Mi?rcoles, 25 de enero de 2012


Espartaco
Autor: Rafael Pineda Piña
Fecha de publicación: 25/01/12
  Imprimir  
El ex presidente, Rómulo Betancourt, cumplió su papel histórico como punta de lanza de las políticas del imperio norteamericano. Ejecutó una purga en las filas de Acción Democrática, en donde, todo lo que olía a izquierda era expulsado del partido. Promulgó la constitución del 61 y de inmediato suspendió las Garantías Constitucionales. Encarceló a los parlamentarios del MIR y del PCV. En su mandato, surgieron las guerrillas y sus organizaciones FALN-FNL. Le entrego a Raúl Leoni, quien con nueva cara, impuso métodos más sofisticados de represión y persecución. Comenzaron discrepancias en las filas del movimiento armado en las montañas y se produjeron las divisiones, que dieron origen al PRV-FALN, a Bandera Roja y a la Organización de Revolucionarios. En las elecciones de 1968, sectores pacificados participaron en las elecciones, con algunas siglas como UPA, el PRIN y el MEP.

El PCV (alineado a las políticas de la Unión Soviética) y el MIR, fueron beneficiados por la habilitación política por parte del Gobierno de Rafael Caldera, quien levantaba las banderas de la pacificación. Dentro del PCV pacificado, empezaron a surgir contradicciones que dieron origen a dos tendencias; una encabezada por Jesús Farías y Gustavo Machado, que defendía el modelo soviético; y la otra, liderizada por Pompeyo Márquez, Teodoro Petkoff y Eloy Torres, quienes abiertamente, iniciaron la confrontación con el Socialismo que imperaba en la Unión Soviética, modelo calificado por Mao Tse Tung, como un Social imperialismo.

Teodoro Petkoff, publicó el libro: Checoslovaquia, el Socialismo como Problema. Esta publicación lo llevó a sellar la ruptura definitiva con los soviéticos, expresándose la misma, cuando en el XXIV Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, Leónidas Brejnev, lo incluyó entre los desertores del socialismo.
La tendencia liderizada por Jesús Farías y Gustavo Machado, rompieron definitivamente con la tendencia que propugnaba un socialismo diferente al socialismo de la Unión Soviética; ésta última, lanzó la tesis del “socialismo a la venezolana”. En Enero de 1971, lanzan “(&hellipGui?o un proyecto socialista autogestionario, con la finalidad de socializar las grandes empresas y en situar en manos de los trabajadores las decisiones y el control sobre el curso económico que sigan.” (Teodoro Petkoff, en entrevista al diario El País, de España, día 28-04-78).
En los documentos fundacionales del Movimiento Al Socialismo; se pueden observar, los siguientes contenidos de la Declaración de Principios:

“El derecho a la vida, a la libertad, y al ejercicio pleno de la personalidad del individuo, sin mas restricciones que la que reclama la defensa colectiva de esos derechos naturales deben ser los objetivos fundamentales del Estado y de la política.

Los ciudadanos; hombres y mujeres; sin distingo de razas; credos y religiones; las organizaciones políticas, sociales, culturales, ambientales, gremiales, sindicales, científicas, los pueblos indígenas, y las asociaciones de todo tipo están obligadas a mancomunar sus luchas por la defensa y la realización plena de esos derechos naturales del hombre y de todo derecho humano, social, político, sindical, electoral, económico, cultural, ambiental, de familia, de los niños y adolescentes, de la mujer, y de todo otro derecho producto de las luchas del pueblo que contribuyan a reforzar los principios de inviolabilidad de la vida, de la libertad, y del ejercicio pleno de la personalidad individual y colectiva de los venezolanos.

El Estado que queremos debe estar dirigido a garantizar esos derechos y a facilitar los mecanismos que permitan la expansión de su disfrute y ejercicio, asegurando la protección de los más débiles, e impidiendo la injusticia y las desigualdades que han imperado en nuestra sociedad.

El Estado que queremos debe estar orientado a asegurar para los venezolanos, el mas pleno ejercicio de su libertad y su soberanía, preservando y protegiendo los derechos políticos, sociales y de la familia, los derechos económicos y la propiedad legitima, de los derechos culturales y educativos, los derechos ambientales y los derechos humanos fundamentales que hoy están en peligro, mediante el ejercicio de la democracia plena, participativa y plural, descentralizada donde las comunidades ejerzan progresivamente la autogestión.
La sociedad que queremos construir es libre, autogestionaria, participativa, plural, democrática, prospera, solidaria y fraterna, donde desaparezcan las desigualdades entre el trabajo manual y el cultural, entre los dirigentes y los dirigidos y sean superadas las diferencias entre sexos.”.

Así pensaban los fundadores del MÁS. Hoy deben sentir vergüenza al leer estos principios…
¿Que diferencias pueden existir entre estos principios y los del socialismo del siglo 21?...
Los autores de estos principios, son traidores a ellos mismos…

[email protected]
 
 


Tags: socialismo, caldera, PCV, soviético, MAS, Venezuela

Publicado por blasapisguncuevas @ 23:21  | Socialismos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada