Jueves, 01 de octubre de 2015
Portada :: México
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-10-2015

El populismo engaña, pero el neoliberalismo miente, explota, roba, saquea, encarcela y asesina



1. El presidente Peña Nieto –muy preocupado- dijo en la ONU que: ‘‘Con las crecientes desigualdades, con una crisis económica mundial que no cede y con la frustración social que esto provoca, el mundo de hoy está expuesto a la amenaza de los nuevos populismos (...) de izquierda y de derecha, pero todos riesgosos por igual’’. Pidió a las sociedades que estén alerta frente a quienes se aprovechan de sus miedos y criticó a aquellos que siembran odio, rencor y dividen a las poblaciones ‘‘con el único fin de cumplir agendas políticas y satisfacer ambiciones personales’’. Habló luego –repitiendo otros discursos- de la paz, los derechos humanos y la migración. No sé si por lo trivial, alguien lo escuchó o aplaudió.

2. Pero en la asamblea de la ONU –idéntico a las cámaras de diputados y senadores de México- nadie escucha o atiende a los oradores porque muchos platican, se pasan notas, duermen, caminan en los pasillos, van al restaurant a comer o tomar café, salen “un momentito” a hacer una diligencia o de plano están en sus oficinas de la cámara hasta que suena el timbre que avisa para ir a votar o porque los jefes de bancada van a hablar de los acuerdos. En la ONU sucede lo mismo entre los presidentes y embajadores de diferentes países que están en entrevistas, conversaciones, buscando compromisos y negociaciones. Luego las Asambleas resultan “fastidiosas”, “cansadas” y “repetitivas”.

3. ¿Por qué el populismo es odiado por los gobiernos, los empresarios, los medios de información y hasta por el imperio? Porque el tono del discurso y las políticas que aplica los hace en nombre de las masas, del pueblo. Muchas veces el populismo ha sido engañoso, pero en otras ocasiones es por la emoción, por voluntad, por ingenuidad. Engañan muchas veces por demagogia (el PRI ha sido especialista) prometiendo por el voto al pueblo lo que luego no le dan; o realizando políticas populares dándole al pueblo cosas con el fin de ganar su simpatía. La realidad es que el PRI ha sido el más grande partido populista en discurso y hechos. Prometer sin cumplir es un enorme engaño y populismo.

4. En México los gobiernos burgueses del PRI: Lázaro Cárdenas (1934-40), López Mateos (1958-64), Echeverría Álvarez (1970-76) y en parte López Portillo (1976-82), han sido acusados de populistas por sus discursos y algunas políticas: expropiación petrolera, nacionalización de ferrocarriles, expropiación de latifundios y creación de ejidos, creación Canasupo, nacionalización electricidad, inversiones en servicios de salud y educación, apoyo a exiliados y luchas a España, Nicaragua, El Salvador. Los gobiernos de Alemán (1946-52), Díaz Ordaz (1964-70), así como los recientes, Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña nunca han sido acusados de populistas por ser lo contrario: neoliberales.

5. “Peñanietito” (que se ha hecho chiquito) está aterrorizado por la permanente lucha de los padres buscando la aparición de sus 43 hijos secuestrados “por el Estado”; pero más por los fuertes apoyos que han logrado concitar en sus grandes manifestaciones, como la del sábado 26 que reunió bajo persistente lluvia, a casi 100 mil asistentes en la ciudad de México, además de cientos de protestas en otros estados y el mundo. Pero Peña también piensa en López Obrador que, aunque ha aprovechado todos los resquicios de legalidad que el sistema ofrece, se niega a entrar en componendas firmando un “pacto” y parece dispuesto a mantenerse denunciando las fechorías del gobierno.

6. Cuando habla Peña Nieto contra el populismo de derecha y de izquierda, no sé si esté si esté hablando de los fascistas Hitler y Mussolini que realizaron grandes movimientos de masas en Alemania e Italia en los treinta para llevar engañados a sus pueblos a la guerra; o de las gigantescas concentraciones en Cuba, Venezuela, Bolivia en el siglo XXI, que se defienden del imperialismo y el saqueo de sus pueblos. Los populismos de derecha (como el PRI y el PAN) sólo han buscado consolidar el capitalismo explotador, la absoluta dominación burguesa en México y el mundo; por el contrario, en la izquierda, deben buscarse por principio, políticas populares en el sentido del pueblo.

7. Peña Nieto algunas veces no sabe lo que dice; no le estoy diciendo tonto o ignorante; pero le basta con leer el discurso que le escriben sin saber de las repercusiones. Si en México ha habido populismo son los gobiernos del PRI los creadores y los maestros. Si en el PAN ha habido populistas esos son Fox, Calderón y Fernández de Cevallos. Éste último, según escribe Hernández Navarro, “para no ser menos que su partido, en 1967, al salir Hugo Gutiérez Vega de una representación teatral en San Juan del Río, Querétaro, Diego Fernández de Cevallos y sus hermanos lo interceptaron y le apuntaron con una escopeta, mientras Fernández de Cevallos lo agarraba a latigazos. El abogado le dijo perro y comunista, y lo acusó de haberse burlado de su padre al llamarlo porfirista y reaccionario”.

Blog del autor: http://pedroecheverriav.wordpress.com

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter


Tags: Peña, populismo, Lázaro Cárdenas, neoliberal

Comentarios
Discurso Impecable de Fidel Castro y ¿Por qué MoReNa? @Taibo2 Paco Ignacio Taibo II

Pirámide capitalista
Pirámide capitalista. actualizada