, con la única intención de convencer a su audiencia, así como hacían muchos Sacerdotes diciéndole a los feligreses que eran pobres porque Dios así lo había concebido, de este modo ridículo y bajo la vocería derechista y oposicionista barinesa ha afirmado que la enfermedad del Presidente Chávez es un designio Divino por sus acciones, que el estado Barinas está hundido en una maldición por causa de la Familia Chávez y para usted de contar.

Por este tipo de personajes sin escrúpulos, desprovistos de todo respeto por la Fe y Religión de los barineses y las barinesas, multiplicadores de los más oscuros deseos debido a su frustración por tener como Primer Mandatario al Zambo de Sabaneta de Barinas; por estos, quienes sistemáticamente se hacen llamar ‘demócratas’, es que Karl Marx esgrimió que ‘La Religión es el Opio de los Pueblos’.

[email protected]
 
 


Tags: opio, pueblo, Nuevo Testamento, demócratas, Marx, religión

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada