Viernes, 01 de febrero de 2013


1. creer que el proletariado estaba destinado por la historia a lograr la sociedad sin clases, olvidando que el campesinado no ha sido siempre menos revolucionario ni es menos explotado en el capitalismo y el feudalismo.

2. El ateísmo. Este arrojó a multitud de explotados a manos de capitalistas no menos ateos.

3. EL concepto Dictadura del proletariado. Mejor democracia de trabajadores que algo que tantos argumentos ha dado a nuestros rivales explotadores del hombre, asalariado o no, por quienes poseen los medios de producción y de distribución de la riqueza generada por los primeros.

4. Fortalecer el estado con la idea de después destruirlo. Más fácil es no construir lo que se debe destruir e ir directamente a consejos comunales, empresas autogestionarias, pequeña propiedad sin asalariados ni explotación posible. Impuestos que recaude la sociedad para precipitarlos cual lluvia mediante inversiones y participación ciudadana allí donde sea prioritario.

5. Creer que los líderes deben no someterse al socialismo y ser criticados como cualquiera que critica merezca. Un comunista o socialista plenamente consecuente debe someterse a la elección del pueblo y no estar en el poder tanto tiempo como para creerse o autoconsiderarse imprescindibles. Un socialista y un comunista no pueden hacer nunca imputaciones a sabiendas de que son falsas. Stalin dejó de ser socialistas desde el momento en que se creyó que el poder pertenecía a él y a sus seguidores y se precipitaron hacia una nueva inquisición muchísimo peor que la católica. Para ellos todos eran herejes que merecían la muerte. El ejemplo es lo sucedido con Trostky, Kamenev, Bujarín, Sinoviev

6. La apuesta por el partido único es otro error estratégico. Por algo tenemos dos oídos, dos piernas, dos brazos, dos ojos, veinte dedos, gran número de grándulas gustativas y un sentido del tacto que afecta a todo el cuerpo humano, por ejemplo. Dos fosas nasales, etc. En fin ,los sentidos son más que uno para sobrevivir mejor en la vida. Si la sociedad es un organismo pluricelular, cada individuo una célula, debe imitar a los seres vivos más evolucionados para que ella evolucione hacia un mundo mejor y más justo. Por dentro de nosotros somos comunistas y socialistas.

7. EL septimo error es el siguiente y afecta a todos los que en teoría hablan mucho de distribuir riqueza y poco de distribuir poder:

Por eso yo propongo para todos las sociedades socialistas del mundo una distribución del poder como la siguiente:

Cada dos años se eligan las direcciones de los consejos comunales. cada cuatro se eligen alcaldes y gobernadores, cada seis el presidente.

Si se tratase de una sociedad plenamente socialista abogaría por lo siguiente: Posibilidad de presentarse una vez a reelección, y nunca poder hacerlo tras dos, cuatro o seis años de ocupar el cargo. Así nadie podría beneficiarse del poder que tenga para ayudarse en su reelección. Es decir, un electo por dos años sólo puede optar de nuevo a ganar unas elecciones a los cuatro años. Esta democracia le haría mucho más daño al capitalismo de lo que muchos imaginan. Y, por supuesto, a la corrupción política.

8. Otro error a tener en cuenta es que la propiedad privada de los medios de producción debe dividirse en dos: la que explota y la que no. La que no, puede ser explotada al comercializar sus productos, aunque nunca en el caso de producir para si mismo un pequeño agricultor. Debe quedar claro que hay otra forma de propiedad explotadora que no atañe a los medios de producción, sí a los de distribución, que suelen ser los que se llevan el gato al agua por negligencia de los productores respeto a sus propios intereses y ese gato se lo llevan intermediarios y mayoristas. La sociedad es más compleja de lo que algunos a simple vista piensan.

Noveno error: descalificar a la gente, acusándola de pequeño burguesa o revisionista. ¿Están los anarquistas contra el estado por pequeño burgueses o porque les parecía más próxima su ideología a una sociedad socialista? En el caso de los socialdemócratas sucedería otro tanto de lo mismo aunque por otros motivos, revisionismo. De hecho, uno de ellos acusó a los bolcheviques de pretender un mero cambio de tortilla y pasar de proletarios a los puestos de poder y a los poderosos
de entonces convertirlos en proletarios, ese proletariado que hoy se define como
lumpenproletariado. Humano, demasiado humano eso de perseguir herejes religiosos o ideológicos. Tanto criticar a la iglesia para después parecerse tanto en tantas cosas, incluso en lo parecido a la mentalidad de Torquemada y en la quema de brujas. Después se extraña la gente de las purgas stalinistas, nacidas precisamente de descalificaciones muy parecidas

10 error.  Confundir igualitarismo con igualdad, cosa que estímula poco el trabajo.

11 error: idealizar la planificación centralizada, cosa que acaba derivado en idealizar al gobierno y en minar la autonomía de las empresas, que deberían ser la mayoría cooperativas, las asociaciones libres de trabajadores de las que hablaba Marx, de 2 al infinito de cooperativistas.

12 No considerar la colectivización mediante impuestos y acabar considerando que sólo se puede colectivizar mediante la estatalización completa de la economía.


Y medio, sólo es una suposición:
¿No será que los socialistas utópicos desplazaron a los científicos de la dirigencia del movimiento socialista mundial? ¿No será que hemos sido infiltrados por los idealistas?



¿Qué más errores creen ustedes que se cometieron tanto estratégicamente como de análisis para superar al capitalismo y especialmente a la explotación?


Tags: socialismo, marxista, leninista, errores, cooperativas, impuestos, gobierno

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada