Mi?rcoles, 18 de enero de 2012

Autor: Javier Alexander Roa
Fecha de publicación: 17/01/12
   imprímelo   
 
La guerra contra Irán ya ha comenzado, a la cual denomino GUERRA DE ESTRANGULAMIENTO.
La Unión Europea y Estados Unidos de Norteamérica se han unido con el firme propósito de derrocar la revolución islámica de Irán y en un tiempo perentorio imponer un gobierno que satisfaga todos sus intereses.

  El futuro de la Unión Europea y de los Estados Unidos se ve perturbado por el crecimiento tecnológico, económico y poblacional de países emergentes como Brasil, India, China, Irán y el retorno de Rusia en el posesionamiento geoestratégico, militar y diplomático mundial.

Estados Unidos preveía esta situación geopolítica de resistencia y de pluralidad mundial para las primeras décadas del siglo XXI, es por ello que ha venido creando situaciones de guerras en varios países de los cinco continentes, para retardar la multipolaridad, la unidad regional, la consolidación unánime de la diversificación económica y el empoderamiento de defensa de los recursos naturales y de las soberanías por parte de los países emergentes.

La locura imperial y de la Unión Europea de asegurarse petróleo para los próximos años, los han llevado a derrocar gobiernos elegidos por sufragio popular y a la invasión de países cómo Irak, Afganistán y recientemente Libia, a la partición de Sudán, a la desestabilización de Pakistán, a las imposiciones económicas contra Siria, con la finalidad de construir o preparar el terreno para asegurarse el petróleo de las próximas décadas. Sin embargo, pese a toda esta maquinaria guerrerista y coercitiva que han y están utilizando los Estados Unidos y la Unión Europea para obligar a los países a someterse a sus dictámenes e imposiciones, se han encontrado con varios países no fáciles de roer; como Irán, Siria, Venezuela, Corea del Norte, China y Rusia, que en la actualidad desarrollan sus propias políticas y hacen respetar sus soberanías de cualquier país por más grande que sea. Esta resistencia soberana de los países -antes señalados- ha provocado molestias a Estados Unidos y la Unión Europea, quienes creen tener los únicos derechos sobre la materia prima, hidrocarburos y agua dulce del planeta.

Instituciones como la ONU, OTAN, Liga Árabe, OMC, OEA y otros organismos multilaterales, cada día se hunden en el desprestigio y en lo obsoleto. Lo que ha dado pie para que surjan nuevas organizaciones de unidad acordes con los nuevos tiempos como el ALBA, UNASUR, CELAC, prescindiendo de potencias como Canadá y Estados Unidos. Asimismo, se ha hecho necesario la unión entre países como Siria e Irán en la complementación y solidaridad económica y militar para desbaratar las imposiciones de la Unión Europea, de los Estados Unidos e Israel.

Sin embargo, pese al fracaso de todas las imposiciones financieras, económicas y de persuasión militar de Estados Unidos y la Unión Europea contra Irán y Siria, siguen desarrollando estrategias guerreristas de estrangulamiento para ahogar a estos países. Esta guerra de estrangulamiento que está dentro de la guerra asimétrica contra Irán y Siria, se ha venido desarrollando e implementando de acuerdo al efecto que vaya causando cada imposición, sanción o medida, que va desde los asesinatos selectivos, ataques cibernéticos, financiamiento y preparación de entes opositores desestabilizadores, campañas de desprestigio y de desinformación radio – televisivas, infiltración de grupos armados, hasta la implementación de reducción de importaciones de productos agrícolas, petrolíferos y de manufactura, eliminación de transacciones financieras o el desconocimiento de los bancos centrales, congelamientos de activos y reservas económicas en el exterior, eliminación de ayudas para el desarrollo de sectores del pueblo y hasta la cancelación de intercambios de saberes y haceres culturales entre los pueblos.

Es por ello, que dentro de esta guerra de estrangulamiento de Estados Unidos y la Unión Europea contra Irán y Siria, vemos y escuchamos por los medios de comunicación: 1)- Asesinatos de intelectuales y científicos que están contribuyendo en el desarrollo tecnológico, nuclear o de otra índole, casos muy recientes los asesinatos por parte del Mossad y la CIA de los científicos iraníes quienes participaban en el desarrollo de la energía atómica con fines pacíficos. 2)- Sanciones, congelamiento y bloqueos económicos para frenar el desarrollo tecnológico o de cualquier otra área estratégica de estos países. 3)- Prohibición y embargo de tecnologías que ayuden a la extracción y refinamiento de crudo. 4)- Ataques cibernéticos a través de la siembra de virus para crear confusión y caos de seguridad para el estado. 5)- Persuasión a otros países como Japón, Corea del Sur, China y otros, para que estos dejen de importar crudo de Irán y Siria, de esta manera reducir la entrada de divisas. 6)- Creación de matrices de opinión publica a través de las cadenas radiales, televisivas e Internet para desprestigiar con mentiras a esos países. 7)- Provocación de situaciones hostiles para generar tensiones psicológicas entre la población, caso el desplazamiento de portaaviones bélicos de Estados Unidos a aguas del mar pérsico y mediterráneo. 8)- Sobrevuelos del espacio aéreo de aviones espías. 9)- Cierre de vuelos internacionales para que a estos países no puedan viajar turistas 10)- La creación de escenarios para el enfrentamiento entre los musulmanes Sunitas mayoritarios en países árabes como Arabia Saudita, Catar, Emiratos Árabes y el propio Siria, contra el pueblo Chiíta de Irán. 11)- Sanciones contra países que apoyen el desbloqueo económico y desarrollo de Irán y Siria, como pretende hacerlo Estados Unidos contra Venezuela, Nicaragua, Cuba y Ecuador por recibir recientemente al Presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y con quien se firmó un sinnúmero de acuerdo en distintas áreas estratégicas.

Irán y Siria, a pesar de estás hostilidades y actos terroristas generadas por parte de los Estados Unidos y la Unión Europea, han encontrado solidaridad entre miembros de la OTAN como China y Rusia quienes, en el caso de Siria, han impedido un ataque despiadado como lo hicieron contra Irak y Libia, países que en la actualidad están hundidos en el caos, la guerra tribal y en el retraso tecnológico.

Irán como Siria, se mantienen firmes contra las pretensiones colonizadoras imperiales, les han hecho frente en todos los terrenos y en todas las situaciones generadas por los Estados Unidos y la Unión Europea, más recientemente, las provocaciones bélicas llevadas por Estados Unidos en aguas del mar Pérsico y la búsqueda del control del estrecho de Ormuz, por donde se desplaza o navega el 20% del petróleo mundial. Teherán, en su reacción plantea el posible cierre de las rutas marítimas de dicho estrecho y advirtió a los países árabes vecinos Arabia Saudita y Emiratos Árabes, que no podrán suplir las cuotas actuales de exportación y de su producción que asciende a 3.660.000 barriles diarios. Y que la puesta en marcha del oleoducto de US $ 3,3 billones en Habshan-Fujairah este año por donde se desplazará 1,5 millones de barriles diarios, para dejar de utilizar el estrecho de Ormuz, no garantizará cumplimiento de suministro a sus compradores a la hora de una guerra.

En esta compleja y delicada situación de Irán y Siria por las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, que no son nada nuevas, sino que han ido aumentando progresivamente, y que vienen desde el año 2003, cuando Estados Unidos, violando todas las leyes internacionales, invade y bombardea a Irak. Al no plegarse Siria e Irán a las pretensiones de Estados Unidos de prestar sus territorios, para que sus puertos y aeropuertos sirvieran de plataforma para incursionar y facilitar la invasión de Bagdad, optaron por sancionarlas con embargos y bloqueos, lo que condujo a Irán y Siria en el año 2004 a firmar un acuerdo de ayuda y defensa mutua…, acuerdo que se ratificó y amplió en noviembre de 2011 con la firma de un tratado de libre comercio entre estas dos naciones.

 A pesar de todas las advertencias generadas por Estados Unidos a la comunidad internacional, países como China y Rusia, han venido aumentando la cuota de compra de petróleo a Siria e Irán. Asimismo han venido surtiendo de armas a Siria y apoyando para el desarrollo de la energía nuclear de Irán.

Los pretextos de Estados Unidos para crear una situación de guerra contra Irán y Siria, se están agotando, la comunidad internacional ya no cree en las “buenas intenciones” guerreristas de la Casa Blanca, su expediente de mentiras y engaños está en la memoria de los pueblos, todo el mundo sabe, que cuando Estados Unidos hostiga a un país es por causa de intereses propios, por asegurarse materia prima, petróleo, el mercado de las armas y la droga.

La crisis económica, que no ha sabido solventar los Estados Unidos ni siquiera provocando una guerra para simular sus problemas internos y externos, desnuda cada día sus políticas sanguinarias y terroristas, mientras el Euro pierde valor y la Unión Europea se desintegra.

La posibilidad de una guerra militarmente hablando entre Estados Unidos e Irán, cada día están más lejos, así como parece remoto en lo inmediato una intervención militar de la OTAN en Siria. Sin embargo, seguirán jugando al ajedrez estratégico de posesionamiento geoestratégico mundial.

En cuanto a la “Primavera Árabe”, hoy sabemos que no hubo ninguna revolución, los partidarios de Mubarak de Egipto y Zine El Abidine Ben Ali de Túnez, siguen gobernando. Que en Libia, Estados Unidos y Francia, asesinaron a Muammar Gadafi para instalar un gobierno acorde a sus intereses. Que en Siria incursionan grupos armados pagados por Arabia Saudita, Catar, Turquía, Israel, la derecha del Líbano, con asesoramiento de la CIA de EEUU, M16 británico y la DGSE de Francia, para desestabilizar y debilitar ese país.

Con el surgimiento de gobiernos progresistas como los de Suramérica, las distintas manifestaciones populares en casi todos los países del mundo reclamando sus reivindicaciones humanas y el rol protagónico que han alcanzado en lo económico, diplomático y político a nivel internacional, China, Rusia, Brasil y el propio Irán…, ha ido dándole forma a un futuro que se avizora prometedor.

La hegemonía, la unilateralidad de Estados Unidos está llegando a su fin. Sus patios traseros y países amigos satélites, entre ellos Israel, van hundiéndose entre sus propias podredumbres, contradicciones y políticas de terror.

Otros tiempos se aproximan, mientras el Islam llena los espacios vacíos de millones de hogares en el mundo y los Estados Unidos se va disipando en el horizonte.

[email protected]
Poeta y analista internacional

 
 


Tags: guerra, petróleo, Irán, emergentes, países, locura, Europa

Comentarios
Publicado por blasapisguncuevas
Mi?rcoles, 18 de enero de 2012 | 19:07

Y si mueren millones de iraníes por ese estrangulamiento,después acusarán los imperialistas a los autoridades iraníes de crueles y de causar hambrunas por sus políticas económicas, tal y como hicieron con Corea del Norte con ayuda de los piratas anticomunistas risos ya en el poder en 1994.

Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada